Honduras: pronostican sequía en ocho departamentos por “El Niño”

Los efectos negativos que podría causar El Niño en Honduras ya son causa de preocupación para las autoridades, pues se teme que los problemas provocados por este fenómeno y las zonas afectadas sean más de las que se habían previsto.

Según diversos estudios realizados, El Niño causará sequía en al menos ocho departamentos hondureños.

Esta falta de lluvias podría tener una duración de seis meses, (desde mayo hasta octubre) o incluso más, dependiendo del comportamiento y la variación climática.

Las zonas afectadas por la sequía serán Choluteca, la parte de sur de El Paraíso, la parte sur y central de Francisco Morazán, Valle, La Paz y parte de los departamentos de Intibucá, Lempira y el sur de Copán.

Debido a este alarmante panorama, a finales del pasado mes de marzo representantes de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) se reunieron con las autoridades del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa), de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), el Ministerio de Salud y la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) para planificar estrategias que puedan contrarrestar los efectos de El Niño .

Este fenómeno climático consiste en un aumento periódico de la temperatura en la superficie del océano Pacífico, acompañado por corrientes de vientos que llevan ese calentamiento a las costas del este americano.

Su nombre científico es Oscilación del Sur El Niño (El Niño-Southern Oscillation, Enso, por sus siglas en inglés) y causa sequías en unas zonas del mundo y exceso de lluvias en otras.

Fuerza inesperada

Este año, zonas como La Paz o Choluteca ya han perdido varios de sus cultivos debido a la falta de lluvias. Según la Federación Nacional de Campesinos de Honduras (Fenach) algunos perdieron hasta 50% de sus siembras en seco, como llaman al proceso de plantar los granos antes de las lluvias.

El meteorólogo Ernesto Salgado, asesor de meteorología de Copeco explicó que según los modelos climáticos preliminares se creía que los efectos de El Niño serían de leves a moderados este año en Honduras, pero los nuevos análisis han cambiado esta perspectiva.

Salgado manifestó que ahora hay casi un consenso en determinar que los efectos del fenómeno serán de moderados a fuertes, lo cual alarma a las autoridades sobre las consecuencias que podría conllevar esto en el territorio hondureño.

“Hablamos con diferentes instituciones del Gobierno para que tomen medidas que contrarresten las dificultades que puede traer El Niño . Está previsto que los efectos de la sequía duren hasta octubre. Después de esos meses también podrían afectar negativamente, pero para saber con seguridad qué pasará a finales de este año e inicios del otro hay que esperar”, dijo el meteorólogo.

El experto consideró fundamental hacer buen uso del agua desde ahora para que las zonas en las que se reduzcan las precipitaciones y se reduzcan las fuentes de este líquido no queden totalmente desabastecidas.

En Honduras hay dos estaciones. La seca que va de mediados de octubre a mediados de mayo y la temporada lluviosa que va de mediados de mayo a mediados de octubre, pero El Niño puede causar variaciones en la duración de estas.

Además de las sequías, este fenómeno puede dejar otras consecuencias negativas en Honduras. “En lugares como Puerto Lempira, La Ceiba y Tela podría haber más lluvias de lo usual, lo cual sería otro efecto de El Niño ”, señaló Salgado.

Seguridad alimentaria

Ivette Velásquez, asesora de cooperación externa de la SAG en el tema del cambio climático, expresó que es importante tomar medidas lo antes posible para estar preparados ante los problemas que puedan presentarse en varias zonas del país por fenómenos como El Niño .

“La SAG implementará alternativas ante el cambio climático para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria”, afirmó.

Velásquez dijo que la amenaza climática más importante para el sector campesino es la reducción del volumen de lluvia y las sequías; que reducirían la disponibilidad de agua para todos sus usos debido a una disminución en la capacidad de infiltración y en el reaprovisionamiento de los acuíferos.

Además, advirtió que la sequía y su alternancia con eventos de lluvias intensas bajo un escenario de aumento de temperatura, afectaría los caudales ecológicos alterando los hábitats, ciclos reproductivos y movilidad de las especies de dichos ecosistemas.

“La SAG entregó más de 100 sistemas de riego sostenibles a pequeños productores”, dijo.

Pesca en riesgo

Velásquez reveló que uno de los medios de vida que ha afectado severamente el cambio climático es la pesca artesanal, pues los bancos de peces se han agotado.

“En el sur de Honduras más de 60 familias de pescadores se han tenido que establecer en dos proyectos financiados por el programa Emprendesur de la SAG, a través del cual hacen inversiones de sus planes de negocios para la producción de tilapia y camarón”, aseguró la experta, que agregó que el sector agricultor y ganadero son de los más afectados cuando hay sequías, por lo que también es urgente tomar medidas de prevención ante El Niño .

“Honduras tiene en la agricultura una de sus principales actividades económicas, consiguiendo en los últimos cuatro años un importante crecimiento tanto en la producción como en la exportación de productos”, indicó la asesora.

Varios países ya se preparan para enfrentar los efectos de este fenómeno que afecta distintas partes del mundo. En Perú incluso ya estiman que El Niño de este año podría ser como el de 1997, que fue el más intenso del último siglo.

Unas 25,000 familias son las más afectadas cuando hay escasez de maíz y frijol

En los últimos años la sequía ha generado hambruna en varios municipios en la zona sur de Honduras, debido a que los cultivos en su mayoría se pierden. En 2012 en varias comunidades de Choluteca las pérdidas fueron del 95% de las siembras de granos básicos.

Unas 25,000 familias del sur de La Paz, Francisco Morazán, sur de El Paraíso y el norte de Choluteca y Valle son las más afectadas cuando hay escasez de maíz y frijoles, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), advirtió que como resultado de los efectos de “El Niño” en Centroamérica, a partir de julio podría haber lluvias irregulares o en menor cantidad de lo normal, un veranillo más extenso de lo común y más intenso a mediados de este año y el aumento de la temperatura superficial del océano Pacífico.

El señalamiento también lo hizo la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (Secac) a los Ministros de Agricultura de la región.

Las advertencias se hicieron tras conocerse los diagnósticos climáticos de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos y por la perspectiva climática presentada por el Foro del Clima de Centroamérica el pasado 9 y 10 de abril en Guatemala.

Los pronósticos indican que a mediados de este año, sobre el litoral pacífico de la región, habrían lluvias irregulares y por debajo de lo normal y una temporada seca más intensa a finales de este año e inicio de 2015, con potenciales efectos negativos en la agricultura.

http://www.laprensa.hn/honduras/apertura/711623-98/pronostican-sequ%C3%ADa-en-ocho-departamentos-de-honduras-por-el-ni%C3%B1o