Paraguay: acusan a Cartes de tener vínculos con contrabandistas colombianos y lavado de dinero

Identifican vínculo de empresa de Cartes con contrabandistas colombianos y lavado de dinero

Agentes holandeses y gobierno de Colombia identificaron una reunión entre un gerente de Cartes, que hoy ocupa cargo en el gobierno, y empresas dedicadas al contrabando de cigarrillos en dicho país, según El Tiempo de Colombia. Criminales y narcos lo utilizan para lavar sus fortunas.

Los cigarrillos de contrabando del presidente paraguayo se apoderaron del 20 % del mercado ilegalmente. El contrabando de su producción supera al contrabando de cocaína en la triple frontera.

Según una publicación del diario colombiano El Tiempo, uno de los más importantes, el contrabando de cigarrillo del presidente paraguayo Horacio Cartes en Colombia se apoderó del 20 por ciento del mercado y termina en manos de criminales, que lo utilizan además para lavar sus fortunas. En febrero se realizó una reunión entre un grupo especial de agentes holandeses de la RST –Special Policial Taskforce– con autoridades colombianas en el que trataron el multimillonario contrabando de cigarrillos paraguayos que ingresa legalmente por Aruba y Curazao y que termina en manos de estructuras criminales colombianas.

Fuentes estatales revelaron al medio que la RST ya ha recogido facturas, falsas o alteradas, de exportaciones de cigarrillos Ibiza y Mariner, que salen hacia la zona especial aduanera de Maicao (La Guajira). Se trata de las marcas insignia de la Tabacalera del Este S.A. (Tabesa), de propiedad del presidente de Paraguay, Horacio Cartes.

Y hay un dato más sensible, resalta El Tiempo: la RST tiene documentada una reunión, a finales de 2012, entre representantes de las comercializadoras investigadas y un miembro de la campaña de Cartes que hoy ocupa un cargo ministerial. (Lea también: En Brasil, contrabando de cigarrillos supera en volumen al de coca).

EL TIEMPO estableció que las tres empresas investigadas están ligadas a la familia Mansur, un viejo clan que incluso ya fue procesado en Estados Unidos por lavado de activos.

La información fue confirmada por fuentes judiciales. De hecho, después de que este diario reveló, en julio de 2013, que bandas criminales distribuyen los cigarrillos paraguayos, por iniciativa propia, autoridades locales le enviaron una comunicación al presidente Cartes exponiéndole las dimensiones que ha tomado el tráfico ilegal de los cigarrillos de la tabacalera de su familia.

Blanqueo

Los departamentos dejan de recibir más de 67 millones de dólares al año, por ingresos fiscales, que deberían ir a clínicas y hospitales, informaron los colombianos. Las pérdidas en ventas legales asciende a 209 millones de dólares y, lo que es igual de grave, las cajetillas de Cartes son usadas para lavar las fortunas de narcotraficantes colombianos, de la guerrilla de las Farc y de la banda criminal de ‘los Urabeños’.

Según la base de datos del Sistema Integrado de Comercio Exterior (Sicex), en 2012, Paraguay y Uruguay exportaron a Aruba y Curazao 7,5 billones de cigarrillos, que equivalen a 750 contenedores de 40 pies. Un estimativo indica que de esos contenedores, 330 entraron a La Guajira y nunca fueron reexportados, lo que significa que se los ‘tragó’ el contrabando.

Un grupo de periodistas investigativos de Brasil, Argentina, Perú y Costa Rica, articulados por el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), se unieron a la investigación de Colombia y rastrearon contenedores durante cuatro meses, visitaron zonas fronterizas, indagaron 60 empresas y lograron demostrar que el tráfico de cigarrillos paraguayos en la llamada triple frontera (Paraguay, Brasil y Argentina) superó en volumen al de coca y está a punto de sobrepasarlo en valor.

Una cifra obtenida por el diario Gazeta do Povo deja en evidencia el tamaño del negocio. Desde 2010, Brasil, uno de los principales receptores de esta mercancía, ha incautado 278 millones de dólares en marihuana, casi el triple en coca y 907 millones en cigarrillos paraguayos.

