Argentina comienza a negociar su deuda con el Club de París

Será la primera vez que el ministro de Economía se encuentre, frente a frente, con todos y cada uno de los representantes de los países que integran el Club de París. Ocurrirá en el día de hoy, cuando Axel Kicillof sea recibido, en la capital de Francia, por un comité compuesto por miembros de todos y cada uno de los 19 integrantes del club de países acreedores, por una deuda argentina que cayó en default en diciembre de 2001, cuando el gobierno provisional de entonces (con Adolfo Rodríguez Saá a la cabeza) decidió dejar de cumplir con sus compromisos financieros. En la visita anterior, Kicillof había sido recibido al inicio del presente año por las autoridades delegadas del Club, para presentar la propuesta argentina y responder a las consultas. Hoy es el día del inicio formal de las negociaciones.

El titular del Palacio de Hacienda llegó en la tarde de ayer a París, en vuelo desde Buenos Aires, donde a pocas horas de partir había ofrecido una conferencia de prensa señalando el estado de las conversaciones. “Hemos avanzado decididamente hacia un acuerdo, pero no hemos definido los plazos ni hemos ido más allá de los lineamientos presentados en enero”, informó. Estos “lineamientos” contemplan un pago en efectivo y otra parte en cuotas, a cambio inversiones productivas provenientes de los países acreedores. El mecanismo de acuerdo propuesto por Argentina excluye la participación del FMI como veedor, garante o monitor de su cumplimiento.

“Será la primera reunión con todos los acreedores y eso es muy importante, pero esto no quiere decir que vayamos a arribar a un acuerdo”, señaló Kicillof el lunes en Buenos Aires. Las expectativas de la delegación argentina es poder acercar posiciones, al menos con algunos de los países que integran el Club de París y tienen interés en un rápido consenso, ya que la controversia está trabando inversiones de sus empresas en el país. Este sería el caso de Alemania y Japón.

Apenas instalado en París, en las primeras horas de la noche de ayer, Kicillof tomó contacto con los dos representantes argentinos en la Unión Europea a cargo de la renegociación de la deuda, Hernán Lorenzino y Adrián Cosentino, quienes compartían el equipo económico con el actual ministro hasta noviembre del año pasado. Kicillof llegó acompañado por el actual secretario de Finanzas, Pablo López.

En este primer contacto, Kicillof habría sido informado sobre las últimas novedades en cuanto a la posición de los países que integran el Club de París. A lo largo de las últimas semanas, hubo diálogos informales por separado con algunos países miembro. “El problema es que son muchos y no todos tienen la misma posición, cada uno debe elevar consultas a su respectivo gobierno y hasta que no haya acuerdo entre ellos, no puede haber un cierre”, explicó una fuente del equipo económico. De hecho, Kicillof no pudo precisar si su regreso será de inmediato o si podría quedarse varios días en París, dependiendo de cómo se desarrollen las negociaciones. Hoy, en el edificio del Ministerio de Economía en París-Bercy, a partir del mediodía, comenzará este capítulo.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-247245-2014-05-28.html