Paraguay: periodista arrestado y torturado será investigado por “agresión” a policía

Fuster dijo que recibió una denuncia formulada por nota policial de la Comisaría Tercera Metropolitana, por supuesta agresión del periodista a un oficial la noche del 3 de enero, cuando el trabajador de prensa concurrió a la sede policial para realizar una cobertura de los arrestos de manifestantes que protestaron contra la suba del pasaje.

El agente expresó que actualmente se encuentra analizando la denuncia policial. Para el lunes citó a los oficiales de policía intervinientes, al comisario Édgar Galeano y al uniformado supuestamente agredido, el oficial ayudante Marcelo Méndez.

Fuster reconoció que al principio la policía no había informado de esto y “por eso levantaron la medida de detención” que pesaba contra el comunicador por supuesto “atropello a la comisaría y resistencia”.

El agente fiscal dijo que tratará de reunir elementos objetivos de prueba para contrastar las informaciones y eventualmente proseguir la investigación, imputar o desestimar. “No se descarta nada”, señaló.

Consultado sobre si se podría tomar alguna medida contra los oficiales por inventar la situación de agresión, ya que esa noche no se mencionó el hecho ni a la fiscalía ni a los funcionarios del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes (MNP), ni a la prensa, dijo que se tomarán todos los elementos en cuenta. Sostuvo que en caso de que se haya inventado la acusación corresponde al acusado o a la misma fiscalía tomar medidas al respecto contra quienes hayan elaborado un documento falso para intentar incriminar al periodista en hechos que no cometió.

Contradicciones

El informe del oficial ayudante Marcelo Méndez presenta claras contradicciones en el relato de la supuesta agresión, ya que en el acta policial dijo que intervino en defensa del subcomisario Jimmy Sosa y que recibió un golpe a la altura de la cabeza y el hombro. En cambio, en la declaración testifical ante el fiscal de derechos Humanos, Santiago González Bibolini, alegó que recibió un golpe de puño en el pómulo de parte del comunicador mientras se resistía a ser arrestado. En tanto, el informe médico realizado en el Hospital de la Policía consigna que el uniformado manifiesta haber recibido un golpe de codo.

En el acta de procedimiento dice que López, luego de “haber exigido en forma prepotente información sobre los aprehendidos durante la manifestación” contra la suba del pasaje (se acercó) “al Jefe de Servicios Sub Crio OS JIMMY SOSA, realizando un gesto como para golpearlo, momento en que el Oficial Aydte OS MARCELO MENDEZ, intento detenerlo, recibiendo el golpe a la altura de la cabeza, oponiendo en todo momento resistencia, para luego ser reducido con la ayuda de los personales de guardia, siendo aprehendido”.

Méndez añade que “intervine impactando dicho golpe a la altura de mi cabeza y brazo derecho (…). El que escribe es trasladado al Hospital de Policía para la realización de un diagnóstico médico como así también el aprehendido es trasladado al Centro de Emergencias Médicas”.

En cambio, en la declaración ante el fiscal de DD.HH. dice que “este periodista de apellido López que estaba en el grupo de las personas mencionadas, ni siquiera se presentó ni se identificó que era periodista, sino que se hacía pasar por un manifestante más, en ese momento observé que le empujó al sub comisario Jimmy Sosa en cuya defensa salí yo y recibí un golpe de puño a la altura del pómulo derecho, lo que hizo que pierda el equilibrio y retroceda uno o dos pasos atrás, en ese momento mis compañeros procedieron a aprehenderlo, esta persona se resistía y lanzaba golpes, y en característica de nuestra labor usamos una mediana fuerza para introducirlo al calabozo”.

Al ser consultado sobre si deseaba agregar algo más, dijo que “nos sorprende la agresividad de esta persona de apellido López por que nadie esperaba que fuera así, en ningún momento tampoco se presentó como periodista”.

El informe médico del Hospital Central de Policía  “señala que Méndez presenta un pequeño aumento de volumen a nivel del pómulo lado derecho”. Añade que el “paciente refiere dolor a ese nivel, producto del golpe con codo de terceras personas”.

El comisario dice que no está

López había señalado al comisario Édgar Galeano como el que dio la orden de arrestarlo e incluso participó de la agresión, pero su subordinado niega que el jefe policial haya estado presente en el momento, presuntamente por órdenes de sus superiores.

“El comisario principal de la comisaría es Walter Vázquez, él no se encontraba en ese momento, tampoco el sub jefe Crio. Édgar Galeano, éste se encontraba con el grupo de manifestantes sobre la calle Azara y llegó a la Comisaría 20 o 25 minutos después de la aprehensión de López”, declaró Méndez ante el fiscal de DD.HH.

Cabe recordar que López fue despojado de su cámara, que contenía imágenes del comisario Galeano y de otros policías que se encontraban en el lugar y momento en que fue arrestado. En la fiscalía ofrecieron otra cámara distinta como “trueque”, pero el ofrecimiento fue rechazado por el cronista.

En tanto, Dante Leguizamón, abogado de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), señaló que resulta llamativo que luego de conocerse el informe del MNP que concluye que la policía cometió hechos de tortura contra el periodista y los manifestantes, el fiscal Fuster de pronto se haya enterado recién dos meses después del informe médico que refiere la supuesta hinchazón de pómulo que presenta un uniformado.

Asimismo, expresó que, existiendo una denuncia contra los efectivos policiales, no se entiende por qué el fiscal González Bibolini citó para una declaración testifical al policía en lugar de llamarlo a una declaración indagatoria, ya que el uniformado está vinculado al caso en carácter de sospechoso y no de testigo.

Además de Méndez, el comunicador identificó entre los policías que lo golpearon al propio comisario Édgar Galeano, al oficial segundo José Jiménez y al subcomisario Jimmy Sosa, quien incluso amenazó a López mientras se encontraba en la celda haciéndole saber que conocía sus movimientos.

 

http://ea.com.py/periodista-arrestado-y-torturado-sera-investigado-por-agresion-a-policia/