De hecho, un tío del presidente Cartes, Juan Domingo Viveros Cartes, está detenido en Uruguay, por tráfico de marihuana.

En Colombia, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) aprehendió el año pasado mercancía de contrabando por cerca de 79 millones de dólares. Y buena parte eran cigarrillos paraguayos de la marca Ibiza y Mariner.

Interceptaciones telefónicas hacen parte de la evidencia del ‘matrimonio’ entre traficantes, Farc y mafia, según El Tiempo. De hecho, la Fiscalía de Colombia indaga a 18 firmas en Maicao importadoras de cigarrillos y licores, todas ligadas a dos hermanos y a un comerciante guajiro que están conectados con las tres comercializadoras bajo investigación de la RST.

Cartes aún no le ha respondido a Colombia la carta con las quejas de los mandatarios locales, e igual conducta mantuvo con el grupo de periodistas investigativos al que no ha querido concederle una entrevista. Por su parte, voceros de su tabacalera insisten en que todas las exportaciones de sus cigarrillos son legales.

La reunión en Aruba

Agentes especiales de la policía RST holandesa tienen registros del ingreso a Aruba, a finales del 2012, de un colaborador de la entonces campaña a la presidencia de Paraguay de Horacio Cartes, hoy mandatario de esa nación.

La información en manos de los investigadores indica que dicha persona, que hoy está trabajando en uno de los ministerios, viajó a esa isla del Caribe para reunirse con un grupo de empresarios dedicados a la importación y distribución de cigarrillos producidos en Paraguay por la Tabacalera del Este (Tabesa), la fábrica del presidente Cartes y de su familia. La información indica que a la reunión asistieron, además, empresarios de nacionalidad brasileña, un uruguayo y otro panameño.

Niegan

EL TIEMPO contactó a un funcionario paraguayo que responde al perfil que se indaga. Pero dijo que no conocía Aruba y negó cualquier vínculo con los negocios de Cartes. “Jamás he estado en ese lugar. No tengo ningún vínculo comercial con tabacaleras. Mi relación con el Presidente solo es política”, aseguró. En los últimos meses, Cartes ha nombrado como sus asesores a varios ejecutivos que hacen parte de sus empresas privadas. Entre ellos aparecen Juan Carlos López Moreira y Osvaldo Gane Salum, ambos directivos de sus empresas tabacaleras.

“Son personas de mi absoluta confianza, que me están ayudando en el esfuerzo de hacer una gran gestión y eso es lo que importa”, aseguró Cartes en diciembre, cuando fue cuestionado por esos nombramientos.

 

http://ea.com.py/identifican-vinculo-de-empresa-de-cartes-con-contrabandistas-colombianos-y-lavado-de-dinero/

 

Investigación señala a Cartes como principal beneficiado en el contrabando de cigarrillos

Una publicación del medio brasileño Gaceta do povo señala que el cigarrillo “sustituyó” al narcotráfico como catalizador del poder político en el Paraguay y que el mayor beneficiado con el contrabando de ese producto es el presidente paraguayo Horacio Cartes.

Parte de un cargamento incautado de cigarrillos de la marca Eight, propiedad de Horacio Cartes. Foto: Gaceta do povo.

El medio de prensa detalla que el 30%  de los 3,3 billones de cajas de cigarrillos que se producen en Paraguay provienen de Tabacalera del Este, propiedad de Horacio Cartes, de los cuales a nivel local se consume solo el 2%. “El resto asegura al país el papel de proveedor mundial de cigarrillos piratas”, dice parte del informe.

Detalla que este cargamento inunda casi toda Latinoamérica e incluso llega a China e India. Señala que las empresas paraguayas dan un aspecto legal a las exportaciones a ciertos países, pero luego los cargamentos son ingresados de contrabando sus últimos lugares de destino, como la utilización de las zonas francas hasta llegar a países como Panamá y Aruba, desde donde los cigarrillos ingresan ilegalmente a Guatemala, México, Colombia, Venezuela y Ecuador.

