Detienen a exgobernador de Michoacán por vínculos con el crimen organizado

José Jesús Reyna García, ex gobernador interino de Michoacán y segundo funcionario en importancia durante el gobierno de Fausto Vallejo en esa entidad, fue trasladado a un penal de máxima seguridad, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo una orden de aprehensión en su contra por delincuencia organizada y acreditó que tenía vínculos con los líderes del cártelde Los caballeros templarios.

En conferencia de prensa, el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), Rodrigo Archundia Barrientos, dio a conocer que el Ministerio Público Federal llevó a cabo diversas diligencias con las cuales se acreditó que Reyna García tuvo acuerdos con líderes de organizaciones criminales que operan en Michoacán.

Entre las pruebas con las cuales la PGR solicitó la orden de captura en contra de Reyna García están dos videos en los que aparece en encuentros con Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los caballeros templarios, con quien supuestamente se une como familia política.

Delincuencia organizada

En la conferencia de prensa, Archundia Barrientos informó que la Seido solicitó a un juez de distrito con sede en Toluca, estado de México, una orden de aprehensión en contra del ex gobernador interino y que fue librado un mandamiento judicial ‘‘por su probable responsabilidad en la comisión de delincuencia organizada con la finalidad de cometer ilícitos contra la salud’’.

La acusación, dijo el funcionario, se dio ‘‘como resultado de la investigación que se realizó respecto de hechos posiblemente constitutivos de delitos en el estado de Michoacán, entre los que se encuentran declaraciones, rastreos financieros, así como diversas pruebas periciales realizadas por la Agencia de Investigación Criminal (AIC)’’.

Jesús Reyna García fue arraigado con autorización judicial desde el pasado 5 de abril, por un periodo de 40 días, plazo que no llegó a su vencimiento. El subprocurador explicó que la medida cautelar se pidió ‘‘a fin de garantizar el éxito de la investigación dada la relevancia del cargo público que dicha persona tenía en el gobierno del estado, así como un medio de protección de un bien superior, que es garantizar la seguridad de la población ante el problema que genera en esa entidad la delincuencia organizada y quien pudiera participar en ésta’’.

Uno de los testigos que sirvieron para la integración de la averiguación previa en contra de Reyna García fue Manuel Gutiérrez Mesinas, El Mani, hombre que servía a Enrique Plancarte Solís (uno de los líderes de lostemplarios) en todo lo que tenía que ver con la obtención de documentos como licencias, placas y la realización de trámites gubernamentales, además de ser uno de los encargados de supervisar envíos de droga a Estados Unidos desde Morelia.

El Mani fue detenido a finales de marzo y proporcionó a la PGR la ubicación exacta de Plancarte Solís, quien se encontraba escondido en un domicilio del municipio de Colón, en el estado de Querétaro.

Respecto de las pruebas, el titular de la Seido señaló que ‘‘durante el periodo de arraigo de Reyna García el Ministerio Público obtuvo, entre otros medios de prueba, diversas declaraciones ministeriales que confirmaron que sostuvo diversas reuniones con integrantes de la delincuencia organizada, así como informes de varias autoridades y pruebas periciales que lo confirmaron’’.

Por la noche, Jesús Reyna –quien fue denunciado por los grupos de autodefensa como integrante de Los caballeros templarios desde febrero de 2013– fue trasladado al penal del Altiplano, en Almoloya de Juárez, estado de México, y puesto a disposición de un juez federal.

La actividad política de Jesús Reyna García se inició en marzo de 1978; hasta antes de su aprehensión logró ser procurador de Justicia en Michoacán, secretario de gobierno en dos ocasiones, dirigente estatal de su partido, el PRI; en el ámbito federal fue oficial mayor de la Secretaría de Gobernación en 1997; en dos ocasiones fue diputado local y durante el mandato de Fausto Vallejo Figueroa –actual gobernador michoacano– fue designado secretario de gobierno. En abril de 2013 fungió como gobernador interino.

http://www.jornada.unam.mx/2014/05/08/politica/003n1pol