Venezuela: tras diálogo con el gobierno, parte de la oposición se incorpora al Plan de Pacificación

MUD decide sumarse al Plan Nacional de Pacificación tras reiterado llamado del Ejecutivo

El secretario general de la Mesa de la Mesa de la Unidad (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, informó este martes que han acordado participar en el Plan Nacional de Pacificación, impulsado por el presidente Nicolás Maduro.

Los integrantes de MUD están dispuestos “a participar en los planes nacionales de protección y promoción de la seguridad y la paz”, declaró Aveledo al término de la segunda reunión de paz que se realizó este martes con la presencia de representares del Gobierno Nacional y de la delegación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Dijo que el aporte de los sectores de oposición al Plan Nacional de Pacificación estará enfocado en las políticas relativas a la seguridad y a la sanción del delito, “para que podamos enriquecer ese plan”, agregó.

Asimismo, ratificó la posición de la coalición de partidos que representa a “rechazar de forma absoluta, fuera de toda duda, la violencia y toda manifestación de violencia”.

Integrará postulación de autoridades y Comisión por la Verdad

Otro de los acuerdos emanados de la reunión de este martes es la participación de la oposición en los comités de postulación de las autoridades del Poder Electoral y Judicial, a los que la bancada opositora de la Asamblea Nacional (AN) se había negado a integrar.

El pasado martes, 1º de marzo, el presidente de la AN, Diosdado Cabello, en cumplimiento con la orden del día, anunció la creación de los comités de postulación, primer paso para la elección de las autoridades de ambos poderes.

El siguiente paso será enviar las postulaciones al Poder Moral, que realizará las respectivas correcciones y evaluaciones, y por último, se enviará al máximo ente legislativo la propuesta de los aspirantes, para que sea el presidente parlamento quien anuncie cuándo se realizará la sesión para designar a los nuevos magistrados y rectores del ente electoral.

“La aspiración que compartimos los representantes del Gobierno y de la MUD es que el proceso deba culminar en una selección de rectores electorales idóneos, magistrados al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) idóneos, que puedan ser elegidos como dice la Constitución, con el voto de las dos terceras partes de la AN”, expresó Aveledo.

La conformación de la Comisión por la Verdad, también impulsada por el Ejecutivo para esclarecer los hechos violentos en el país suscitados desde el pasado 12 de febrero, fue otra de las negativas que expresaron en su momento los diputados de oposición; sin embargo, Aveledo anunció la participación de la MUD en “una comisión amplia, que no sea solo legislativa, sino que cuente con personalidades de la vida nacional, que sean confiables para todo el país”.

Dijo que tan pronto la Comisión esté instalada, “vamos a consignar un conjunto de 60 casos de torturas y tratos crueles que hemos documentado”, a lo que el Ejecutivo se mostró receptivo a iniciar cualquier investigación para comprobar la veracidad de tales señalamientos.

Caso Iván Simonovis

Aveledo se refirió a la ley de amnistía que han propuesto desde el inicio de las negociaciones, en favor de personas que han sido sentenciadas por delitos de lesa humanidad e instigación de la violencia.

“Hemos propuesto la ley de amnistía, lo cual no ha sido aceptada por lo pronto, pero vamos a buscar otros caminos”, expresó.

En este sentido, se refirió al caso del comisario de la extinta Policía Metropolitana, Iván Simonovis, quien cumple una condena de 30 años en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde.

Simonovis, Lázaro Forero, Henri Vivas y ocho funcionarios de menor jerarquía de la Policía Metropolitana, fueron sentenciados el 3 de abril de 2009, por el Tribunal Cuarto de Juicio de Aragua, por los delitos de homicidio calificado, consumado, frustrado, en grado de tentativa, lesiones gravísimas, graves, menos graves, uso indebido de arma de fuego y de guerra cometidos el 11 de abril de 2002 en Puente Llaguno, Caracas.

El presidente Nicolás Maduro ha descartado en varias oportunidades una posible liberación de Simonovis, puesto que “está en manos de la justicia; solo el Poder Judicial puede dictar una medida si el caso lo amerita. Yo estoy impedido por la ley porque él cometió delitos de lesa humanidad. Fue él quien dirigió la masacre del 11 de abril”, declaró.

