Argentina: diez condenados por caso emblemático de trata de personas

Por Soledad Vallejos

A doce años y cinco días de que sus padres, su marido y su hija vieran por última vez a Marita Verón, la Justicia tucumana dictó condenas de entre 22 y 10 años para diez responsables de su secuestro y explotación sexual. Desde la tarde de ayer, dos personas deben cumplir 22 años de prisión como coautores y otras ocho entre 22 y 10 años por haber sido encontradas partícipes necesarios con diferentes grados de responsabilidad. El tribunal leyó las sentencias poco después de las 14.30 ante una sala colmada, en la que escuchaban Susana Trimarco y su hijo Horacio, hermano de Marita. Para los mellizos José “Chenga” y Gonzalo “Chenguita” Gómez, la Justicia dictó 22 años de prisión por considerarlos coautores de “retención y ocultamiento agravado (…) para el ejercicio de la prostitución”; para Daniela Milhein y su ex pareja, Alejandro González, también considerados coautores, 18 años. Para los demás seis condenados, considerados todos partícipes necesarios, las penas difirieron: a Carlos Luna y el ex policía Pascual Andrada, les correspondieron 17 años; a María Azucena “doña Claudia” Márquez, 15; a Humberto Derobertis, 12; a Mariana Natalia Bustos y Paola “doña Patricia” Gaitán, 10. Al fin de la audiencia, Trimarco dijo estar “conforme” porque “encontramos un poco de paz para mi hija, además de justicia para esas otras chicas a las que estos delincuentes les hicieron tanto daño”. Hasta último momento, agregó Trimarco, hasta el fin mismo de la audiencia en la que finalmente la Justicia provincial dictó condenas por el caso que volvió visible la trata de personas de Argentina, ella abrigó una expectativa. “Esperaba un grito que diga dónde está, esperaba que digan ‘búsquela en tal lado’”, contó. Por eso la madre de Marita advirtió que el fallo cierra una etapa, pero no termina la búsqueda: “Seguiremos peleando hasta que sepamos qué hicieron con mi hija”.

“Estas condenas dan un final a algo que costó sangre, sudor y lágrimas. No hay nadie contento y alegre, pero esto da la tranquilidad espiritual de que Susana demostró judicialmente que lo que ella denunciaba era verdad, que no era una novela ni nada de lo que decían. Y para nosotros es una reivindicación profesional. Una cosa es que te ganen un partido, otra que te lo roben, y nosotros en 2012 tuvimos la sensación de que nos robaron el juicio”, reflexionó en diálogo con Página/12 José D’Antona, abogado de la querella junto con Carlos Garmendia.

Entre el fin de la audiencia y la primera hora de la noche, nueve de los condenados fueron trasladados para cumplir prisión preventiva, mientras que la décima condenada fue conducida a una casa en la que cumplirá prisión domiciliaria al menos durante los siguientes quince días. Al terminar la lectura de las condenas, el secretario del tribunal, Carlos Lix Klett, informó que los fundamentos de los jueces Emilio Páez de la Torre, Dante José Ibáñez y Juana Juárez serán dados a conocer el jueves 24 de abril.

Con el dictado de penas en la audiencia, el tribunal completó lo iniciado por la Corte Suprema de Justicia de Tucumán en 2013, cuando revisó el fallo absolutorio dictado en 2012 por los camaristas Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina (ambos, hoy en camino a la jubilación) y Eduardo Romero Lascano. En diciembre del año pasado, el máximo tribunal se sirvió de las mismas pruebas, las mismas declaraciones y los mismos testimonios evaluados el año anterior, y entendieron que esos materiales eran lo suficientemente “contundentes” como para condenar a 10 de los 13 imputados que llegaron a aquel debate oral. Las tres excepciones tuvieron diferentes motivos: Lidia Irma “Mamá Lili” Medina, madre de los mellizos Gómez y presunta cabecilla de la red de prostíbulos riojanos, falleció en febrero de 2013, en prisión, donde se encontraba por otra causa; en cuanto a los hermanos María Jesús y Víctor Rivero, en cambio, acusados por la autoría intelectual y efectiva del secuestro de Marita, respectivamente, la Corte entendió que no había más que “sospecha desprovista de la certeza necesaria” para considerarlos responsables.

La audiencia de ayer transcurrió en dos partes. Por la mañana, luego del breve alegato en el que la condenada Mariana Natalia Bustos se declaró inocente, el tribunal pasó a un cuarto intermedio para deliberar. Pasadas las 14, acusados, fiscalía y querella volvieron a ingresar en la sala para escuchar la decisión de los jueces. Los fiscales Manuel López Rougés y Carlos Sale habían pedido 25 años de prisión para los mellizos Gómez, Natalia Milhein y Alejandro González, algo en lo que habían coincidido los abogados de Trimarco. Para los restantes seis condenados, la querella había solicitado 24 años, por considerar que sus responsabilidades eran similares, al tener roles intercambiables en la estructura dedicada a la trata y la explotación de la que fue víctima Marita. En cambio, la fiscalía había pedido 20 años para Luna, Márquez, Bustos y Andrada, y 15 para Gaitán y Derobertis.

El tribunal optó por condenas levemente menores en todos los casos.

Antes de la audiencia, los defensores de los condenados habían advertido que recurrirían las condenas. En ese caso, contarán con dos instancias: un recurso de casación ante la Corte Suprema provincial y, luego, un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de la Nación.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-243734-2014-04-09.html