El regreso del Banco Mundial – Periódico Hoy, Ecuador

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El Gobierno de la revolución ciudadana ha dado un giro en su política de financiamiento exterior al anunciar su decisión de tomar un préstamo por $1 000 millones del Banco Mundial, a un plazo de 30 años, y una tasa de interés del 1,24%. “Vamos a aprovechar esa fuente de financiamiento barata y a largo plazo”, dijo el presidente Rafael Correa al confirmar una información que había sido difundida inicialmente por la embajadora de Ecuador en Washington, Nataly Celi.

El Gobierno sorprende por la manera tan alegre –por decir lo menos – con la que cambia de posiciones, también por el hecho de no sentirse obligado a explicar giros tan contradictorios frente a su anterior discurso.

El Gobierno se ha limitado a señalar que hoy toma el préstamo del Banco Mundial porque no viene, como en el pasado, unido a una serie de condicionamientos en el manejo de la política económica. Aún más, el presidente simplemente ha dicho que el Banco Mundial va a prestar al Ecuador por las buenas condiciones en las que se encuentra la economía del país.

La discreción del Gobierno no puede ocultar, sin embargo, el giro en la política de financiamiento. El Banco Mundial había sido denunciado por el presidente Correa en el pasado como responsable del desastre económico del Ecuador y América Latina, como una entidad financiera que limitaba la soberanía de los países, y como la propulsora de la llamada larga noche neoliberal. La oposición de la revolución ciudadana al Banco Mundial llevó nada menos que a la expulsión del representante de este organismo en el Ecuador, en un arranque de afirmación nacionalista de la soberanía y confirmación radical del giro postneoliberal de la política económica.

Pues bien, ahora vuelve el Banco Mundial y los ecuatorianos casi debemos aplaudir el giro dado por el organismo financiero. Sin embargo, nada se dice de las condicionalidades del préstamo, de un lado; tampoco sobre la conveniencia de esta nueva fuente de financiamiento en relación con las otras fuentes –especialmente la de China- que venía utilizando el Gobierno para cubrir sus necesidades fiscales. Si el préstamo del Banco Mundial se da en condiciones tan ventajosas, ¿por qué, entonces, se seguía acudiendo a fuentes más costosas? El restablecimiento de relaciones con el Banco Mundial ¿cambiará algunos de los lineamientos de la política económica? ¿Cuáles? La capacidad del presidente para persuadir a la opinión pública de ninguna manera le libera de su obligación de explicar –rendir cuentas- de sus giros inesperados. El país aún espera una explicación más convincente de este retorno del Banco Mundial.

Si el préstamo del Banco Mundial se da en condiciones tan ventajosas, ¿por qué, entonces, el Gobierno seguía acudiendo a fuentes más costosas

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/604955.html