El secretario de la MUD explicó que han acordado reunirse con las víctimas de la violencia durante el golpe de Estado de 2002, en el que murieron 19 personas, “para tener su versión de los hechos”.

Asimismo, una junta médica se encargará de examinar a Simonovis, “para determinar su estado de salud a través de un examen que sea claro y satisfactorio, para que pueda haber unas medidas de gracia con relación a él”, precisó el opositor.

 

http://www.avn.info.ve/contenido/mud-acuerda-sumarse-al-plan-nacional-pacificaci%C3%B3n-impulsado-gobierno-nacional

 

Acuerdos concretos a puerta cerrada dejó el segundo encuentro entre el Gobierno y la oposición

Una reunión privada bajo muchas expectativas fue el ambiente del segundo encuentro entre el Gobierno y la oposición venezolana. Con un cambio de locación y menos asistentes por ambos sectores se realizó este segundo encuentro.

Luego de más de dos horas de estar reunidos a puerta cerrada en la sede de la Vicepresidencia de la República, los 10 dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática y los 6 actores del Gobierno, llegaron a acuerdos concretos en esta segunda reunión.

El secretario general de La MUD, Ramón Guillermo Aveledo declaró a la prensa luego del encuentro que se acordó integrar a la oposición al Plan de Pacificación nacionaliniciado por el presidente Nicolás Maduro.

Esta iniciativa fue aplaudida por el vicepresidente, Jorge Arreaza, quien luego de esta primera intervención de Aveledo, aseguró que “la reunión nunca estuvo exenta de tensión, pero siempre se llevó a cabo en buenos términos, respetando el derecho de palabra del otro”.

En esta misma línea de crear un clima de paz, Aveledo señaló que también se acordarán los personajes por parte de la MUD que integrarán las comisiones electorales y judiciales de la Asamblea Nacional para elegir a los magistrados del Porder Judicial y a los rectores del CNE. Resaltó que deben ser personas que estén desligadas del ámbito político, así como los que integren la Comisión de la Verdad. Sobre esto, Arreaza indicó que el Gobierno está de acuerdo con que distintas personalidades integren dicha comisión.

Denuncias de torturas y caso Simonovis

En otros acuerdos en esta segunda reunión, que también contó con los cancilleres de Brasil, Ecuador y Colombia, al igual que el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, la MUD informó que “tan pronto este conformada la Comisión de la Verdad, se presentarán los casos de tortura registrados durante las protestas“.

De igual forma, se acordó en cuanto al caso de el comisario Iván Simonovis, designar una junta médica que estudie su perfil médico e informe sobre su estado de salud para determinar las condiciones de su arresto.

Arreaza aseguró que el Gobierno está de acuerdo con que se investiguen los casos de tortura. “Mientras más rápido nos entreguen los informes, mejor”. Agregó que si bien se establecerá una junta médica para Simonovis, también debe realizarse un foro sobre los casos de los familiares de las víctimas del pasado 11 abril de 2002.

Por otro lado, el vicepresidente aseguró que el Gobierno pretende seguir adelante estas mesas de diálogo y que incluso ha designado en pasadas reuniones con los gobernadores y alcaldes nacionales un mil millones de bolívares en recursos para trabajar por la reconstrucción del país. “Es un gesto que demuestra que podemos trabajar juntos“.

Diálogo sin estudiantes

A pesar de presentar avances concretos en este segundo diálogo, para muchos analistas, la MUD no representa el real actor de las protestas iniciadas desde el 4 de febrero en el país, que han dejado 41 muertos y más de 500 heridos: los estudiantes.

Para el abogado constitucionalista, José Vicente Haro, el que no haya una “representación de los estudiantes” en estas mesas de diálogo, pone en evidencia “lo poco fructíferos de estos diálogos“.

“Estas protestas son meramente estudiantiles, se ha activado una protesta que se ha mantenido liderizada por los estudiantes, no por la MUD. La MUD no ha apoyado a los partidos políticos y no ha apoyado a estos muchachos que están en la calle”, declaró Haro para Noticias24 horas antes de este segundo diálogo vía telefónica.

