Militares de bajo rango aceptan dialogar pero ponen condiciones

Los suboficiales y sargentos movilizados por la descolonización de las Fuerzas Armadas (FFAA) aceptaron anoche dialogar con el Alto Mando Militar pero en un lugar neutral, con la presencia de la Defensoría del Pueblo y Derechos Humanos. Además piden la anulación de los memorándums de retiro obligatorio emitidos en días pasados contra 715 efectivos. 

“Estamos de acuerdo con dialogar en un lugar neutral con la intervención del defensor del Pueblo y Derechos Humanos, con una condición: que se entable esta mesa de diálogo en foja cero”, dijo anoche la representante de las esposas de los militares de bajo rango, Sandra López. La dirigente participó en  la reunión de los militares de baja graduación y explicó a Página Siete que fue designada para hacer conocer la decisión de la apertura al diálogo.

El suboficial Erick Magne, de la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos de las Fuerzas Armadas (Ascinalss), ratificó anoche a este medio las decisiones asumidas por sus camaradas y reiteró que la reunión debe ser en un lugar neutral de La Paz.

Desde la semana pasada suboficiales y sargentos marcharon y sus esposas entraron en huelga de hambre. Piden la modificación de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) para eliminar el maltrato de los superiores hacia los subordinados.

El representante de los padres de familia de suboficiales y sargentos, Édgar Tuco, que también participó en la reunión, informó que se busca la presencia de la prensa en caso de una reunión con el Alto Mando. “Primero deben dejar sin efecto los supuestos despidos y bajas, porque no es legal, queremos reunirnos con la prensa abierta, no vamos a aceptar una reunión a puertas cerradas”.
Horas antes, el comandante de las FFAA, Víctor Baldivieso, informó que se accedió a dialogar pero con los “representantes naturales” de Ascinalss, que serían los suboficiales maestres con quienes se instalaron dos mesas de diálogo ayer en el Estado Mayor. Pero la dirigencia de la asociación desconoció a dichos suboficiales como sus representantes.

En la sede de la Ascinalss se anunció que  hoy las madres de los militares se extraerán sangre  para escribir carteles de protesta. También hoy, desde las 8:00, se programó una marcha de los militares de bajo rango, familiares y organizaciones sociales, que recorrerá la urbe paceña. El punto de concentración será el puente de la Cervecería Boliviana Nacional.

 La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Yolanda Herrera, abrió ayer las puertas de esta instancia para que se instale el diálogo entre militares de baja graduación y el Alto Mando Militar con el propósito de que el conflicto entre ambas partes se termine con un acuerdo.

FFAA dejan sin efecto el retiro de 187 sargentos y suboficiales

La Fuerzas Armadas (FFAA) dejaron sin efecto 187 retiros obligatorios de los 715 emitidos la semana anterior contra aquellos sargentos y suboficiales movilizados que demandan la descolonización de la entidad castrense.

“Los tribunales del personal de las fuerzas (Ejército, Fuerza Aérea y Armada), previo análisis, fundamentos presentados de manera individual, decidieron sobre la procedencia de la solicitud de reconsideración, conforme a lo establecido en el Art. 37 inciso a) del reglamento del tribunal del personal de las fuerzas CJ-RGA-205, emitiendo resoluciones individuales, dejando sin efecto el retiro obligatorio del personal de suboficiales y sargentos que se constituyeron en sus respectivas unidades e institutos militares”, de acuerdo con un comunicado de prensa del Comando en Jefe de las FFAA  del Estado.

Señala que 110 solicitudes pertenecen a efectivos del Ejército, 70 de la Fuerza Aérea y siete de la Armada. Las peticiones fueron aceptadas luego de una evaluación por parte del Alto Mando Militar. El lunes, las FFAA  determinaron dar  15 días para que 715 suboficiales y sargentos puedan apelar sus retiros.
Durante la movilización de ayer por militares de bajo rango, el presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos (Ascinalss), Jhonny Gil, dijo que no hay un debilitamiento del movimiento castrense. “Es verdad que algunos camaradas volvieron a sus unidades por temor a más sanciones. Han sido amenazados, pero no estamos molestos porque la lucha continuará”, aseguró.

Gil y otros suboficiales y sargentos participaron hasta la fecha en  cinco movilizaciones, con las que demandan igualdad de tratos en la institución militar.
Otro comunicado de las FFAA señala que según las boletas de pago elaboradas por el Ministerio de Defensa y los abonos que realiza el Ministerio de Economía, un sargento primero percibe en frontera un sueldo de 5.282 bolivianos, en la ciudad 4.402. “Un suboficial segundo, en frontera, tiene un total ganado de 8.766 bolivianos, en la ciudad 7.523 bolivianos. En los otros niveles, como los suboficiales maestre, los montos son superiores de acuerdo con  la antigüedad”, precisa el comunicado.

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2014/4/30/militares-bajo-rango-aceptan-dialogar-pero-condiciones-20280.html

FFAA deja sin efecto el retiro obligatorio de 187 militares

Las Fuerzas Armadas (FFAA) dejaron sin efecto el retiro obligatorio de 187 militares de bajo rango, de los 715 retirados la pasada semana, luego de que éstos argumentaron que fueron “inducidos” a participar en las movilizaciones de sus camaradas para pedir la descolonización de la institución.

No obstante a esta acción, el conflicto en las FFAA continúa, ya que anoche, tras conocer esa determinación, los suboficiales y sargentos movilizados ratificaron sus medidas de protesta y desconocieron los avances de las dos mesas de trabajo instaladas entre el Alto Mando Militar y los Suboficiales Comando (representantes por años de antigüedad, según el conducto regular en esa institución).

