Ante la “ineficiencia del Estado”, crearán un frente nacional de “autodefensas”

Reunidos en el Polyforum Cultural Siqueiros, un grupo de líderes sociales, sacerdotes y exlegisladores se pronunciaron por el surgimiento de un Frente Nacional de Autodefensas que sirva para “despertar a la nación y demandar justicia y seguridad pública”.

José Manuel Mireles, fundador de las autodefensas en Michoacán, precisó que no es un llamado a la insurrección ni a levantarse en armas, sino a la solidaridad nacional y a la demanda de justicia y seguridad.

Mireles dijo que, en el caso particular de Michoacán, las autodefensas están dispuestas a seguir luchando, a seguir con las armas, pero de la razón y la verdad.

Según él, 16 estados del país cuentan ya con grupos de autodefensa y 36 municipios en Michoacán con presencia del movimiento. “No somos guerrilleros, no tenemos capacitación, pero llego un momento que ya no se podía”, dijo al justificar el nacimiento de las autodefensas.

En el acto al que asistieron cerca de mil personas, José Manuel Mireles se puso una playera blanca con la leyenda “Yo soy autodefensa”, reconoció la importancia de la lucha ciudadana y dio a conocer la convocatoria para formar el Frente Nacional de Autodefensas.

Para ello pidió el apoyo de todo el país. “No queremos hacer la guerra, sino seguir demandando justicia y seguridad pública. Eso es lo queremos”.

Además descartó de antemano que el vaya a ser el coordinador general del Frente Nacional.
El líder de las autodefensas michoacanas leyó la convocatoria en la que se pugna por la seguridad nacional, la justicia y la participación en la elección de las autoridades.

“Este encuentro nos hace ver que los valientes están en todo el territorio. Todos somos autodefensas”, subrayó.

Asimismo reconoció que el gobierno federal ha habido avances en la detención de los principales líderes de Los Caballeros Templarios, pero sostuvo que el problema aán está lejos de resolverse en Michoacán.

Durante su intervención, el médico de profesión puntualizó las razones que los llevaron a proponer la creación del Frente Nacional de Autodefensas:

“No es para levantarnos en armas, nuestro objetivo no es llamar a la insurrección, sino a la insurrección de conciencia, a la solidaridad”.

Mireles sostuvo entre aplausos que “es ahora cuando más unidos debemos estar. Pedimos seguridad pública y justa justicia como derecho”.

En una parte de su discurso, se refirió a su destitución de la coordinación general de autodefensas. Aclaró que no hay tal porque cuenta con el apoyo de 34 poblaciones de las 37 que forman parte del movimiento.

La guerra de las autodefensas, precisó, no es contra el gobierno, sino contra el crimen organizado y la ausencia de la seguridad pública.
A pesar de que la mayor parte de su discurso fue propositivo, Mireles no dejó de cuestionar algunas de las acciones gubernamentales. En particular, criticó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, por hablar de que la paz ya está de vuelta en Michoacán, cuando solo se han dedicado a desarmar a las autodefensas. “Quién es el criminal”, cuestionó.
El comisionado federal Alfredo Castillo no se salvó. Lo acusó de negociar con criminales y secuestradores.
Por su parte, Hipólito Moral pidió al presidente Enrique Peña Nieto la liberación de los más de 100 autodefensas que se encuentran presos.
Dijo que seguirá en la lucha y que la cárcel solo lo hizo más fuerte. “Voy a seguir adelante, pase lo que pase”.

A su vez, el obispo Raul Vera acusó al Estado mexicano de provocar la violencia al arrebatarle a la población sus derechos a la vida, la paz y el progreso.

En su participación aclaró que no apoya el uso de las armas, pero se pronunció por la organización pacífica. “Una revolución armada es una locura” manifestó.

El padre Alejandro Solalinde habló de la corrupción que priva en las autoridades migratorias y dijo que son las principales responsables de la violación de los derechos humanos de los migrantes.

Por su parte, el exlegislador Jaime Cárdenas citó los artículos 39 y 136 de la Constitución que permite a la ciudadanía defenderse con el uso de las armas ante la inseguridad.

