Pérez Molina propone discusión sobre posible reelección presidencial

“En Guatemala tenemos el peor de los sistemas. Nosotros tenemos cuatro años (de periodo presidencial) sin reelección, en los países donde tienen cuatro años, todos tienen reelección. Los que no, tienen periodos de cinco o de seis años, en donde se pueden concretar los planes”, refirió el presidente Otto Pérez Molina al ser cuestionado sobre su punto de vista sobre la posibilidad de reformar la Constitución para permitir la reelección presidencial.

“Yo no voy a presentar ninguna reforma. Voy a cumplir con mi periodo constitucional, pero creo que sí es necesario que se levante el debate sobre la reelección, podrá tardar mucho tiempo y mucha discusión, pero el Congreso decidirá si lo aprueba”, manifestó.

El tema empezó a sonar hace dos semanas, cuando el presidente del Congreso, Arístides Crespo, expresó durante un mitin en Escuintla, que Pérez y la vicepresidenta Roxana Baldetti deberían tener la posibilidad de reelegirse. Al ser cuestionado, el diputado Crespo aclaró que el Partido Patriota no tiene pensado presentar un proyecto de reforma, y que todo se debía al calor del discurso.

Pérez volvió a hablar del tema durante una entrevista concedida esta semana a la cadena internacional CNN.  Esta no es la primera vez que el mandatario se refiere a reformar la Carta Magna, a principio de su mandato presentó un proyecto para cambiar 30 artículos, iniciativa que no tuvo eco en el Congreso.

Oposición

Roberto Molina Barreto, presidente de la Corte de Constitucionalidad (CC) enfatizó que la propuesta de reelegir al presidente de la República es imposible de llevarse a cabo, ya que el Artículo 187 es pétreo, es decir, no se puede reformar.

El abogado constitucionalista, Alejandro Balsells, comentó que el debate no es negativo, pero reiteró que está prohibido. “Dudo que sea viable, porque son artículos pétreos. Habría que estudiarlo, precisamente ese es el objeto del debate, porque tiene pros y contras, sobre todo con lo que ha sucedido en América Latina últimamente, como el caso de Nicaragua”,  dijo.

Gabriel Orellana, también abogado constitucionalista, expone que el espíritu de los artículos pétreos impide que incluso se discuta el tema. “El Presidente de cuando tomó posesión juró lealtad a la Constitución, también Arístides Crespo tiene responsabilidad en sus declaraciones. Esto no puede ser más que un conciliábulo del partido de gobierno”, critica.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20140416/pais/245885/