Migrantes centroamericanos marchan y exigen liberar tránsito hacia EEUU

Piden indocumentados centroamericanos garantías de tránsito libre en ruta a EU

Como lo entiende la gente sencilla al hacer una visita y plantear una petición, un millar de centroamericanos indocumentados que en su paso desde El Naranjo, frontera con Guatemala, formaron una tumultuosa caravana, llegaron ayer, antes de las 15 horas, marchando a las rejas de Los Pinos, para solicitar una audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto.

Una comisión de seis representantes, entre hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, fue recibida por funcionarios de atención ciudadana, ante quienes expresó la demanda central de su movimiento: Asegurar el derecho de tránsito libre, sin humillaciones ni violencia, en nuestra ruta hacia la frontera norte. Recibió una respuesta burocrática: transmitirán al mandatario su solicitud de audiencia.

Apenas la semana pasada, otra caravana de hondureños discapacitados, migrantes mutilados por accidentes en la vía ferroviaria regresaron a su país desde esta capital, donde esperaron varios días, infructuosamente, ser recibidos por Peña Nieto.

A las 13:30 en punto, custodiados por patrullas capitalinas, los 18 autobuses en los que se traslada la caravana hicieron su ingreso a la glorieta del Ángel de la Independencia, donde los esperaban activistas de distintas organizaciones de solidaridad con el pueblo migrante, quienes le brindarán durante su estadía apoyo logístico, alimentación y hospedaje. Venían procedentes de Puebla, donde pernoctaron la noche anterior. De ahí marcharon a Los Pinos.

A las 19 horas sostuvieron una prolongada reunión de trabajo con el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, en el Palacio del Ayuntamiento. Los colaboradores del jefe de Gobierno expusieron ante los centroamericanos algunos de los programas que despliega la administración capitalina para la atención de la población que migra.

La sesión de trabajo con las autoridades capitalinas se reanudará hoy, en el albergue donde acogieron al numeroso grupo, de la orden de las religiosas josefinas, por el rumbo de la Villa de Guadalupe.

De acuerdo con lo que sostienen los propios migrantes, muchos de ellos tienen pensado continuar a partir del Distrito Federal su camino hacia la frontera de Estados Unidos.

Las organizaciones que apoyan y representan a los migrantes de la caravana son: Movimiento Migrante Mesoamericano, Cultura Migrante, Colectivo Ustedes Somos Nosotros, Colectivo los Migrantes nos Necesitan y Organización el Kilómetro del Migrante.