Peña Nieto llamó a crear un nuevo sistema de ayuda internacional

A un año de que venza el plazo que fijó la comunidad internacional para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), el presidente Enrique Peña Nieto llamó a construir una nueva arquitectura de la ayuda internacional, que contribuya verdaderamente a erradicar el hambre y la pobreza extrema, evitar las muertes infantiles por enfermedades prevenibles, y asegurar que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres.

Al inaugurar la primera reunión de alto nivel de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo, el mandatario dijo que para alcanzar una sociedad global verdaderamente incluyente, es preciso redoblar esfuerzos contra la desigualdad. En un mundo cuya mayor riqueza es la diversidad, debemos asegurarnos de que nadie quede excluido, dijo.

Ante el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, y representantes de 130 países, entre funcionarios gubernamentales, de organizaciones civiles y multilaterales, el presidente Peña Nieto señaló que en congruencia con su responsabilidad global, México está decidido a proponer, asumir y cumplir cabalmente sus compromisos internacionales en materia de desarrollo. Con esta convicción, dijo, el gobierno de la República trabaja en tres frentes de acción: institucionalizar los principios básicos de la cooperación al desarrollo; ampliar y mejorar la calidad de esta ayuda, y promover la adopción de una iniciativa global para la inclusión.

Precisó que en este último punto México propone para la agenda de desarrollo post 2015 que se definan metas significativas en las múltiples dimensiones del desarrollo, incluyendo alimentación, educación, ingreso, salud, seguridad social y servicios básicos en la vivienda.

En el acto, realizado en el Centro Banamex, el titular del Ejecutivo federal destacó que México es un país que ha asumido la cooperación internacional como principio rector de su política exterior, que lo ha llevado incluso a crear su propia Agencia Internacional de Cooperación para el Desarrollo, convencido de que se puede coadyuvar a superar la pobreza y reducir las brechas de desigualdad que aún dividen a los habitantes del planeta.

Peña Nieto precisó que la institucionalización de los principios básicos de la ayuda internacional incluye alinear ésta con las prioridades de los países receptores, así como avanzar en la transparencia y rendición de cuentas.

Para México, agregó, la transferencia de conocimientos, tecnologías y mejores prácticas es fundamental para acelerar el desarrollo de todas las naciones. Anunció que su gobierno pondrá en marcha una plataforma digital con toda la información sobre políticas y estrategias de desarrollo, con la finalidad de ponerla al alcance del mundo, y que puedan aprender de las experiencias exitosas de nuestro país.

Cabe destacar que los asistentes al foro global buscan elaborar una agenda común en la cual trabajar después de 2015, y de dar continuidad a los Objetivos del Milenio fijados por la ONU en 2000, que vencen el próximo año.

En una cita acordada, los líderes mundiales se reunirán en septiembre de 2015 para adoptar un nuevo grupo de objetivos a partir de los logros alcanzados en los ODM, los cuales son ocho y abarcan desde reducir a la mitad la extrema pobreza hasta detener la propagación del VIH/sida, y la consecución de la enseñanza primaria universal para 2015.

Tras el acto público, Peña Nieto y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sostuvieron una reunión en la residencia oficial de Los Pinos.

En un comunicado, se informó que durante el encuentro se habló sobre el desarrollo de iniciativas de cooperación en los principales temas multilaterales, como el desarrollo, los derechos humanos y el mantenimiento de la paz y la seguridad.

http://www.jornada.unam.mx/2014/04/16/politica/008n2pol