Al encuentro convocado por la exlegisladora perredista Thalía Vázquez Alatorre asistieron el obispo Raul Vera, el padre Alejandro Solalinde, los líderes de las autodefensas michoacanas el doctor José Manuel Mireles e Hipólito Mora, el exgobernador bajacaliforniano Ernesto Rufo Appel, el exconsejero electoral Jaime Cardenas, el general Francisco Gallardo, el político neoleonés Manuel Livas, el exalcalde de García Nuevo León, Jaime Rodriguez.

http://www.proceso.com.mx/?p=373297

 

Ante la ineficacia y corrupción de autoridades, la sociedad tiene derecho a “autodefenderse”: activistas y políticos

Líderes de grupos de autodefensa michoacanos y activistas en temas del combate al secuestro, al tráfico de migrantes y de mujeres, justificaron que la sociedad busque protegerse a sí misma –como ocurrió en Michoacán, donde existen grupos de civiles armados para combatir a la delincuencia organizada– ante la ineficacia de las autoridades.

Hipólito Mora Chávez y José Mireles Valverde explicaron cómo decidieron tomar las armas para defenderse de los abusos de Los Caballeros Templarios. El vocero de las autodefensas en Michoacán, recordó que cuando se enteró que su hijo sólo podía cortar limón de su huerta para venderlo por dos días a la semana, para que los integrantes del grupo criminal se quedaran con más ganancias por el producto que ellos también producían y podían cortar diariamente, comenzó a pedir justicia. “No nos dejaron otra alternativa, o nos moríamos de hambre”, recordó.

El Padre Gregorio López Jerónimo, párroco de Apatzingán, también expuso la situación en Michoacán y afirmó que su postura de decir las cosas por su nombre le ha acarreado enemigos en el gobierno e incluso dentro de la Iglesia, pero consideró que él se está “autodefendiendo”, y pidió hacer lo mismo a las viudas y huérfanas.

El Padre Alejandro Solalinde Guerra, por su parte, criticó que el Estado mexicano está incumpliendo con su tarea de proteger a la sociedad. El defensor de migrantes hizo un llamado a que la sociedad civil se autodefienda “sin armas”, pero “con toda nuestra alma”. Pidió colocar afuera de su casa una escoba o moño verde, como signo de confianza en las autodefensas. Asismismo, el Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, expuso que la violencia en el país proviene del Estado, y ésta arrebata a la sociedad el derecho al progreso y a la vida.

Pero agregó que las víctimas pueden convertirse en “agentes transformadores de la sociedad”, y defendió el derecho a que ésta tenga el gobierno que quiera. “Ya no sabemos dónde está el crimen organizado, si en los cárteles o en el gobierno. Junto al segundo, el ‘Chapo’ Guzmán es una hermana de la caridad”, expuso entre aplausos de los asistentes al primer Encuentro de Autodefensas Ciudadanas.

El Senador panista Ernesto Ruffo Appel también participó en el encuentro, reconoció que le ha tocado ser parte de la ineficiencia de gobierno, que viene de individuos que no cumplen con su responsabilidad y causan impunidad. “La reacción de las autodefensas es natural, no viene de una razón propia sino de defender a la familia y a sí mismos, y viene en la Constitución. No es otra cosa que el derecho de todos nosotros a vivir en paz y prosperidad”. Propuso replantear los aparatos encargados de los aspectos administrativos y de justicia y combatir el crimen organizado de una manera especial, y esta organización actuaría de manera más efectiva bajo el Mando único, que estaría basado en informes de inteligencia y jueces especializados. Aseguró que él lo implantó en Baja California.

Asimismo, planteó que en cada municipio haya vigilancia municipal hacia las autoridades y que se organicen defensas comunitarias.

EL EJEMPLO DE MICHOACÁN

El abrazo entre los fundadores de la autodefensas en Michoacán: el doctor José Manuel Mireles e Hipolito Mora. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo “No las tomamos por gusto [las armas]”, afirmó Hipólito Mora Chávez, fundador de las autodefensas en Michoacán, en su exposición.

Explicó que en su caso decidió tomarlas porque Los Caballeros Templarios se habían apropiado de todo, ya no dejaban trabajar a nadie y se quedaban con las ganancias del cultivo del limón. Mora, quien recientemente salió de la cárcel, al no encontrársele pruebas de que fuera el responsable de asesinar a dos personas, tal como había sido acusado, dijo estar dispuesto a seguir en su lucha, pase lo que pase. “Vamos a seguir luchando no sólo por Michoacán, sino por México”, anunció.

Por su parte el líder de las autodefensas en Tepalcatepec, José Manuel Mireles Valverde, dijo que antes de que entraran en acción los civiles armados, el 24 de febrero del año pasado, ellos en el municipio ya habían planeado cómo levantarse en armas contra el crimen organizado y la ineptitud del gobierno.

