Colombia: Marcha Patriótica explica por qué no participa en las elecciones 

La Marcha Patriótica rechaza al actual estado en donde el campo es tierra de la Mafia Política y paramilitar, protegido por medio millón de militares y policías que con sus organismos de inteligencia espian a toda oposición, tanto en Colombia como en La Habana, Europa y el resto del mundo. Se llama Terrorismo de Estado.

El Movimiento político y social Marcha Patriótica declara:

1.- Los recientes acontecimientos que enturbian una vez más el proceso electoral en curso y comprometen las campañas a la Presidencia de la República de los candidatos Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga, reconfirman los límites sistémicos del régimen político y de representación y, en especial, del sistema electoral. La investigación de fondo de los hechos debería contribuir a aclarar los entramados criminales que rigen las prácticas políticas de las clases dominantes.

2.- A la opinión pública se le ha puesto en evidencia que tras la fachada de procesos electorales que afirman atender las reglas de la democracia liberal, se activan múltiples dispositivos que conjugan el clientelismo y la corrupción con actividades que se encuentran por fuera de la legalidad impuesta por las propia élite en el poder, a fin de garantizar el régimen de democracia gobernable que impera en el país.

3.- En esta ocasión, se trata de los intentos de instrumentalización de los diálogos de La Habana con el fin de producir rendimientos electorales y generar una falsa polarización entre dos de los candidatos de la derecha colombiana. Desde luego que los diálogos merecen todo nuestro respaldo, no sólo por representar la posibilidad real de encontrarle una salida política al conflicto social y armado, sino por la potencia que un eventual Acuerdo final puede desatar para contribuir a la real democratización del país con miras a la construcción de la paz con justicia social, aspiración legítima del pueblo colombiano.

4.- Los hechos conocidos reafirman nuestra posición de no participar como movimiento político y social en la actual contienda electoral hacia la Presidencia de la República considerando los límites estructurales a la participación política y social, en un sistema que está concebido y diseñado para garantizar la reelección de representantes de los partidos de las clases dominantes y de sus políticas.

5.- Al mismo tiempo, demuestran la imperiosa necesidad de continuar con todo el empeño por el camino de un proceso constituyente basado en la más amplia y activa participación social popular, que permita consolidar la perspectiva de una Asamblea Nacional Constituyente, que contemple como parte de sus aspiraciones la dignificación de la política y real democratización de la sociedad.

6.- Reiteramos nuestro apoyo pleno y nuestro compromiso con el paro y la movilización en curso impulsados por la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular y su pliego de peticiones. Tenemos el convencimiento de que en medio de la movilización y la lucha popular contribuiremos a construir la gran convergencia nacional para la paz con justicia social que hoy reclama nuestro pueblo.