Guatemala: ríos contaminados afectan calidad de vida

Distintos sectores advierten del peligro que representa la falta de tratamiento a las aguas servidas en Huehuetenango, debido a que pone en riesgo no solo la vida de las personas, sino también ha terminado con ecosistemas de flora y fauna; mientras que las autoridades municipales no consideran el tema como prioritario en su agenda de desarrollo.

Por la cabecera pasan tres ríos, cuyas aguas hasta hace 60 años eran cristalinas y hogar de peces, ranas y cangrejos, entre otros animales, así como plantas, situación que ha ido en decadencia por el crecimiento desordenado de la ciudad.

Antonio Sánchez, delegado de la Cámara de Comercio filial Huehuetenango, explicó que debido a la contaminación los olores fétidos son un problema, pues ahuyentan a los compradores.

Vinicio Cerezo Blandón, director de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (Fundaeco), expuso que en Guatemala, más del 98% de los afluentes tienen contaminación por coliformes fecales, lo que significa que el agua de las casas, colegios, fábricas, industria y centros comerciales llega a los afluentes sin ningún tratamiento.

Las consecuencias ya son evidentes en Huehuetenango, debido a que el agua de los ríos no es apta para el consumo humano, por el grado de contaminación que está por encima de los niveles permitidos por la Organización Panamericana de la Salud.

“Los afluentes se han ido transformando en desagües que apestan y deterioran la calidad de vida de los habitantes de zonas urbanas; lo peor del caso es que los vecinos gastan mucho dinero en vicios y no Q25 para el mantenimiento de una planta de tratamiento de aguas servidas”, lamentó Blandón.

Herman Ochoa, delegado departamental del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, aseguró que si las autoridades municipales no cumplen, como ocurre en esta ocasión, con el manejo, tratamiento y descargas de aguas servidas en afluentes, “incurren en contaminación no comprobable porque aún no hay muestreos, pero los procesos por esta situación están establecidos”.

Añadió que la primera implicación es porque el 60% de las comunidades consumen agua de pozo domiciliar o artesanal, que se obtiene del manto freático, el cual ya está contaminado por no tratar las aguas servidas.

No hay recursos

Augusto Gómez Sosa, alcalde de la cabecera, recordó que canalizar las aguas servidas fue un compromiso del gobierno central; sin embargo, ve difícil que se cumpla porque ya lo apoyó en la construcción de un mercado y además está en trámite un aporte para un proyecto de agua entubada.

El jefe edil resaltó que el tiempo es corto y que se necesitan más de Q100 millones para canalizar las aguas servidas, por lo que cree que no le alcanzará el tiempo en su administración.

Además

Comunas son responsables

Según el artículo 68, inciso A de la ley marco para regular la reducción de la vulnerabilidad, la adaptación obligatoria por los efectos del cambio climático y la mitigación de gases de efecto invernadero, las municipalidades son las responsables de la construcción de plantas de tratamiento  para mitigar la liberación de los desagües hacia los ríos.

Algunos pobladores mencionan   que por estar rodeados de  agua que tiene plomo, mercurio y heces, a mediodía es cuando más sienten los olores fétidos.

Proceso

Campesinos riegan hortalizas con agua contaminada.

En las partes bajas de estos afluentes los agricultores  riegan sus   hortalizas y árboles  frutales.

Esta contaminación es devuelta  en forma de productos que se consumen a diario.

Como  consecuencia de esta suciedad, muchos vecinos padecen  enfermedades gastrointestinales e infecciones de la piel.

http://www.prensalibre.com/huehuetenango/Rios-contaminados-afectan-calidad-vida_0_1120088011.html