Costa Rica: Presidente Solís realiza primera gira en el país

Un viaje a la trocha

El Presidente de la República realizó su primera gira dentro del territorio nacional, y como era de esperarse se fue al punto en donde, en este momento, el Gobierno deberá prestar mayor atención durante los próximos meses… la frontera norte del país.

Este no solo fue un viaje para conocer la tan cuestionada trocha fronteriza, también le sirvió de termómetro para enterarse de las necesidades de estos pueblos que se han desarrollado al margen de los beneficios capitalinos.

Son sitios en donde la luz eléctrica fue un “privilegio” que obtuvieron hace poco más de tres años cuando se comenzó el proyecto de la carretera. Es por eso que a pesar de todas las críticas que se pudieron haber hecho sobre la construcción de la misma y las investigaciones que hay sobre ella, los vecinos de estas comunidades no lo pueden ver como un problema para el país, sino como una bendición para sus vidas.

Luis Guillermo Solís tuvo la oportunidad de conocer de cerca el trabajo que realizó el gobierno anterior sin una planificación correcta, lo cual ha llevado no solo a los estrados judiciales esta investigación, sino que además a la pérdida de millones de colones por el deterioro de las pocas obras ejecutadas.

El mandatario mostró su preocupación ante estos hechos, y se comprometió a buscar formas de solucionar, de una vez por todas, los problemas estructurales de esta vía, entendiéndose que este trabajo sí se realizó ante una amenaza latente en la zona, no obstante no se hizo de la mejor manera.

Ahora les tocará a las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes preparar un plan remedial que no le salga tan caro a los costarricenses, quienes ya han tenido que pagar mucho por los errores del pasado.

Es necesario que los gobiernos entiendan que cuando se trata del dinero del pueblo, no deberían de existir segundas oportunidades, por el contrario el inconveniente debería estar resuelto de una sola vez y sin mayores contratiempos.

Ojalá y la nueva administración se soque los pantalones y obligue a todas las concesionarias a cumplir con los compromisos contractuales para que el país salga de ese estancamiento de casi medio siglo en obras de infraestructura.

Los costarricenses merecen carreteras buenas, con mantenimiento efectivo y acordes a las necesidades de los nuevos tiempos.

De nada sirve que se construya una súper carretera si la misma estuvo pensada para un número inferior de carros de los que hay en la realidad. Se debe proyectar hacia el futuro, y no seguir viviendo en el pasado.

Este Gobierno tiene un gran reto por delante, el cual es realizar grandes obras con pocos recursos y eso no es un obstáculo fácil de superar. No obstante, en el país existe el interés de muchos sectores para financiar estos sueños de desarrollo, mismos que deberían ser vistos con atención. Tal vez no sea la pomada canaria, pero seguramente le saldrán mucho más baratos al país que otros préstamos internacionales.

Costa Rica se merece la oportunidad de ser mejor y es por eso que los gobernantes tienen la responsabilidad de hacer cumplir estas expectativas de los electores, quienes por lo menos en esta campaña pidieron masivamente este cambio.

http://www.diarioextra.com/Dnew/noticiaDetalle/232409