Asimismo, el abogado indicó que no “se han ofrecido las condiciones necesarias para un diálogo sensato. La MUD se sienta a dialogar con el Gobierno sin haber puesto condiciones previas para ese diálogo, que es la liberación de los presos políticos, entre otras cosas”.

Sobre esto, el Movimiento Estudiantil emitió un comunicado más temprano, este miércoles, en el que aseguraron que no participarán en estas reuniones, porque “no es su espacio”.

El Presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV y de la Confederación Nacional de Estudiantes Universitarios, Juan Requesens declaró que “el diálogo no supone cesar la protesta en la calle. Los estudiantes seguiremos movilizados, exigiendo nuestros derechos y por una vida mejor para los venezolanos. La protesta es pacífica, ese es el único camino a transitar. La violencia no puede ocupar los espacios de los demócratas”.

Papel de la Unasur

El acompañamiento de los cancilleres de la Unasur jugó un papel clave en este segundo encuentro y fue agradecido por ambos sectores políticos.

Para el internacionalista, Adolfo Salgueiro “la actitud de Unasur fue conveniente para promover el diálogo y para que fuera respetuoso entre las partes“.

Indicó que desde el exterior, este proceso de diálogo “es percibido como necesario. Cualquiera que esté afuera y que vea que en un país las dos fracciones se están matando mutuamente obviamente no puede sino es estar a favor del diálogo. En el exterior se veía como indispensable la necesidad del diálogo y por lo tanto se ve favorablemente que el mismo se haya producido”, declaró para Noticias24 vía telefónica.

En palabras del propio Aveledo al terminar la reunión, “el camino no es fácil”, en este proceso de diálogo iniciado el pasado 7 de abril. “Este diálogo no es sencillo para nadie, pero estamos dispuestos y así ha quedado demostrado hoy que estamos dispuesto a crear soluciones”.

De igual forma, Arreaza aseguró que el balance de ambos encuentros “ha sido positivo” y queespera que la MUD se siga integrando a las comisiones económicas y políticas propuestas por el Gobierno.

Aunque estuvo ausente en este segundo encuentro, el gobernador de Miranda y dos veces candidato por la oposición a elecciones presidenciales, Henrique Capriles afirmó, horas antes de este segundo encuentro, “que el futuro del proceso de diálogo depende del Ejecutivo, y que es necesario que el gobierno de señales. “El país está muy escéptico del diálogo porque ha pasado mucha agua debajo del puente, y como no hay hechos las personas pueden ser indiferentes, y está en el gobierno que eso cambie”.

En el encuentro del pasado 7 de abril, el presidente Nicolás Maduro aseguró como puntos concluyentes que lo más importante es la búsqueda de la paz para alcanzar la justicia, condenando a la violencia como método político, el reconocimiento del chavismo como una poderosa corriente política y el respeto a la Constitución.

 

http://www.avn.info.ve/contenido/mud-acuerda-sumarse-al-plan-nacional-pacificaci%C3%B3n-impulsado-gobierno-nacional

 

Vicepresidente: “Avanza el diálogo por la paz, por la paz sin impunidad”

Por parte del Gobierno nacional, el vocero encargado para dar el balance fue el vicepresidente Jorge Arreaza, quien agradeció en primer lugar a los acompañantes del diálogo. “Valoramos a la Unasur que procura la neutralización de los conflictos”.

Arreaza destacó en su intervención el cumplimiento de un año de gestión del gobierno de Nicolás Maduro. “Recordamos a la MUD el llamado del diálogo del 14 de abril de 2002, el llamado del diálogo del comandante Chávez que nos pidió a todos encausarnos”.

“El primer acuerdo es el respeto pleno a la constitución, el rechazo a la violencia venga de donde venga, esta violencia política e intentos de derrocamientos, también saludamos el acuerdo primero de reactivar el plan patria segura”.

“La Mesa de la Unidad se incorpora al Plan de Paz y convivencia”, señaló que además tendrán amplitud para dar aportes y opiniones a dicho plan.

“También hablamos de los poderes públicos que se han vencido, ya la Asamblea Nacional activó todos los mecanismos y para avanzar lo haremos como siempre en el marco de la constitución”.