“Prácticamente todo el cigarrillo pirata enviado a Aruba se destina a Colombia, transportado en lanchas por el mar del Caribe hasta Guajira. Desde Aruba los cargamentos también van a Surinam y Venezuela. De Curazao sigue a Colombia y Panamá, desde donde entra al resto de América Central. Guatemala ya es un centro logístico importante para la distribución a México”, describe el informe sobre el esquema utilizado para el contrabando.

Luego menciona otras rutas sin escalas como la Transchaco hacia Bolivia, aunque la mayor parte de la mercancía se destina a Argentina y Brasil. En este último circulan unas setenta marcas paraguayas, aclara.

Incautaciones 

Tabesa confirma en su página que la marca Eight es producida por la firma.

El reporte especifica que cinco marcas fabricadas por Tabesa representan el 49% de las incautaciones realizadas en Brasil, en tanto que en Argentina dichas marcas conforman el 45% de los decomisos. Entre estas la marca Rodeo conforma la mayor parte.

Calculando un precio de 1,50 dólares por cada atado de cigarrillo, las incautaciones totalizaron en los últimos cuatro años un valor de 958 millones de dólares. A pesar de que no existen exportaciones legales de Paraguay al Brasil, uno de cada cuatro cigarrillos que se consumen en este país proviene de tabacaleras instaladas en territorio paraguayo.

La publicación observa también que, aunque Cartes intente desligarse diciendo que no tiene responsabilidad en cómo se comercialice sus productos en otros países,  el hecho de que estos sean exportados en su mayor parte por medios ilegales necesariamente involucra al propietario en evasión de impuestos.

A este respecto cita el artículo 338 del Código Aduanero paraguayo, que establece que “las sociedades comerciales y no comerciales serán civilmente responsables del contrabando y de las sanciones administrativas autorizadas por el Código Aduanero, cuando fueren beneficiarias o financiadoras del contrabando, o cuando uno o más directores, gerentes, sub-gerentes son factores responsables de la sociedad y hubieren participado de las acciones u omisiones, manejos y operaciones realizadas para cometer el contrabando o encubrirlo”.

Por ello, añade, las empresas que se beneficien con estas operaciones son igualmente responsables del delito y sus miembros involucrados son pasibles de penas de cinco años de cárcel o multa.

 

http://ea.com.py/investigacion-senala-a-cartes-como-principal-beneficiado-en-el-contrabando-de-cigarrillos/

 

Mafia y Farc lavan fortunas con cigarrillos del presidente de Paraguay

Cajetillas salen de tabacalera de Horacio Cartes. Blanqueo suma 209 millones de dólares al año.

La segunda semana de febrero, un grupo especial de agentes holandeses de la RST –Special Policial Taskforce– se reunieron con autoridades colombianas para intercambiar información judicial. El asunto a tratar fue el multimillonario contrabando de cigarrillos paraguayos que ingresa legalmente por Aruba y Curazao y que termina en manos de estructuras criminales colombianas que ya se apoderaron de cerca del 20 por ciento del mercado nacional.

Aunque la información ventilada tiene carácter reservado, fuentes estatales le aseguraron a EL TIEMPO que la RST ya ha recogido facturas, falsas o alteradas, de exportaciones de cigarrillos Ibiza y Mariner, que salen hacia la zona especial aduanera de Maicao (La Guajira). Se trata de las marcas insignia de la Tabacalera del Este S.A. (Tabesa), de propiedad del presidente de Paraguay, Horacio Cartes.

Y hay un dato más sensible que terminaría introduciendo este tema en la agenda multilateral de los presidentes de América Latina: la RST tiene documentada una reunión, a finales de 2012, entre representantes de las comercializadoras investigadas y un miembro de la campaña de Cartes que hoy ocupa un cargo ministerial.

EL TIEMPO estableció que las tres empresas investigadas están ligadas a la familia Mansur, un viejo clan que incluso ya fue procesado en Estados Unidos por lavado de activos.

La información fue confirmada por fuentes judiciales. De hecho, después de que este diario reveló, en julio de 2013, que bandas criminales distribuyen los cigarrillos paraguayos, por iniciativa propia, autoridades locales le enviaron una comunicación al presidente Cartes exponiéndole las dimensiones que ha tomado el tráfico ilegal de los cigarrillos de la tabacalera de su familia.

