Ley Telecom: Internet, Televisa, la lieble y el venado – Periódico Sinembargo, México

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.
Parece un error. La iniciativa de Ley enviada por el Ejecutivo federal al Congreso tiene cláusulas que suenan incluso ridículas. Evoca a gobiernos como el de Turquía, algunos árabes  y otros, que simulan ser democracias pero que manejan la política con un garrote en la mano.
Ya hay efectos puntuales (que eran previsibles), y no sólo en México sino en el mundo. El lunes pasado, el hashtag #EPNvsInternet apareció desde Rusia  hasta Canadá y de Chile hasta Australia (fue trending topic global), exhibiendo al gobierno de Enrique Peña Nieto como una pretendida dictadura anquilosada y necia, en momentos en los que el planeta camina en sentido contrario.
Parece un error de cálculo o que, de plano, las ganas de dar manotazos calcularon hasta exponer al Presidente de México al ridículo frente a una comunidad internacional que no aplaudirá lo que sucede en el país: Que en pleno siglo XXI, esta democracia pretenda someter los contenidos de la red a la censura; que una democracia busque  devolver el poder que tuvo durante más de 70 años –cuando era dictadura– la Secretaría de Gobernación para mangonear periodistas y directivos e imponer otros contenidos. En pleno siglo XXI.
Es muy estúpido. Es un manotazo irreflexivo.
O… hay gato encerrado.
Estos agregados a la iniciativa presidencial en Telecomunicaciones son a veces tan ridículos en términos de tendencias globales –e incluso para el sentido común–, que llaman a la sospecha.
Algunos conocedores de la materia advertían desde hace algunas semanas que estas propuestas de censura iban a entretener a la sociedad civil mientras otro negocio se salvaguardaba. Ayer, todo lo referente a Internet salió del dictamen, de acuerdo con Javier Lozano Alarcón, el sospechoso Senador del PAN. Es decir, después de una movilización que sacará hoy y en los siguientes días a los activistas, a los jóvenes y  a las organizaciones otra vez a las calles, pretenden decir que están en proceso de ceder. Que ya por lo menos no habrá discusión dentro del dictamen. Que están entendiendo.
Es muy probable que lo relativo a censura en Internet no pase en el Congreso, pues.
Pero otra parte de la iniciativa quedará sin tocar.
Es la parte en la que el gran negocio de Televisa, acusada de ser aliada de Peña Nieto durante la elección de 2012, queda a salvo.
Varios especialistas y analistas lo vienen advirtiendo así. El Senador Javier Corral Jurado lo ha expuesto más de una vez, y ahora que está viva la discusión, habrá que releer su postura.
Corral, como se sabe, es quien bautizó la Ley Televisa de 2006 como tal; y es quien ha alertado de una “nueva temporada de la Ley Televisa”. Además, es uno de los pocos dentro de su propio partido que ha denunciado a Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes en el Senado, a quien desde hace tiempo se señala por sus vínculos con Televisa, cuando menos. Hay que recordar que el propio Lozano, al principio de la legislatura, operó para dejar a Corral, conocedor de estos temas, fuera de la comisión que preside ahora, justo ahora, cuando el PRI y el Presidente están por pasar una ley que afecta a los ciudadanos.
Corral ha dicho, por ejemplo:
• “La iniciativa de Enrique Peña Nieto es un acto de regresión política, de arrepentimiento, da marcha atrás de una reforma que presumió en el mundo. Se ha doblado frente a la televisión, tiene artículos de regalo para la empresa de Emilio Azcárraga. Una protección inaudita, vergonzosa”.
• “En el tema de competencia económica, la propuesta de ley busca restringir la preponderancia a un solo sector. Es decir, como Televisa ya fue declarado agente económico preponderante en la televisión abierta, ya no será declarado preponderante en la televisión de paga, donde tiene una amplia participación, gracias a las cableras y SKY”.
• “Quieren evitar que Televisa se declare preponderante en televisión de paga. Le abren una cláusula especial a Televisa para que pueda concentrar todas las cableras que quiera, como no le tocaría preponderancia en televisión de paga, para que pueda seguir concentrando. Vamos a llamarle la cláusula Cablecom de fomento a la competencia. Termina no estableciendo ningún límite a la concentración”.
“En el proyecto de ley protegen a Televisa. Los redactores [el subsecretario de comunicaciones como Ignacio Peralta y Humberto Castillejos, consejero jurídico de la Presidencia] quieren abusar de la ignorancia del Presidente [Peña Nieto] en la materia”, pues “él firma lo que otros redactan”.
Por último:
El intento de manotazo a los medios, a Internet y a la libertad ha acaparado gran parte de la atención de la sociedad civil en estas horas. No está nada mal.
Pero quizás valga la pena voltear a ver además esa otra parte que no suena tanto, la de la nueva Ley Televisa.
Porque el viejo PRI, mañoso PRI, parece estar soltando una liebre al campo… para quedarse con el venado.