Autodefensas de Michoacán rechazaron plan de desarme propuesto por el gobierno

Autodefensas de Michoacán rechazaron plan de desarme propuesto por gobierno

La violencia, las masacres y el narcotráfico no han cesado en Michoacán, advierten ciudadanos en La Ruana, es por esto que cientos de michoacanos que radican en Estados Unidos advirtieron que seguirán apoyando con armas si es necesario, para limpiar su tierra del crimen.

Genesis Godínez, Representante de la Comunidad de San José, que agrupa a decenas de mexicanos nacidos en Michoacan pero que emigraron a la unión americana, advirtió que ni ante el llamado del Comisionado, Alfredo Castillo, se desarmarán.

“Desde el extranjero seguiremos apoyando con información, económicamente para las personas que están quedando desamparadas.Si es necesario los vamos apoyar con la compra de armas, si no hacen su trabajo”, advirtió.

Como EL UNIVERSAL publicó el 2 de febrero en el reportaje “Las transferencias al Doctor Mireles”, la ayuda de los mexicanos radicados en ese país, ha sido fundamental para el financiamiento de las autodefensas de Michoacan, y han realizado aportaciones ecnónomicas a la cuenta del doctor, José Manuel Mireles.

La activista considera que desde hace tiempo el Gobierno esta apoyando abiertamente a los malos, dejando a los buenos solos. “El señor Hipólito Mora denunció a Simón “El Americano” y al cártel que esta formando, la respuesta fue encerrar a Hipolito y desarmar a las autodefensas de La Ruana”.

Denunció que anoche un grupo armado al mando de “El Americano”, uno de los lideres del pueblo de Buena Vista, trató de sacar a los ciudadanos de sus casas para que se unieran a sus grupos de autodefensas o abandonen Michoacán.

“Hoy queremos al Éjercito y la Marina, en el pueblo este domingo se harán denuncias y sacarán a los infiltrados, por que son asesinos, traficantes de organos, de drogas”, dice enojada desde Estados Unidos la Michoacana, originaria de La Ruana.

Advierte: “Pero si necesitamos mandarles dinero para que compren mas armas lo vamos a hacer, por que no podemos seguir permitiendo que nos sigan matando, no permitiremos más masacres”.

 

http://www.proceso.com.mx/?p=369617

 

“Seguiremos armados, seremos una piedra en el zapato”: autodefensas

El comisionado para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo, lanzó un ultimátum: el próximo 10 de mayo todos los integrantes de las autodefensas de la entidad deberán desarmarse. El anuncio generó una reacción airada de los grupos de ciudadanos que se armaron para defenderse del crimen organizado, quienes le reviraron con otro plazo perentorio: ese mismo 10 de mayo el gobierno federal debe cumplir su compromiso de limpiar al estado de delincuentes, y si así no fuera, sentencia José Manuel Mireles, el líder de Tepalcatepec, “que no nos ayuden pero que no nos estorben”. Y si las cosas no cambian, el propio Mireles entrevé un horizonte de insurgencia social.

APATZINGÁN, Mich. (Proceso).- La situación en la Tierra Caliente michoacana se tensó aún más luego de que las autodefensas rechazaran el plan de desarme lanzado por el comisionado de seguridad, Alfredo Castillo Cervantes, quien puso como plazo el 10 de mayo.

El martes 8 más de mil autodefensas desarmados, a bordo de decenas de vehículos, formaron una caravana para mostrar su fuerza ante las amenazas del gobierno de Enrique Peña Nieto de desarmarlos en las cien poblaciones donde ya tienen presencia.

Tras recorrer 30 kilómetros desde Apatzingán a Nueva Italia, el líder de esos grupos, José Manuel Mireles, advirtió que pretenden seguir armados y serán la “piedra en el zapato” para Peña Nieto en lo que resta de su gobierno.

Agregó que si el gobierno federal no cumple su tarea constitucional de dar protección y justicia a la ciudadanía, el fenómeno de las autodefensas se reproducirá en otros estados, creando las bases de una insurgencia social; adelantó que ciudadanos de Nuevo León, Zacatecas, Puebla y Quintana Roo ya le han pedido ayuda para formar sus propios grupos.

Ese mismo martes 8 Peña Nieto viajó a la capital del estado y al municipio de Chilchota acompañado del gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, quien se mantuvo en un discreto segundo plano, mientras Mireles rechazaba las afirmaciones gubernamentales de que la entidad está en paz y ya recuperó la tranquilidad.

“Cueste lo que cueste y sin importar lo que se tenga que hacer para hacer valer y respetar el estado de derecho, se le brindará seguridad y tranquilidad a Michoacán”, sostuvo Peña Nieto en Chilchota, donde no aludió a la detención del exgobernador interino Jesús Reyna por sus presuntas relaciones con Los Caballeros Templarios.

Al mismo tiempo Mireles insistía en los temas de inseguridad y violencia. “El estado sigue siendo un infierno, Michoacán está en llamas. Dos días después de que Castillo anunció el desarme comenzaron a rondar automóviles con hombres encapuchados y armados. Es gente de Los Zetas y del Cártel del Golfo que quiere regresar. Si dejamos las armas nos van a matar”, dice en entrevista con Proceso.

 

http://www.proceso.com.mx/?p=369617