“El presidente Maduro le solicitó a la Asamblea Nacional la comisión de paz, y hoy lo vamos a ampliar con personalidades que de mutuo acuerdo podamos asignar para las investigaciones y para llegar a la verdad”.

El vicepresidente informó que la Mesa de la Unidad tiene pruebas de violaciones y derechos humanos. “En todo caso cualquier denuncia y señalamiento los funcionarios de seguridad del Estado nosotros las recibimos y las investigamos inmediatamente”.

“Sobre el caso Simonovis se acordó una reunión para escuchar a las víctimas de aquel golpe de Estado, van a acompañar los cancilleres a las víctimas de la Policía Metropolitana en aquellos días, y una junta médica que haremos para el cheque de salud de Simonovis, señalamos que haremos los grupos de trabajo para ir en búsqueda de la solución”.

Arreaza señaló que la reunión se llevó a cabo en “buenos términos” y que se va “avanzando de manera positiva”.

El vicepresidente informó que el presidente Maduro aprobó el punto de cuenta para 148 proyectos especiales a “la oposición”. Un mil millones de bolívares fueron aprobados para llevar a cabo los proyectos, “esto en un gesto de que podemos trabajar en conjunto”, dijo.

“Le hemos solicitado a la MUD que nos de sus aportes en el tema económico para ser considerados”.

“Avanza el diálogo por la paz, por la paz sin impunidad”, culminó.

 

http://panorama.com.ve/portal/app/push/noticia108569.php

 

Capriles: “No queremos golpe de Estado, ni tampoco estallido social”

Las fuerzas de oposición en Venezuela no buscan derrocar al presidente Nicolás Maduro ni tampoco fomentar un “estallido social” en el país, aseguró hoy el gobernador del estado Miranda Henrique Capriles Radonski.

“No queremos golpe de Estado, ni tampoco estallido social”, afirmó Capriles en un artículo exclusivo publicado en el portal brasileño UOL, del diario “Folha de Sao Paulo”, horas antes de iniciarse en Caracas una nueva ronda de conversaciones entre gobierno y oposición para superar la ola de protestas.

Según Capriles, el diálogo “es la principal herramienta de los movimientos que quieren justicia y se niegan a utilizar la violencia como método”.

“Dialogar no significa marchar atrás en los ideales, sino encontrar un camino para que nos reconozcamos”, dijo.

“Venezuela está muy mal, vivimos una situación extremadamente crítica”
No obstante, advirtió que el éxito de las conversaciones depende de que el gobierno cumpla una serie de condiciones previas, a empezar por “la liberación de los presos políticos” y “por el regreso al país de los perseguidos por causas políticas”.

“También debe ser devuelto el mandato de una de nuestras diputadas (María Corina Machado) y ser restablecido el respeto a la función parlamentaria y al debate en la Asamblea Nacional”, agregó.

Además, demandó el desarme “de los paramilitares armados por el gobierno”, el fin “de la censura a los medios de comunicación” y el respeto a los derechos humanos de la población.

“Maduro no puede seguir fabricando teorías de conspiración en las que anónimos quieren derribarlo”, afirmó Capriles, al aseverar que hay “miles de motivos para protestar en Venezuela, y el gobierno no puede criminalizarlos”.

El político dibujó un panorama muy negativo de la situación actual en su país y sostuvo que las fuerzas políticas deben inspirarse en otros modelos latinoamericanos para buscar la unión nacional para superar la crisis.

“Nuestro continente todavía recuerda el acuerdo de paz de Chapultepec, firmado en México en enero de 1992 entre el gobierno de El Salvador y el Frente Farabundo Martí para Liberación Nacional (FMLN), que puso fin a 12 años de guerra civil salvadoreña”, destacó el político, que también se refirió al proceso de conciliación nacional en Chile tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet.

“Venezuela está muy mal, vivimos una situación extremadamente crítica. A la crisis económica, se suma la crisis política. Queremos que esto se resuelva, porque, de mantenerse esta situación, las consecuencias pueden ser las que no queremos”, concluyó.

 

http://panorama.com.ve/portal/app/push/noticia108533.php