Resurge el conflicto: El Salvador pide a Honduras “desocupación inmediata” de Isla Conejo

Funes protesta ante Honduras por isla Conejo

El mandatario salvadoreño presentó protesta ante el gobierno de Honduras, y mandó una carta a la ONU informando de provocaciones de Honduras.

El presidente de la República, Mauricio Funes, informó ayer que ha pedido al gobierno de Honduras “la desocupación inmediata” del territorio de la Isla Conejo en respeto a las normas del derecho internacional. El jefe de gobierno mandó ayer una carta al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en la cual protesta por la construcción, por parte de Honduras, de un helipuerto en la isla Conejo y por la visita que hizo el mandatario hondureño, el pasado 2 de febrero, en donde aseguró que la isla es “100 por ciento hondureña”.

“Mi gobierno le presenta su más enérgica protesta al gobierno de la República de Honduras por la realización de tales hechos, así como por las declaraciones vertidas en dichas ocasiones”, expresó el mandatario salvadoreño en la correspondencia oficial que mandó a su par hondureño. De acuerdo con un comunicado de Casa Presidencial, el presidente Funes dijo a su homólogo hondureño que las actuaciones que ha realizado (visitar la isla Conejo y construir el helipuerto) “afectan gravemente las fraternales relaciones que se han mantenido entre ambos Estados (El Salvador y Honduras)”.

“Mi Gobierno solicita al Gobierno de Honduras se abstenga de la realización de estos actos, solicitándole al mismo tiempo la desocupación inmediata de la isla salvadoreña de Conejo, de conformidad a las normas del derecho internacional”, añadió en la misiva.

Ayer, según una noticia de la agencia Efe, Honduras consideró “impertinente” la protesta, reiteró que la isla es hondureña y manifestó que “desea mantener relaciones pacíficas, fraternas y de amistad con sus vecinos”.

La protesta se dio un día después que diputados de la Asamblea Legislativa exigieran un pronunciamiento ante la construcción del helipuerto hondureño en la isla. Las peticiones de las fracciones podrían ser discutidas hoy durante la plenaria. El lunes pasado, el presidente electo para el periodo 2014-2019, Salvador Sánchez Cerén, dijo que la diferencia con Honduras por la isla se debe tratar por los canales diplomáticos. Un día después, anunció una gira por Centroamérica para tratar con sus pares los temas de integración y la isla Conejo, especialmente con el presidente de Honduras.

Queja ante la ONU

El gobierno salvadoreño mandó  una  nota al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, para expresarle que “lamenta y condena la actitud de provocación que el gobierno de Honduras realizó recientemente en la isla Conejo”, en la que inauguró un helipuerto y otras obras. En la misiva, firmada por el canciller Jaime Miranda, se expresa que con estas acciones el país vecino está mostrando “de manera irrefutable una actitud expansionista como consecuencia directa de la ocupación militar ilegal de Honduras en la isla Conejo, lo cual transgrede el derecho internacional y viola los propósitos y principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas, en particular el respeto de la soberanía de los otros Estados y la solución pacífica de las controversias”.

 

http://elmundo.com.sv/funes-protesta-ante-honduras-por-isla-conejo

 

Honduras califica de “impertinente” protesta de El Salvador sobre Isla Conejo

El gobierno de Honduras a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores se pronunció esta noche sobre las declaraciones del presidente del vecino país, Mauricio Funes, quien pidió la desocupación de la Isla Conejo.

– El Salvador mantiene la misma retórica sobre la Isla Conejo, sitio en el que Honduras ha ejercido soberanía desde siempre.

En ese sentido, Honduras desestima la nota en referencia por considerarla impertinente, y reiteraque ve con profunda preocupación la falta de cumplimiento por el gobierno de El Salvador de la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia del 11 de septiembre de 1992 en el caso de la controversia terrestre, insular y marítima, reza el comunicado de prensa de la Cancillería hondureña.

Este miércoles, el gobernante salvadoreño, protestó ante su homólogo de Honduras, Juan Hernández Alvarado, por la construcción de un helipuerto en la Isla Conejo (Pacífico), y le pidió su”desocupación inmediata”

“Mi gobierno le presenta su más enérgica protesta al Gobierno de la República de Honduras por la realización de tales hechos, así como por las declaraciones vertidas en dichas ocasiones”, expresó el mandatario salvadoreño a su homólogo Hernández, según un comunicado oficial consignado este día.