El gran blanqueo

Los departamentos dejan de recibir más de 67 millones de dólares al año, por ingresos fiscales, que deberían ir a clínicas y hospitales. Las pérdidas en ventas legales asciende a 209 millones de dólares y, lo que es igual de grave, las cajetillas de Cartes son usadas para lavar las fortunas de narcotraficantes colombianos, de la guerrilla de las Farc y de la banda criminal de ‘los Urabeños’.

Según la base de datos del Sistema Integrado de Comercio Exterior (Sicex), en 2012, Paraguay y Uruguay exportaron a Aruba y Curazao 7,5 billones de cigarrillos, que equivalen a 750 contenedores de 40 pies. Un estimativo indica que de esos contenedores, 330 entraron a La Guajira y nunca fueron reexportados, lo que significa que se los ‘tragó’ el contrabando.

Un grupo de periodistas investigativos de Brasil, Argentina, Perú y Costa Rica, articulados por el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), se unieron a la investigación de Colombia y rastrearon contenedores durante cuatro meses, visitaron zonas fronterizas, indagaron 60 empresas y lograron demostrar que el tráfico de cigarrillos paraguayos en la llamada triple frontera (Paraguay, Brasil y Argentina) superó en volumen al de coca y está a punto de sobrepasarlo en valor.

Una cifra obtenida por el diario Gazeta do Povo deja en evidencia el tamaño del negocio. Desde 2010, Brasil, uno de los principales receptores de esta mercancía, ha incautado 278 millones de dólares en marihuana, casi el triple en coca y 907 millones en cigarrillos paraguayos.

De hecho, un tío del presidente Cartes, Juan Domingo Viveros Cartes, está detenido en Uruguay, por tráfico de marihuana.

En Colombia, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) aprehendió el año pasado mercancía de contrabando por cerca de 79 millones de dólares. Y buena parte eran cigarrillos paraguayos de la marca Ibiza y Mariner.

Interceptaciones telefónicas hacen parte de la evidencia del ‘matrimonio’ entre traficantes, Farc y mafia. De hecho, la Fiscalía de Colombia indaga a 18 firmas en Maicao importadoras de cigarrillos y licores, todas ligadas a dos hermanos y a un comerciante guajiro que están conectados con las tres comercializadoras bajo investigación de la RST.

Nombres y montos

En solo seis meses, el comerciante movió 3, 5 millones de dólares en importaciones desde Curazao y Aruba, y los hermanos, 2, 5 millones de dólares en el mismo lapso. Las transacciones fueron detectadas por la Polfa y coinciden con el registro de exportaciones e importaciones entregadas a EL TIEMPO por la Dirección de Impuestos y Aduanas (Dian).

La Unidad de Lavado de la Fiscalía, con el apoyo de la Polfa y de la Unidad de Análisis Financiero (Uiaf) adelanta la judicialización de estas personas, bajo el delito de enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Por eso pidieron que sus nombres se mantuvieran bajo reserva.

Lo que ya se puede ventilar es que los jefes del frente 59 y 19 de las Farc, Luis Alejandro Cuadras Solórzano, alias ‘León Guerra’ y Óscar Alberto Guerrero Celedón, al igual que el capo Marcos Figueroa, alias ‘Marquitos’ y la banda de ‘los Urabeños’, usan a estos comerciantes para lavar dinero de sus organizaciones criminales.

Las Farc y ‘los Urabeños’ empezaron por cobrarles ‘impuesto’ por cada camión con mercancía ilegal que pasaba por las tres grandes rutas de contrabando (Uribia, Majayura y los laterales del puente de Paraguachón), y terminaron por usar el negocio para blanquear el dinero de extorsiones y del tráfico de coca y gasolina venezolana.

Cartes aún no le ha respondido a Colombia la carta con las quejas de los mandatarios locales, e igual conducta mantuvo con el grupo de periodistas investigativos al que no ha querido concederle una entrevista. Por su parte, voceros de su tabacalera insisten en que todas las exportaciones de sus cigarrillos son legales.

