Paraguay: fiscal renuncia por presión de políticos indagados por corrupción

La salida de Arregui de la Unidad Anticorrupción fue dispuesta días atrás por el fiscal general, Javier Díaz Verón, quien sostiene que se trata de una “rotación normal” en las sedes fiscales de todo el país. Sin embargo, los agentes anticorrupción ya se pronunciaron en contra del cambio y dijeron sentirse ahora “decepcionados y desprotegidos”.

Esta crisis en el Ministerio Público tiene su origen en las imputaciones hechas contra parlamentarios por agentes de la Unidad durante el 2013 y el principio de este año. En este periodo, los fiscales imputaron y pidieron el desafuero de los senadores Víctor Bogado, Carlos Filizzola y Enzo Cardozo, además de los diputados José María Ibáñez, Édgar Acosta, Milciades Duré y Carlos Núñez Salinas.

Paralelamente, tanto en el Senado como en Diputados ya dispararon en contra de los fiscales. En la Cámara Baja resolvieron llevar ante el Jurado de Enjuiciamiento a la fiscala Victoria Acuña, quien imputó al diputado Acosta, y en la Cámara Alta; el senador Enrique Bacchetta ya denunció un supuesto pedido de coima que afecta a Arregui.

INDECLINABLE. Una última reunión se dio ayer en la Fiscalía General en la que participaron los once fiscales anticorrupción, Arregui, Federico Espinoza –designado como nuevo adjunto de la Unidad– y el fiscal general. En ella, según contaron, Díaz Verón trató de disuadir a Arregui de su renuncia. Sin embargo, este se mantuvo en que renunciará porque no está dispuesto a aceptar presiones de políticos.

Esta reunión mantuvo un tono mucho más calmado que el encuentro del martes pasado en el que siete fiscales de la Unidad pidieron a Díaz Verón que reconsidere su decisión de trasladar a Arregui. Según trascendió, en esa ocasión, hubo una fuerte reprimenda por parte del titular del Ministerio Público, quien se mostró ofendido por el pedido de los agentes.

Por su parte, Díaz Verón se ratificó ayer en que no existe injerencia política alguna en la Fiscalía y anunció que él acudirá al Congreso cada vez que los parlamentarios convoquen a fiscales para explicar determinadas actuaciones. Además, aseguró que los once fiscales anticorrupción no serán cambiados de unidad.

En contrapartida, Arregui se retiró revelando que en los últimos meses ya había recibido varias advertencias de políticos. “La injerencia política en la Justicia es una realidad. Este es un proceso de construcción ciudadana, donde justamente esa ciudadanía ha demostrado muestras de valentía, coraje y de un camino sin retorno como para cambiar esto”, concluyó.

http://www.ultimahora.com/arregui-renuncia-al-cargo-y-el-poder-politico-gana-la-batalla-los-fiscales-n772909.html