La Unión Europea quiere elevar el comercio con Ecuador

En diciembre vencerá el sistema de preferencias SGP+

La restricción de importaciones está en la mesa de negociación de la Unión Europea (EU) y Ecuador.

Este tema ha sido tratado por los jefes negociadores -dijo ayer Mauro Mariani, delegado y jefe Político y de Comercio de la UE- en enero, en la cita en Bruselas (Bélgica), y en marzo, en Manta.

Además, aclaró que la política de restricción de importaciones impulsada por el Gobierno de Rafael Correa es un tema que ocupa bastante la agenda de las oficinas comerciales y las embajadas de la Unión Europea.

“A pesar de que no tenemos estadísticas comerciales del primer trimestre de 2014, la impresión cualitativa es que sí hubo un impacto -continúa- y una reducción en los flujos comerciales. Sin embargo, el trabajo se está llevando a cabo.

Todas las semanas estamos buscando soluciones para permitir que los flujos comerciales en ingreso al Ecuador por parte de la UE sigan como el año pasado y ojalá mejor”.

En ese sentido, “va a ser importante que el país se sincere -dijo Manuel Chiriboga, del Observatorio de Comercio Exterior- y diga para qué productos va a mantener la medida de restricción y durante qué tiempo. O, a su vez, encontrarle una salida”. Para él, ese es el problema principal que tiene el país que tratar en las negociaciones para conseguir un acuerdo comercial con Europa. Sin embargo, reconoce que las importaciones no dependen de los negociadores en sí, sino de la política económica del país.

Ecuador inició una nueva ola de restricción de importaciones en diciembre de 2013. Esto afecta a los productos de consumo.

Mientras los técnicos europeos analizan el impacto de las medidas económicas locales, las cifras revelan otra cosa. De acuerdo con datos del Banco Central de Ecuador, entre enero y febrero de este año, el país registró importaciones desde la Unión Europea por $380 millones. En igual período de 2013, el valor fue de $352 millones.

Sin embargo, Ecuador enfrenta un nuevo problema: el 31 de diciembre vencerá el Sistemas de Preferencias Arancelarias (SGP+). Entre la conclusión de las negociaciones -explica Mariani-, la vigencia del acuerdo y mientras el parlamento europeo, los parlamentos de los 28 países miembros de la UE y la asamblea nacional ratifican el acuerdo, (Ecuador) podría quedarse sin preferencias. Aunque no se ha dicho la última palabra, los negociadores esperan concluir las conversaciones antes de que el plazo concluya.

A pesar de que hay conversaciones entre los representantes de Ecuador y la UE, hasta el momento, este último no tiene un instrumento jurídico que permita entregar preferencias unilaterales a Ecuador a partir de que el plazo del SGP+ concluya.

Esto fue parte de la presentación del Encuentro Empresarial Unión Europea-Ecuador, que se prevé desarrollar el próximo 8 de mayo en Quito. Exponer oportunidades de cada uno de los mercados de estos países en las que se integran la empresa pública y privada es uno de los objetivos. Además de socializar los avances de las negociaciones para la firma del acuerdo comercial.

Allí se tratarán los principales lineamientos estratégicos para el desarrollo del comercio exterior ecuatoriano; relaciones económicas y comerciales entre la Unión Europea y Ecuador, etc.

Por parte de la UE estarán presentes las delegaciones de las cinco cámaras que tienen su representación en el país: Francia, Italia, Gran Bretaña, España y la de la UE como tal.

En conjunto, ellos representan a unas 1 000 empresas.

Las cámaras, al ser binacionales, tienen como objetivo aumentar la balanza comercial en cada sentido. “Las expectativa es aumentar la balanza comercial, que cada vez esté mucho más amplia -indicó Rafael Roldán, presidente de la Cámara Oficial Española de Comercio e Industria de Quito-, y para eso, cuanto más fáciles sean las normas, mejor”.

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/la-ue-aspira-a-elevar-el-comercio-con-ecuador-605455.html