Bolivia: Evo Morales inaugura Cumbre Juvenil Latinoamericana y llama a acabar con el imperialismo

Evo pide a asistentes acabar con el imperialismo

El presidente Evo Morales inauguró la Cumbre Juvenil Latinoamericana, que congregó a cerca de cuatro mil jóvenes del continente. A ellos Morales les pidió elaborar propuestas que permitan acabar con el imperialismo y el capitalismo para liberar al mundo. 

“En el fondo es cómo plantearnos una tesis política en el futuro, no sé en qué tiempo, acabar con el imperialismo y el capitalismo si queremos liberar a todo el mundo. Mi gran deseo es cómo desde aquí, desde América Latina, con propuestas, con políticas, con programas para liberar a todos los seres humanos que viven en el mundo”, afirmó el Primer Mandatario en el acto de apertura del evento internacional que se desarrolla en la Fexpocruz, en la capital cruceña. 

El Jefe de Estado aseguró que los grandes enemigos de los pueblos del mundo son el imperialismo, el capitalismo y el colonialismo. 

“Si identificamos al enemigo con seguridad podemos fácilmente integrarnos, unirnos, liberarnos, pero también con propuestas, propuestas muy concretas para la vida y para la humanidad”, afirmó en su discurso, que se centró en las experiencias bolivianas que se gestaron para consolidar la liberación del pueblo a través de exitosas políticas y medidas gubernamentales.

Morales demandó a los asistentes a este evento trabajar en estos planteamientos, de cara a la Cumbre del G-77+China, que apunten no sólo a reducir o erradicar la extrema pobreza, sino que las diferencias entre las familias se achiquen y no sigan creciendo. 

“Aquí no solamente (se trata sobre) cómo erradicar la pobreza, sino erradicar la exagerada riqueza de pocas familias”, señaló el Jefe de Estado. 

En este marco pidió a los representantes latinoamericanos forjarse como una juventud antiimperialista, anticolonialista y anticapitalista. 

“Si estamos convencidos (de que) el capitalismo es el peor enemigo de la humanidad, por qué no prepararnos organizarnos. Aclarando, la propiedad privada siempre será respetada en Bolivia”, afirmó.

Por ello demandó erradicar de cada uno los sentimientos personalistas, egoístas, individualistas, acaparadores y manipuladores, y primar el bien común antes de los intereses personales o de grupo. 

Morales afirmó que los países capitalistas e imperialistas siempre tratarán de limitar el crecimiento de los países que no comulgan con esa forma de dirigir una nación, y por lo tanto tratarán de someter y provocar conflictos internos, generando así la oportunidad de una invasión. 

En este marco recordó los eventos ocurridos en Libia y no dejó de mencionar la situación que se vive en Venezuela, afirmando que el verdadero motivo por el cual se está generando cierta inestabilidad para el gobierno de Nicolás Maduro es recuperar el control del petróleo venezolano para intereses extranjeros. 

“El problema no es Maduro, el problema es el petróleo venezolano. Lo que yo siento es que están provocando desde el imperio; si no es un golpe de Estado, están provocando una guerra civil”, advirtió a tiempo de comprometer todo el apoyo para el Gobierno democráticamente constituido en el país caribeño. 

“Hay intereses políticos externos de un enfrentamiento interno y a veces cuando se da la oportunidad de intervención militar, intervención de la OTAN, (es) para una dominación política, para robar, para saquear nuestros recursos naturales, y (en este caso) está mirando Estados Unidos, el Gobierno de Estados Unidos el petróleo venezolano”, afirmó.

Reiteró el apoyo del Gobierno boliviano para defender los recursos naturales de los pueblos, que son la clave para consolidar la liberación económica de los pueblos latinoamericanos. 

Puso como ejemplo lo que sucede en otras partes del mundo, como es el caso de África, donde afirmó que empresas transnacionales “se están robando (los recursos naturales), ni se imaginan”, por lo que recalcó la importancia de que los pueblos del mundo aprendan a luchar y se liberen del yugo del imperialismo para recuperar las riquezas de sus territorios y acabar con el saqueo. 

Política de servicio al pueblo

También reflexionó a los jóvenes asistentes a la cumbre acerca del verdadero sentido de la política, que no es de provecho personal, sino de servicio al pueblo. 

“La política no puede ser negocio ni beneficio, si alguien quiere hacer política que esté convencido de que la política ahora es servicio, esfuerzo, más compromiso con el pueblo; antes la política era negocio para la clase política”, señaló.