Para hablar de la investigación de la RST, EL TIEMPO buscó a los Mansur en Curazao, pero una empleada de la firma Altac dijo que el único autorizado para referirse al tema, Irving Irausquin, estaba navegando. Y en Aruba, empleados de su firma Tabacal aseguraron que el encargado se encontraba pescando y que ellos desconocían los señalamientos.

Mientras hay una respuesta de fondo, el Gobierno colombiano alista varias medidas de choque para controlar el contrabando de cigarrillos y de otras mercancías. Entre otras, habilitará una especie de ‘lista Clinton’ en la que serán incluidos los locales, importadores y personas involucradas con operaciones de contrabando.

De manera paralela, la RST holandesa y la Policía colombiana avanzan en la investigación judicial, y no se descarta pedir apoyo de policías de otros países, incluidas la de Brasil, Argentina y Estados Unidos, que ya investigó y castigó a miembros de la familia Mansur.

Habrá una ‘Lista Clinton’ para contrabandistas

El gobierno Santos, la Policía y la Federación Nacional de Departamentos vienen estudiando medidas de choque para controlar el contrabando de cigarrillos, licor, gasolina y otras mercancías, y en los próximos días darán a conocer varias estrategias.

EL TIEMPO estableció que se creará una especie de ‘lista Clinton’, en la que mensualmente serán incluidos los locales, importadores y toda persona natural y jurídica involucrados con operaciones de contrabando.

La idea es que sean bloqueados en el sistema bancario y comercial, emulando el castigo que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos les aplica como castigo a los involucrados con las estructuras mafiosas y terroristas.

Además se habilitará una base de datos con placas de carros, matrículas de aviones y descripción de barcos que sean usados para trasportar contrabando. El propósito es monitorear permanentemente sus desplazamientos y bloquearles la flota a los contrabandistas.

Así mismo, se le pedirá a todos los municipios que adopten la ordenanza 15 de 2010, que rige en el departamento de Antioquia y que contempla el cierre de establecimientos que comercialicen contrabando. Algunos ya la adoptaron pero no la están aplicando.

La reunión en Aruba

Agentes especiales de la policía RST holandesa tienen registros del ingreso a Aruba, a finales del 2012, de un colaborador de la entonces campaña a la presidencia de Paraguay de Horacio Cartes, hoy mandatario de esa nación.

La información en manos de los investigadores indica que dicha persona, que hoy está trabajando en uno de los ministerios, viajó a esa isla del Caribe para reunirse con un grupo de empresarios dedicados a la importación y distribución de cigarrillos producidos en Paraguay por la Tabacalera del Este (Tabesa), la fábrica del presidente Cartes y de su familia. La información indica que a la reunión asistieron, además, empresarios de nacionalidad brasileña, un uruguayo y otro panameño.

EL TIEMPO contactó a un funcionario paraguayo que responde al perfil que se indaga. Pero dijo que no conocía Aruba y negó cualquier vínculo con los negocios de Cartes. “Jamás he estado en ese lugar. No tengo ningún vínculo comercial con tabacaleras. Mi relación con el Presidente solo es política”, aseguró. En los últimos meses, Cartes ha nombrado como sus asesores a varios ejecutivos que hacen parte de sus empresas privadas. Entre ellos aparecen Juan Carlos López Moreira y Osvaldo Gane Salum, ambos directivos de sus empresas tabacaleras.

“Son personas de mi absoluta confianza, que me están ayudando en el esfuerzo de hacer una gran gestión y eso es lo que importa”, aseguró Cartes en diciembre, cuando fue cuestionado por esos nombramientos.

Inteligencia
Esta es la estrategia de la Policía

Labores de inteligencia, investigaciones de tipo criminal y operaciones de aprehensión de material de contrabando son las tres puntas de lanza con las que la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), en cabeza del general Gustavo Adolfo Moreno, busca frenar el ingreso ilegal de cigarrillos, licor y otras mercancías. Para identificar a las bandas de contrabandistas que surten los mercados ilegales, la Polfa ha articulado su trabajo con otros organismos de inteligencia judicial y financiera. Sus hombres trabajan de la mano con la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf), la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía General y la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), en cabeza del almirante (r) Echandía.