Pero sólo lo habían planeado y aún no pasaban a la acción, hasta que vieron cómo Hipólito Mora “prendió la mecha” y con un puñado de hombres comenzó la lucha. Mireles describió que en Tepalcatepec además de las extorsiones, todos tienen alguna experiencia de un familiar a quien le robaron alguna propiedad, que fue secuestrado o asesinado y que antes de tomar las armas pidieron ayuda al gobierno de Fausto Vallejo Figueroa, pero éste declinó ayudarlos. “Nadie nos ayudó. Yo hablé con el Gobernador. Sentía el temblor de sus manos por el teléfono.

Le dije ‘tengo este problema’. Él me dijo ‘Mireles, soy un ciudadano ocupado en un puesto de gobierno. No te puedo ayudar en nada”, recordó Mireles. En ese contexto, el vocero de los autodefensas dijo que Michoacán aún es un infierno, por lo que alertó que mientras no acaben con la estructura financiera de Los Caballeros Templarios, el grupo seguirá intacto. “Mientras no le mochen la cabeza al pulpo, sigue intacta porque quien maneja y administra los recursos es ‘La Tuta’”. También criticó al Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, por darle cabida a Templarios en las Guardias Rurales.

“No nos interesa lo que diga, dice y hace puras estupideces, eso de uniformar a los Templarios arrepentidos, darles charola de rural o policía o armas para combatir a criminales; ya lo vimos ayer en Apatzingán, Templarios contra Templarios disfrazados de rurales, no se pegaron un tiro”, comentó.

AUTODEFENSAS CIUDADANAS

Tenemos derechos a defendernos, afirman ciudadanos. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo Jaime Rodríguez Calderón, conocido como “Bronco”, y ex Alcalde de García, Nuevo León, entre 2009 y 2012, contó su historia. Dijo que previo a iniciar su administración municipal, su hija de dos años fue secuestrada, y a los 20 días de gobierno su hijo asesinado, y él como funcionario sufrió dos atentados.

A pesar de ello enfrentó a Los Zetas, creó una red de ciudadanos informantes, y destituyó a todos los policías, en lugar de depurarlos, acción que no sirve, aseguró. Dijo que más que modificar la ley, lo que se debe cambiar es la actitud de quien va a gobernar, tener congruencia, inteligencia, carácter, capacidad, transparencia, humildad, conciencia ciudadana y vergüenza. “Al delincuente hay que perseguirlo, al pueblo escucharlo, pero también despertarlo”.

La periodista Sanjuana Martínez, ganadora del Premio Nacional de Periodismo en 2006, dijo que entre las consecuencias de la guerra del narco emprendida por Felipe Calderón Hinojosa y seguida por Enrique Peña Nieto, está que las mujeres se han convertido en un botín de guerra, y que hay 12 millones de víctimas de trata, de las cuales una buena parte son niñas Expuso otros problemas como la trata y los crímenes contra periodistas. “Cómo no nos vamos a autodefender en estas circunstancias, sin ningún asesinato resuelto”, afirmó al pedir a la sociedad civil dar lucha.

Talía Vázquez, ex esposa del Iván Peña Néder, quien fungiera como coordinador de Asesores del Subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Abraham González, en la administración de Felipe Calderón, acudió en calidad de Autodefensa de mujeres violadas. La dos veces candidata a legisladora sufrió una violación tumultuaria encabezada por su entonces esposo. Dijo que Peña Néder fue liberado por el mismo juez que encarceló a Hipólito Mora.

Cuando se enteró de esto ella decidió ser autodefensa. Informó  que el año pasado hubo 112 mil violaciones en México, pero sólo se presentaron 14 mil denuncias, y sólo dos mil 795 recibieron castigo. Por su parte el académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIJ-UNAM), Jaime Cárdenas Gracia, consideró que la formación de grupos de Autodefensa no es anticonstitucional ni antijurídica, como plantean distintos analistas. Explicó que sólo el derecho e instituciones establecidas merecen ser obedecidos, y México carece de ambas figuras.

“No tenemos instituciones y un sistema jurídico legítimo”. Agregó que si el orden constitucional no es garantizado por el Estado, entonces el pueblo tiene derecho a recuperar su plena vigencia. El ex aspirante a la candidatura presidencial del PAN en 2012, Javier Livas Cantú, pidió que para combatir el crimen organizado, debe usarse de ejemplo a Hipólito Mora y José Manuel Mireles, y pidió no dejarlos solos. “Si ellos tomaron las armas, nosotros entonces debemos tener los pantalones para organizarnos”, expresó, y propuso un sistema de recolección de información.

http://www.sinembargo.mx/29-05-2014/1007363