Acuerdos con Obama: llegarán profesores de EEUU y se conforma equipo de seguimiento

Acuerdos en seguridad social para traer profesores de EEUU

El Presidente Mujica dijo a LA REPÚBLICA que llegarán docentes de materias técnicas y que se formará un equipo de seguimiento de los acuerdos logrados para permitir un avance sostenido. “Vamos a poder conseguir que un profesor que viene a trabajar 6 meses o 1 año acá, perciba allá los aportes de su jubilación para que no tenga ninguna pérdida”, explicó. Con respecto al tema Guantánamo el Presidente aclaró que existen dificultades “pero los obstáculos no son nuestros” porque Obama tiene una situación de política interna con muchas complicaciones.

Los presidentes Barack Obama y José Mujica resolvieron conformar un equipo de seguimiento técnico de los acuerdos logrados para permitir un avance sostenido de los mismos y evitar que la burocracia estatal frene su desarrollo.

Uno de los logros más importantes está referido a la seguridad social, por eso integró la delegación uruguaya el presidente del BPS, Ernesto Murro. Según explicó Mujica a LA REPÚBLICA, este tema está estrechamente vinculado con los acuerdos educativos y de capacitación que facilitarán “una política activa para enviar gente y recibir profesores o asistentes para el desarrollo fundamentalmente de materias de carácter técnico y ciencias básicas”.

Esto se dará en los dos sentidos, tanto para los que viajen a Estados Unidos como los que vengan desde allá a trabajar en universidades uruguayas. “Desgraciadamente con la gente que se va siempre perdemos un margen que se queda por allá y creemos que de esta forma podemos reproducir un avance significativo”, explicó.

“Esto nos llevó a lograr un acuerdo de seguridad social por el cual vamos a poder conseguir que un profesor que viene a trabajar 6 meses o 1 año acá, perciba allá los aportes de su jubilación para que no tenga ninguna pérdida. Eso también lo estamos conviniendo en los dos sentidos para los trabajadores –explicó el presidente-, por eso fue Murro para estas cuestiones que tienen que ver con este capítulo, porque debemos tener cerca de 50 mil uruguayos radicados allá”.

Hizo hincapié en la necesidad de aprovechar los aportes de la gran comunidad de investigadores y científicos uruguayos radicados en Estados Unidos que quedó comprometida en “crear planes para que puedan ayudarnos trabajando desde allá”.

“Para seguir estas cosas, y lograr que la burocracia cumpla en tiempo y forma las decisiones que toman los gobernantes se creó un equipo mutuo que va a dar seguimiento a cada uno de estos pasos con conexiones con las universidades de acá, con el instituto de investigaciones, etc.”, reveló el mandatario.

Philip Morris

En lo atinente al juicio que Uruguay mantiene con la tabacalera, el Presidente dijo que no se habló de Philip Morris pero sí del tema cigarrillos. “Dejamos en claro que para nosotros no es un asunto comercial sino una política de prevención de salud, teniendo en cuenta los daños que provoca el cigarrillo. Nosotros pretendíamos que se entendiera que no se puede mirar esto desde una óptica eminentemente comercial porque hay una medida de salud pública que como gobierno tenemos derecho a tomar.

En ese sentido tenemos el apoyo del presidente Obama, cosa que nos interesaba y sabemos que va a haber ONG que también van a defender este criterio”, destacó Mujica.

Guantánamo

Con respecto al tema Guantánamo y a la posible llegada de presos a Uruguay en calidad de refugiados, el Presidente aclaró que existen dificultades “pero los obstáculos no son nuestros”.

Explicó que el presidente norteamericano tiene una situación de política interna con muchas complicaciones. “Él ha pretendido tomar un conjunto de medidas, algunas de las cuales había manejado como parte de su campaña electoral pero tiene dificultades para poderlas cumplir porque en el Senado tiene mayoría pero no en la cámara baja y ahora está en un proceso electoral en que por tradición en EEUU los presidentes de turno pierden apoyo”.

“Daría la impresión de que quiere mejorar notoriamente las relaciones con América Latina y otros países pero me parece que tiene grandes resistencias internas”, indicó.

Empresarios y PIT-CNT

Mujica lamentó que la agenda de trabajo de los empresarios y miembros del PIT-CNT que integraron la delegación no haya sido más profusa.

“Hubo en esto una especie de falla que nos impusieron las circunstancias. Nosotros hubiésemos querido establecer una ronda de gente del comercio y la industria que les sirviera a los empresarios que tuvieron la amabilidad de acompañarnos para sostener intercambios de los cuales puedan surgir no solo amistades sino negocios, pero Washington es una ciudad muy especial.

Una ciudad de funcionarios, de representantes más que señores de la industria y el comercio, lo que hay son representantes de los distintos lobbies que hay en Estados Unidos y de las distintas esferas de gobierno, pero pocos industriales. Entonces, no pudimos concretarles una agenda más activa que es lo que nos hubiera gustado. Pero tengo que agradecerles tanto al delegado del PIT-CNT como a los de las gremiales patronales que nos dieron su afecto, su calor y algunos contactos estuvieron haciendo”.

“La fama es puro cuento”

El presidente uruguayo restó importancia a la manera en que algunos medios internacionales destacaron su figura en Estados Unidos. “Las figuras pasan y la fama es puro cuento, lo que importa es lo que se pueda ir concretando a favor de la sociedad uruguaya porque los gobiernos pasamos y las cosas que se puedan construir con el tiempo pierden sentido de pertenencia, a mí lo que me preocupa es lo que le queda a la gente”.

El Mercosur no debe tener un solo cliente

Mujica se refirió también a la situación que enfrenta el Mercosur y su necesidad de cerrar un acuerdo comercial con la Unión Europea. “Estamos en curso de presentar una propuesta de negociación al Mercosur que está pendiente desde hace mucho tiempo. Hemos recibido alguna propuesta de Brasil que está por primera vez férreamente interesado en llevar adelante ese encuentro con Europa, cosa que es relativamente nueva pero supone un cambio.

Hemos sentido en estos días unas declaraciones no muy alentadoras por parte de ciertos intereses franceses en el sentido de acentuar el proteccionismo en ese país, cosa que sería bastante negativa para lograr cualquier acuerdo. No sé qué grado de veracidad tendrá, pero me preocupa porque si España no cumple un descargo importante y Francia nos pone topes por un lado y por el otro, no sé cómo podemos lograr un acuerdo. En ese caso, el Mercosur tendrá que replantearse todo. El fracaso de un acuerdo con Europa significaría que hay que empezar de nuevo por otro lado”, manifestó.

“Hoy en nuestra región no vemos posible renunciar al comercio con China porque es el cliente grande que cada vez compra más y eso no se puede ignorar. Mi deseo particular era seguir vendiéndole en forma interesante a China y abrir otro mercado hacia Occidente que ayude a competir y equilibrar, en el mundo de hoy la independencia absoluta ya no es posible ni siquiera para los grandes países, lo que se va acentuando es la interdependencia que significa la lucha por tener una dependencia inteligente que no se vuelva un freno o un azote en un momento de crisis, por lo tanto la relación internacional de comercio debe ser profusamente ramificada y no cometer el error de concentrar todo en un único cliente, sino todo lo contrario. Me parece que ese es el futuro que debe seguir la política económica exterior del Uruguay”.

http://www.republica.com.uy/acuerdos-en-seguridad-social/