Presidentes de Guatemala y México firman acuerdo para construir un gasoducto

Guatemala y México buscan la integración energética y se encaminan hacia la construcción en conjunto de un gasoducto, para lo cual este miércoles se firmará el acuerdo de entendimiento entre la Secretaría de Energía de México y el Ministerio de Energía y Minas guatemalteco.

Con esa obra, que tendrá una extensión de 600 kilómetros y unos US$800 millones de inversión, se busca suministrar gas natural tanto a nuestro país como al sur de México, explicó ayer Érick Archila, ministro de Energía y Minas.

Archila indicó que el acuerdo fija las bases para impulsar un ambicioso programa de integración energética regional.

El convenio será suscrito por los mandatarios Otto Pérez Molina, de Guatemala y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, en el país vecino.

El proyecto

De la longitud del proyecto, 180 kilómetros le corresponderán a Guatemala y, según comentó el funcionario, el financiamiento provendrá de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), monto que será proporcional según la longitud del gasoducto en cada país.

A Guatemala le correspondería asumir la responsabilidad de unos US$240 millones.

Las mediciones y trazos aún deben hacerse.

El interés es que en el caso de Guatemala, el gasoducto entre por Tecún Umán, San Marcos, y llegue hasta Escuintla; sin embargo, también existe la posibilidad de que México proponga entrar por el lado de San Marcos o por Huehuetenango más cercano a la Franja Transversal del Norte, agregó.

Después de la firma, el segundo paso es la integración de una comisión técnica, además de analizar el estudio de demanda y la aprobación del préstamo del BID.

La obra podría finalizarse en el 2018 o 2019.

Según el ministro, el proyecto debe ser controlado por el Estado, pero también debe tener participación privada, aspecto que está pendiente de estudio.

Gas natural

El BID hace un estudio de la posible demanda del gas natural en Guatemala y en la región, y de ello dependen los potenciales de compra de ese combustible y su uso, comentó Archila.

Uno de los beneficios que se busca es la baja en los costos de generación, ya que se impulsaría la instalación de una generadora.

En la actualidad, los precios del gas natural se encuentran entre US$0.03 y US$0.07 por kilovatio/hora, expuso, mientras que los precios a los cuales se han contratado energía en las recientes licitaciones de mediano y largo plazos se fijan entre US$0.11 y US$0.15.

Según Archila, con este proyecto se puede aprovechar el corredor del gasoducto para instalar proyectos industriales, además de que el país puede convertirse en un exportador de enegía.

Abastecimiento

Jorge García Chiu, consultor en temas energéticos, indicó que un gasoducto es importante para el país a fin de tener una fuente de abastecimiento de ese combustible.

El gas natural es una forma más económica para generar energía y para consumo domiciliar como en estufas, refrigeradoras o calentadores de agua, añadió.

Sin embargo, dijo que ve difícil que se apruebe en el Congreso un préstamo, debido a la forma en que se ha desenvuelto ese organismo en los últimos meses.
http://www.prensalibre.com/economia/Apuestan-union-energetica_0_1129087090.html