Por su parte, el presidente electo salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, abogó por el diálogo con Honduras sobre la Isla Conejo.

“Necesariamente tenemos que buscar un diálogo” con Honduras, “tenemos que buscar mecanismos diplomáticos que nos permitan que esa diferencia que existe sea respetando la soberanía de nuestro país”, declaró el izquierdista Sánchez Cerén a la prensa.

 “En ese sentido, nosotros también vamos, a través de las vías diplomáticas, a buscar ese diálogo”, añadió el actual vicepresidente salvadoreño, tras recibir su credencial como gobernante electo para el período 2014-2019, luego de ganar las elecciones del 9 de marzo.

Reacción de la Cancillería hondureña

Ante tales aseveraciones, la Cancillería hondureña reitera que el Fallo de la Corte Internacional de Justicia en el Diferendo Insular entre Honduras y El Salvador, en el sentido que las únicas islas que estuvieron en disputa en el contencioso ante la Corte, fueron la Isla de El Tigre, y las islas Meanguera y Meanguerita.

Asimismo, -reza el comunicado- que “una vez dictada sentencia, si una parte se resiste a cumplir lo que le corresponde, la instancia internacional competente para conocer del asunto es el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para asegurar el mantenimiento de la paz y de la seguridad internacional”.

La misiva oficial recuerda que la Corte Internacional de Justicia, reconoció en su Sentencia de 1992 que el régimen jurídico de dichas aguas es el de cosoberanía,fallo que El Salvador persiste en desafiar, dando lugar a incidentes que podrían afectar la paz y la seguridad de la región.

Finalmente, se reconoce que Honduras desea mantener relaciones pacíficas, fraternas y de amistad con sus vecinos, pero al mismo tiempo demanda de ellos que respeten los derechos que le han sido reconocidos por el principal órgano judicial de las Naciones Unidas.

El domingo anterior, como un acto de soberanía nacional y parte del impulso a la ruta turística del Golfo de Fonseca, el presidente Juan Hernández inauguró un helipuerto en la Isla Conejo.

De esta forma, el gobernante ratificó la soberanía que se tiene de este islote y pronunció que “es cien por ciento hondureño”.

Ombudsman: Basta leer la sentencia para darse cuenta que Conejo es de Honduras

En comunicación con Proceso Digital, el recién nombrado Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, aclaró que sólo basta con leer la sentencia del Tribunal Internacional para darse cuenta que la Isla Conejo siempre le ha pertenecido a Honduras.

Recordó que el presidente Hernández Alvarado en su última presencia en la Isla Conejo manifestó que lo importante era desarrollar proyectos conjuntos que beneficien a todas las comunidades de la zona.

“En el aspecto jurídico verdaderamente no hay ningún fundamento para una controversia. Lo que hay es una necesidad de un esfuerzo compartido y organizado entre Honduras y El Salvador, si es posible con Nicaragua en el lado que le corresponde tanto a lo interno como a lo externo del Golfo de Fonseca”, argumentó.

El nuevo Ombudsman hondureño es del criterio que basta leer la sentencia para darse cuenta que no hay razones para crear una polémica sobre la soberanía de la isla, mismas que siempre la ha ejercido Honduras.

“Desde el cargo que ocupo me compete velar por la satisfacción de las necesidades humanas y de protección del medio ambiente que existen en esa área en beneficio de todas las comunidades y sus seres humanos”, apuntó.

Recomendó a El Salvador examinar la sentencia y no abrir controversias donde no existen, porque podría obligar a Honduras a llevar el caso ante instancias internacionales, “sólo para decir lo que ya está escrito en el fallo, en el sentido, que sobre esa área (Isla Conejo) nunca ha existido controversia”.

Herrera Cáceres -quien además es doctor en Derecho Internacional de la Facultad de Derecho, Economía y Ciencias Sociales de la Universidad de París, Francia- puntualizó que “la misma sentencia se basa en la Isla de Conejo como punto de referencia hondureño para determinar el área limítrofe entre Honduras y El Salvador. Todos esos elementos están claramente establecidos. Las controversias deben tener una justificación, pero aquí no la existe y la soberanía de Honduras siempre ha estado en la isla”.

http://www.proceso.hn/2014/03/26/Nacionales/Honduras.califica.de/84160.html

Comunicado Cancillería de Honduras

http://www.sre.gob.hn/portada/2014/Marzo/26-03-14/comunicado%20oficial.pdf