De hecho, ya están en la mira siete blancos de gran valor, que son los encargados de mover el grueso del negocio que deja pérdidas al país cercanas a los 12 billones de dólares al año. También han logrado rastrear los movimientos de 13 cabecillas regionales de esas bandas y han conseguido la apertura de 22 investigaciones, que podrían resultar en condenas y millonarias multas.

Adicionalmente, la Polfa acaba de incorporar a su equipo un grupo de expertos en contabilidad y finanzas para que sigan las huellas de ese negocio, que termina afectando las arcas de los departamentos y la salud de los colombianos. Al grupo también fueron incorporados peritos especializados en el seguimiento de transacciones internacionales, para detectar los dineros que terminan en paraísos fiscales.

El grupo, conocido como Cinef, ya está tras el circuito que, por medio del contrabando de cigarrillos, licor, gasolina y otros productos, permite el lavado de activos que favorece a capos y a las bandas criminales como ‘los Urabeños’ y las Farc.

La Polfa y otras entidades del Gobierno han realizado varias cumbres para definir las estrategias que les permitirán mejores golpes y saber cómo se invertirán los 99 millones de dólares que el Gobierno utilizará para fortalecer la lucha anticontrabando y hacer inviable el negocio.

 

http://www.eltiempo.com/justicia/cigarrillos-del-presidente-de-paraguay-nutren-a-la-mafia_13709999-4

 

O patrão do tabaco

O cigarro substituiu o narcotráfico como catalisador do poder político no Paraguai. Ocupante do cargo que já foi de Stroessner, o presidente Horacio Cartes é o maior beneficiado pelo contrabando para toda a América Latina

O general Alfredo Stroessner perdeu o posto de entidade suprema do Paraguai em 1989, após 35 anos de corrupção, repressão, contrabando e tráfico de drogas. Comandante do exército, o general Andrés Rodriguez controlava o motor financeiro da ditadura: o narcotráfico nutrido pelos cartéis colombianos. Num golpe, Rodriguez depôs Stroessner e se apossou do país até 1993, ano em que um insólito empresário iniciava um negócio que viria a substituir o narcotráfico como catalisador do poder político. Não por acaso, 20 anos depois ele tomaria o lugar dos generais.

Maior expoente da vertiginosa indústria do cigarro destinado ao contrabando, Horacio Manuel Cartes Jara tomou posse na presidência do Paraguai em 15 de agosto de 2013. Era um modesto distribuidor de cigarros até abrir a Tabacalera del Este (Tabesa). O contrabando se revelou um bom negócio e as fábricas paraguaias saltaram de três, em 1993, para as atuais 32. Cartes impulsionou o setor e cresceu junto. Fez fortuna, ganhou a presidência. Mas ele não é só o presidente do Paraguai. É também o maior beneficiado pelo contrabando de cigarro.

A empresa de Cartes responde por 30% dos 67 bilhões de cigarros produzidos por ano no Paraguai, ou 3,3 bilhões de maços. Os paraguaios fumam só 2%. O resto assegura ao país o papel de provedor global de cigarro pirata. As cinzas do tabaco paraguaio se espalham por toda a América Latina. Nove rotas aéreas, marítimas e terrestres escoam o produto pelas vias do contrabando. Nas Américas, quase não há país livre do cigarro paraguaio, presente ainda na China e na Índia.

Os maus caminhos

As indústrias paraguaias tentam dar uma aparência legal às exportações, mas na maioria das operações a pretensa legalidade se perde pelo caminho. Seis dessas nove rotas usam três países da América Central para escoar o cigarro mundo afora. As cargas se movem entre as zonas francas desses países, de forma a despistar o contrabando. Do Panamá, as exportações são desviadas e as cargas chegam de forma clandestina a países como Guatemala, México, Colômbia, Equador.

Praticamente todo o cigarro pirata enviado para Aruba destina-se à Colômbia, levado em lanchas pelo mar do Caribe até La Guarija. Mas, de Aruba, parte das cargas vai também para o Suriname e a Venezuela. De Curaçao, segue para Colômbia e Panamá, de onde entra no resto da América Central. Já a Guatemala é um centro logístico importante para a distribuição ao México.