Tras una reunión en la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos (Asscinals), los militares de baja graduación también decidieron exigir la instalación de un diálogo con autoridades de las FFAA con la mediación del Defensor del Pueblo, Derechos Humanos y medios de comunicación, en una sede neutral.

El conflicto de los suboficiales y sargentos con autoridades de las FFAA empezó el 3 de abril cuando éstos publicaron un anteproyecto de ley para descolonizar y eliminar la discriminación en la institución castrense. Al no ser atendidos por las autoridades, iniciaron protestas inéditas, como marchas en las calles paceñas. En respuesta, el Alto Mando Militar ordenó el retiro obligatorio de 715 efectivos que se movilizaron.

“Los tribunales decidieron, sobre la procedencia de la solicitud de reconsideración (…) emitir las resoluciones individuales (que) dejan sin efecto el retiro obligatorio de suboficiales y sargentos que se constituyeron en sus respectivas unidades e institutos militares”, se lee en el comunicado de las FFAA emitido anoche. Detalla que las demandas aceptadas son 110 del Ejército, 70 de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y siete de la Armada Boliviana.

“Tengo conocimiento de que una gran mayoría de los suboficiales y sargentos movilizados (que solicitaron la reconsideración de su retiro obligatorio, argumentaron que) fueron inducidos, ya que ellos no dimensionaron esta situación y lo hicieron llevados por un grupo reducido”, dijo el capitán de navío Hernán Crespo, director de Comunicación del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Agregó que al quedar sin efecto el retiro obligatorio, “se anula prácticamente todo”, respecto a los antecedentes de los suboficiales y sargentos y no afecta la carrera militar para ascender.

Al ser consultada sobre esta medida, Sandra López, delegada de las esposas de militares, ratificó la realización de movilizaciones. Otra fuente de este sector anunció que hoy se llevará a cabo otra marcha, esta vez en La Paz.

Ayer, los militares movilizados protagonizaron la segunda marcha desde El Alto a La Paz con el apoyo de sectores sociales y familiares. Al término de esa acción de protesta, conminaron a las autoridades a dejar sin efecto los retiros de 715 uniformados.

“Damos un plazo de 72 horas a las autoridades de las Fuerzas Armadas para que dejen sin efecto las bajas o retiros obligatorios que se emitieron contra los camaradas de baja graduación que solo protestaron por sus derechos”, advirtió Lorgio Cartagena, suboficial retirado obligatoriamente, en un mitin en la Plaza Mayor. Cartagena agregó que demandan que se debata en la Asamblea Legislativa el anteproyecto que presentaron y que modifica la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA).

Vuelven a unidades

Proceso

Según la directora de Comunicación Social del Ejército (Dicose), coronel Sarah Aramayo, el 85% de militares de bajo rango movilizados correspondientes al Ejército, el 70% de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y el 50% de la Armada Boliviana se reincorporaron a sus unidades y comandos voluntariamente.

En la marcha hubo más participación civil

La segunda marcha de suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas (FFAA) de El Alto a La Paz, en demanda de la descolonización de esa institución, tuvo ayer mayor participación de sectores sociales y de sus familiares, que de militares, a diferencia de la primera.

La movilización empezó cerca de las 08.00 en el Multifuncional de la Ceja, marcha en la que además rechazaban el retiro obligatorio de 715 militares de bajo rango, dispuesto la pasada semana, que participaron de protestas.

En la marcha de ayer participaron los sectores de Ponchos Rojos, Ponchos Huayruros, Ponchos Verdes de Pacajes, gremiales (entre los que estaban carniceros, panaderos y vendedoras), campesinos de las 20 provincias de La Paz, universitarios de la UMSA y también  los familiares de algunos militares movilizados.

Si bien la anterior marcha, el jueves 24, fue predominada por más de 1.000 uniformados y unos 20 Ponchos Rojos, el escenario de ayer fue a la inversa, hecho que atribuyen a que los uniformados fueron acuartelados sin derecho a salir, según Sandra López, dirigente de las esposas de los militares de baja graduación movilizados.

Quintana ve interés político en la oposición

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó ayer que algunos líderes de oposición buscan réditos políticos con las protestas de los suboficiales y sargentos de Fuerzas Armadas (FFAA), con miras a las próximas elecciones generales.

“Hay intereses políticos, estamos en año electoral y las Fuerzas Armadas constituyen una institución fundamental, y una fisura interna provocada arteramente desde fuera de la institución tiene réditos políticos, hay viejos lobos de mar en el año electoral que están buscando réditos políticos porque no crecen por ningún lado, todos los días se achican, se arrugan y comprimen y el único camino que les queda es generar escenarios de conflicto”, señaló la autoridad.

  El 21 de abril, un grupo de sargentos y suboficiales, además de sus esposas, comenzó movilizaciones y protestas, principalmente en La Paz, en demanda de la modificación de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y el cese de la discriminación al interior de la institución castrense.

El Gobierno, en reiteradas oportunidades, recordó que los militares tienen un conducto regular para hacer conocer sus observaciones y peticiones y que, en este caso, los movilizados pasaron por alto e incurrieron en indisciplina.

Indicó que hasta la fecha ninguna fuerza política de oposición ha ofrecido al país la “más elemental idea para contrarrestar el proceso de cambio e interpelar las transformaciones que vive el país”.

“Qué ciudadano o ciudadana ha escuchado una idea peregrina de la oposición que sea distinta a la que hoy los bolivianos estamos involucrados, ¿qué idea, qué propuesta que no sea el pugilato de la difamación?”, se preguntó.

http://www.la-razon.com/nacional/seguridad_nacional/Conflicto-FFAA-efecto-retiro-obligatorio-militares_0_2043395690.html