Homenaje a Monseñor Romero: bautizan aeropuerto internacional con su nombre

El presidente Mauricio Funes oficializó el cambio de nombre del Aeropuerto Internacional de Comalapa por el de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, el arzobispo de San Salvador asesinado hace exactamente 34 años por un escuadrón de la muerte de extrema derecha.

A través de la develación de una placa en la terminal aérea, Funes puso en marcha el decreto aprobado el jueves por el parlamento, con los votos de 54 diputados, de un total de 84.

“Estamos convencidos de que es el ciudadano salvadoreño más conocido en todo el mundo. El que más alto ha puesto el nombre de El Salvador y se ha convertido en referente y guía espiritual de la nación”, dijo Funes acerca de la figura de Monseñor Romero.

El gobierno de Mauricio Funes ha impulsado una serie de homenajes para recordar al sacerdote, como el darle su nombre a una importante carretera que conecta la capital salvadoreña con el occidente del país, así como la apertura de una ruta turística en su honor.

La figura de Romero cobró relieve cuando siendo arzobispo, desde el púlpito en la Catedral Metropolitana, denunciaba cada domingo las violaciones a los derechos humanos que cometían la Fuerza Armada, así como la naciente insurgencia.

El religioso fue asesinado por orden del ya fallecido ex mayor de inteligencia Roberto d’Aubuisson, según investigaciones locales e internacionales, contenidas en el Informe de la Verdad, de las Naciones Unidas (ONU), de 1993. d’Aubuisson fue fundador del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que gobernó a El Salvador entre 1989 y 2009; en la actualidad es el mayor partido de oposición.

Precisamente, la bancada legislativa de ARENA votó en contra del cambio de nombre al Aeropuerto, el cual entró en funciones a principios de 1980.

“No sé por qué en estas más de tres décadas, el nombre de Monseñor Romero, a los dirigentes y diputados de ARENA les provoca cierta irritación, siendo que es el salvadoreño más universal”, cuestionó el gobernante.

La vida, obra, muerte y milagros de Romero están siendo procesadas desde 1994 por el Vaticano, a fin de declararlo Santo de la Iglesia católica. El proceso ha cobrado empuje luego de que en marzo de 2013 el mismo Papa Francisco ordenara su agilización después de un largo estancamiento.

Los predecesores de Francisco, Juan Pablo II y Benedicto XVI, sostuvieron en su momento que Romero es un “Mártir de la fe”, pero también existe un debate sobre si su asesinato puede considerarse como un “martirio” o causado por elementos sociales y políticos, lo cual ha retardado su proceso de canonización.

A finales de febrero, la Pontificia Comisión Para América Latina lo declaró como “víctima por ser fieles a la opción preferencial por los pobres”, lo que se considera como un paso trascendental en su proceso ante la Santa Sede.

Durante el acto en el que se rebautizó al aeropuerto, Funes explicó que con esto se da marcha al proyecto de renovación de la infraestructura  que se harán en dos etapas a un costo por encima de los 490 millones de dólares.

http://www.contrapunto.com.sv/gobierno/renombran-aeropuerto-comalapa-en-honor-a-monsenor-romero

 

En un mensaje, la Organización destacó que el otrora arzobispo metropolitano de San Salvador (1977-1980) fue además un promotor de la dignidad humana, en cuyo homenaje se estableció el Día Internacional para el Derecho a la Verdad en relación con las Violaciones Graves de los Derechos Humanos y para la Dignidad de las Víctimas.

Romero incluyó en sus homilías dominicales denuncias por los crímenes del Ejército y las autoridades del país centroamericano, y manifestó en público su solidaridad con las personas golpeadas por la represión y la pobreza.

“Nuestras conmemoraciones desafían los intentos de los asesinos de silenciar sus reclamos de justicia, y refuerzan la importancia de abrazar con firmeza las libertades fundamentales”, precisó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a propósito de la fecha, establecida en 2010 por la Asamblea General.

Ban consideró el Día que honra al prelado salvadoreño una ocasión propicia para preservar la memoria de las víctimas de violaciones graves de los derechos humanos en todo el mundo y para honrar a quienes luchan por defender, promover y proteger los mismos.

También debemos reiterar la importancia de informar a las sociedades sobre sus derechos y los riesgos de transgresión, en aras de resguardarlas de los abusos, subrayó.

El Secretario General de Naciones Unidas ratificó el compromiso de la Organización con el apoyo a los esfuerzos para descubrir violaciones de los derechos humanos en el planeta, y garantizar la justicia y la reparación a las víctimas.

Además, pidió el respaldo mundial a las comisiones de la verdad y otros mecanismos destinados a impedir que se repitan hechos como el asesinato de Romero y de defensores de la dignidad humana.

En ese sentido, resaltó el nombramiento de un Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, decidido el año pasado por el Consejo de Derechos Humanos.

http://voces.org.sv/2014/03/24/onu-rinde-homenaje-a-monsenor-romero/