Outras três rotas não têm escalas. Numa delas, a rodovia Transchaco escoa as cargas para a Bolívia. Mas é para o Brasil e a Argentina que flui o maior volume de cigarro pirata. Setenta marcas paraguaias são contrabandeadas para o Brasil, segundo a Receita Federal. Cinco marcas fabricadas pelo presidente do Paraguai respondem por 49% das apreensões no país. Na Argentina, 45% dos cigarros piratas vêm da fábrica de Cartes. A marca Rodeo, da Tabesa, domina o mercado ilegal argentino, conforme as apreensões da Administração Federal de Ingressos Públicos.

A Receita Federal brasileira valora em US$ 1,50 o maço de cigarro paraguaio, para efeito contábil e indiciamento dos contrabandistas. Assim, as apreensões dos últimos quatro anos no país somam US$ 958 milhões, ou R$ 2,2 bilhões. Não existem exportações legais desse produto para o Brasil, embora um de cada quatro cigarros consumidos no país seja paraguaio.

A versão e a lei

“Não fazemos contrabando, produzimos e vendemos no Paraguai. O contrabando é um problema aduaneiro”, Cartes costuma dizer. Assim, se exime de culpa sobre como o cigarro entra em outros países. Porém, o Código Aduaneiro do Paraguai, lei federal n.º 2.422 de 30 de julho de 2004, lança suspeita sobre as evasivas de Cartes, uma vez que grande parte do que ele produz sai do país por meios ilegais. O artigo 336 tipifica como contrabando as ações ou omissões, operações ou manipulações, que introduzem ou tiram do país mercadorias ou bens de qualquer natureza em violação às leis que regulamentam ou proíbem sua importação ou exportação.

O Código Aduaneiro considera ilegal tanto o que entra quanto o que sai do país sem controle fiscal. “O contrabando constitui, além de uma infração aduaneira, um delito de ação penal pública. Aos efeitos penais e sem prejuízo do processo administrativo, os registros serão encaminhados à Justiça penal. O delito de contrabando será punido com uma pena de privação de liberdade de até cinco anos ou multa”. A lei estabelece a reciprocidade internacional em matéria de controle, mas o Paraguai não tem cumprido.

Responsáveis pelas fronteiras, a Direção Nacional de Aduanas, a Polícia Nacional e as Forças Armadas não consideram o contrabando um delito. A aprovação da atividade foi documentada em 2008 num despacho antológico da Aduanas. “Não existe prejuízo fiscal aduaneiro”, atestou ao mandar devolver aos donos 805 caixas de cigarro e duas fotocopiadoras industriais apreendidas pelo Ministério Público num porto clandestino do Rio Paraná, no momento em que seriam despachadas ilegalmente para o Brasil. Desde então, a atividade prossegue com endosso oficial.

A desculpa é sempre a mesma: o contrabando é uma questão social, muita gente vive dele e a atividade não afeta o fisco paraguaio. O problema, em suma, é do Brasil – e de qualquer outro país aonde o cigarro pirata chegar. Ainda que para as autoridades paraguaias a saída ilegal de mercadorias do país não constitua um delito – o presidente Cartes entre elas –, o Código Penal estabelece a figura de “tentativa de contrabando”, com a mesma pena do contrabando consumado: cinco anos de prisão ou multa.

O artigo 338 do Código Aduaneiro estende a responsabilidade a quem produz e vende produto destinado a contrabando. “As sociedades comerciais e não comerciais serão civilmente responsáveis pelo contrabando e pelas sanções administrativas autorizadas pelo Código Aduaneiro, quando forem beneficiárias ou financiadoras do contrabando, ou quando um ou mais diretores, gerentes, subgerentes são fatores responsáveis da sociedade e tiverem participado das ações ou omissões, manejos e operações realizadas para cometer o contrabando ou encobri-lo.”

Durante três meses a reportagem fez oito contatos com a assessoria direta do presidente Horacio Cartes. No início, a resposta era de que uma entrevista seria agendada. Depois, a assessoria nem sequer respondeu aos e-mails e telefonemas.

 

 

http://www.gazetadopovo.com.br/vidaecidadania/especial-imperio-das-cinzas/conteudo.phtml?id=1456153