Crece el diálogo con la Unión Europea antes de la firma del Acuerdo de Cooperación

Cuba y la Unión Europea (UE) dan nuevos pasos en su vinculación, en la antesala de las negociaciones para un Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación, que tendrán lugar próximamente en esta capital.

Durante cuatro días expertos cubanos y de la UE intercambiaron experiencias en temas económicos y comerciales, de acuerdo a un programa inaugurado aquí como parte de la colaboración bilateral iniciada en 2008.

El proyecto Programa de Intercambio de Expertos Unión Europea-Cuba contempla temáticas como estadística, administración tributaria, modelación económica y desarrollo local.

También sobre normativas comerciales de la UE, cooperación económica internacional, seguridad alimentaria y medio ambiente, entre otros.

El embajador de la UE en esta capital, Herman Portocarrero, dijo que el intercambio de especialistas servirá de apoyo a la actualización del modelo socio-económico cubano.

Siempre logramos trabajar juntos en la cooperación y con criterios compartidos. Es un proceso de aprendizaje que nos sirve para el dialogo político que está por empezar, enfatizó.

Europa y Cuba decidieron en octubre de 2008 reiniciar el diálogo político y la cooperación sobre bases recíprocas, con carácter incondicional y no discriminatorio, con pleno respeto a la igualdad soberana de los Estados.

También en respeto al marco jurídico y al ordenamiento institucional de las partes, y en total apego al principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

La mayor de las Antillas es una de las pocas naciones del continente que no dispone de un Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación en sus relaciones con la UE, que había estado condicionando hasta hora sus vínculos políticos con La Habana. En febrero pasado, los ministros de Relaciones Exteriores de esa agrupación dieron su visto bueno a las directivas de la futura negación y las primeras reuniones oficiales están planificadas para la próxima semana.

Tanto el embajador Portocarrero como Raúl Becerra, director de Política Comercial con Europa del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) de Cuba coincidieron en el buen momento para reorientar los vínculos bilaterales.

Becerra encomió la cooperación en sectores como la seguridad alimentaria, medio ambiente, energías renovables, cultura, patrimonio y prevención de desastres naturales.

Subrayó que a partir de este año la isla accedió al Instrumento de Cooperación al Desarrollo de la Comisión Europea, por el cual se ha beneficiado con recursos de programas temáticos y regionales.

Cuba también fue incluida como país beneficiario de los fondos geográficos del Instrumento de Cooperación al Desarrollo para el período 2014-2020.

En el proyecto de intercambio de expertos que sesionó aquí participaron por la parte cubana el Instituto Nacional de Investigaciones Económicas y la Oficina Nacional de Estadística e Información.

Lo propio hizo la Oficina Nacional de Administración Tributaria y el Centro Superior del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, con el auspicio del Mincex y el Ministerio de Economía y Planificación.

Como operador europeo del programa funge la Fundación Internacional para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (Fiiapp).

Se trata de una institución pública española que presta servicio a las administraciones en materias de cooperación internacional.

Movilizamos el conocimiento de las administraciones hacia otras en procesos de reformas, actualización o modernización, sostuvo Tobias Jung, director del área de desarrollo económico y medio ambiente de la Fiiapp.

Los nuevos aires entre Cuba y la UE también soplaron con la reciente visita del canciller francés Laurent Fabius a La Habana, donde sostuvo una larga e inédita reunión con el presidente Raúl Castro.

Fabius se hizo acompañar por empresarios de su país, interesados en las oportunidades que ofrece la nueva ley de inversión extranjera de Cuba, donde operan unas 60 empresas galas, entre estas el grupo Accor, Air France, Alcatel, Boygues, Pernod-Ricard y la petrolera Total.

El titular del Exterior calificó de injustificable la política de cerco ejercida por Washington contra la isla y puntualizó que esa postura se reafirma cada año con el voto de Francia a favor de la resolución contra el bloqueo en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Ahora que se entabló un acuerdo de libre comercio entre los Estados Unidos y la Unión Europea, es altamente deseable que la situación evolucione”, apuntó.

Con el impulso de Francia, la UE se está acercando nuevamente a Cuba, concluyó.

 

http://prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2608771&Itemid=1