Plasmó su reflexión a través de su propia experiencia al frente del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS – IPSP), cuando el político era visto en Bolivia como sinónimo de mentira, robo y falsedad. 

Tras transformar el concepto de política mediante la conformación del instrumento político del MAS afirmó que “poco a poco nos está gustando la política, pero servicio no beneficio, un compromiso con el pueblo boliviano”. 

Recordó que cuando se forjaba el movimiento político indígena originario campesino, en toda América Latina se gestaban movimientos para que los pueblos indígenas pasen de la resistencia a la toma del poder. 

“Para qué era la toma del poder, para que nosotros mismos podamos gobernarnos, y en Bolivia podemos decir estamos cumpliendo esa decisión tomada por el movimiento indígena de toda América”, reseñó. 

La cumbre de juventudes, a la que asistieron representantes de al menos 14 países, es uno de los eventos preparatorios de cara a la Cumbre del G77+China, que se desarrollará el 14 y 15 de junio en Santa Cruz de la Sierra y donde se plantearán, entre otros puntos, el cambio climático, la agenda pos-2015 y la erradicación de la pobreza. 


Sinopsis

El presidente Morales se dirigió a más de cuatro mil jóvenes representantes de 14 países de Latinoamérica, pidiéndoles que trabajen propuestas que permitan liberar al mundo del flagelo del capitalismo, imperialismo y colonialismo.

A través de la experiencia boliviana mostró cómo los países pueden liberarse política, democrática y económicamente.

Morales afirmó que no solo se debe pensar en erradicar la pobreza, sino en acabar con las diferencias abismales entre familias pobres y otras extremadamente ricas.

Pidió a los representantes latinoamericanos practicar un modelo de política de servicio a su pueblo y no para alcanzar el bien propio.

REFLEXIÓN

El Presidente boliviano pidió a los jóvenes latinoamericanos trabajar para acabar con el saqueo del imperialismo.

Bolivia consolidó su liberación política, democrática y económica

El presidente Evo Morales explicó a los jóvenes asistentes a la Cumbre Juvenil Latinoamericana cómo fue que Bolivia pudo consolidar sus procesos de liberación democrática, política y económica. 

Se refirió en primera instancia al proceso de transformación a través de la elaboración y aprobación de un nuevo texto constitucional que evite el saqueo de los recursos naturales y consolide el acceso de los servicios básicos como un derecho humano y no como un medio de lucro para las empresas privadas.

Ejemplificó varias de las mentiras que se esgrimieron desde la derecha para descalificar el proceso constituyente, por ejemplo al afirmar que se acabaría con la educación privada o con la propiedad privada. 

Incluso relató los recursos a los que apelaron los opositores durante el proceso de campaña, previo a la aprobación mediante voto ciudadano para la nueva Constitución, como la elaboración de afiches donde se comparaba a Evo Morales con un demonio. 

Sin embargo destacó el compromiso y conciencia del pueblo boliviano que pese a esa campaña sucia aprobó la nueva Constitución Política del Estado con cerca de 70 por ciento de los votos, permitiendo acabar con el Estado colonial y dando paso al nacimiento de una Bolivia plurinacional, “donde todos, profesionales y no profesionales, del campo y de la ciudad, tienen los mismos derechos, es una forma de liberarnos políticamente”.

Recordó que en los gobiernos neoliberales, ministros y jefes policiales y de las Fuerzas Armadas requerían de un aval de la Embajada de Estados Unidos para ser designados, también apuntó al Fondo Monetario Internacional (FMI), que era quien dictaba las políticas económicas a aplicarse. 

Por ello explicó que se determinó declarar persona no grata al entonces embajador estadounidense Philip Goldberg, para acabar con la ingerencia extranjera. 

También se refirió al proceso de nacionalización de los hidrocarburos, en 2006, que permitió acabar con el Estado mendigo, devolviendo la potestad sobre las riquezas bolivianas al pueblo, sin injerencia del Banco Mundial (BM) o el FMI. 

Recordó que en el inicio de su mandato se negó a mantener la política de vivir de las donaciones o préstamos de entes extranjeros, lo cual acabó con la nacionalización de los hidrocarburos, por lo que reafirmó la importancia de que los recursos naturales estén bajo control de los pueblos.

 

http://www.cambio.bo/index.php?pag=leer&n=111316