No se juntaron las firmas necesarias para frenar la explotación del Yasuní

Domingo Paredes, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), anunció ayer que el colectivo Yasunidos no alcanzó las 583.324 firmas que necesitaba para someter a consulta popular la extracción petrolera del ITT.

Según el titular del organismo, el colectivo alcanzó 359.761 rúbricas válidas. En el proceso de verificación de firmas fueron rechazadas 239.342, de las 599.103 que pasaron a la etapa final.

Paúl Salazar, vicepresidente del CNE, dijo que se encontraron irregularidades desde el inicio del proceso. En la etapa de indexación, por ejemplo, habían cédulas sin nombre, así como números de cédulas incompletos. “Sin ello, ¿cómo esperaban que se pueda realizar el cotejamiento de la información con las bases de datos?”, cuestionó Salazar.

El CNE contrastó la información con 5 bases de datos del padrón electoral, Registro Civil, Cancillería y bancos de Fomento y del Pacífico.

El organismo encontró firmas repetidas de dirigentes del colectivo, quienes habrían firmado de forma repetida por 9, 4 y 2 veces, respectivamente, en formularios distintos.

Pero lo que más llamó la atención fue encontrar nombres ficticios como Bruce Wayne (Batman) y Dark Vader, en alusión al personaje Darth Vader (Star Wars). Hay formularios en donde la rúbrica no tiene nada que ver con la información de las 5 bases de datos.

“Lean los reglamentos, señores de Yasunidos, no engañen a la ciudadanía, no sorprendan al CNE, no digan que hay más de 750.000 firmas cuando encontramos números de cédulas incompletos, nombres cambiados, ficticios, los mismos dirigentes firman en más de una ocasión… esto no es un juego, esta es una institución seria”, recalcó Salazar.

Paredes dijo sentir “vergüenza” del proceso realizado por el colectivo. “Se repite la vieja cultura política en el país, como se repite lo mismo que encontramos en la crisis de las firmas de 2012, cuando todos nos criticaban, y miren lo que hallamos… esta es una falta de respeto al Estado y a la dignidad del CNE”.

Sobre posibles demandas en tribunales extranjeros por parte de Yasunidos, manifestó que “en las cortes internacionales nos veremos, tenemos pruebas suficientes para demostrar que tenemos en frente una falta de respeto a la dignidad de una función del Estado”.

Salazar adelantó que luego de que el pleno del CNE conozca hoy el informe técnico y jurídico, se tomarán los mecanismos legales para que “no se vuelvan a cometer estos problemas, esto es un engaño, algo que viola la fe pública y el principio de todo sistema democrático: la confianza en la ciudadanía”.

Por ello, no descartó llevar el proceso a la Fiscalía “para que se determinen las responsabilidades, por este intento de engaño al CNE”.

Paredes pidió a Yasunidos “que lean los reglamentos y no lo han hecho, ahora les pedimos que aprendan a contar, repetir una firma 9 veces no implica que se les va a validar 9 veces, este elemento es muy importante para desvirtuar una serie de calumnias y amenazas que el movimiento está tomando frente a la máxima autoridad electoral”.

El grafólogo Carlos Echeverría describió las “enormes inconsistencias” encontradas. Citó el caso de huellas dactilares pero comprobaron en el padrón que la persona sabía escribir, así como tachones y “muy buenas imitaciones también”.

El experto recomendó “una investigación a nivel pericial”. También encontraron firmas en otros idiomas “que fueron traducidas al castellano, encontramos claves musicales y caritas felices”.

Voceros de Yasunidos anunciaron una movilización hoy, a las 10:00, hasta el CNE. David Suárez, vocero del grupo, exigió al organismo electoral la publicación íntegra de todos los formularios del colectivo.

El informe técnico será conocido por el pleno del CNE hoy, mientras que Yasunidos podrá impugnar ante el mismo Consejo y al Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Carla Espín, vocera del colectivo, convocó a la ciudadanía a sumarse al proceso de impugnación para que conozca “por qué su firma ha sido anulada”.

Datos

Una vez que el CNE resuelva con base en los informes técnico-jurídicos, Yasunidos podrá apelar de manera administrativa ante el CNE o jurisdiccional ante el TCE sobre las resoluciones del organismo.

Ayer, un grupo de representantes de Amazonía Vive apoyó la extracción petrolera del Yasuní, en las afueras del CNE.

Los voceros de Yasunidos reaccionaron. Patricio Chávez señaló que van a defender las firmas. David Suárez cuestionó por qué el CNE anuló 60% de las firmas. Mientras que Karla Espín acotó que lo único que buscan es salvar al Yasuní y preservarlo, “porque es el último pulmón”.

http://www.telegrafo.com.ec/politica/item/yasunidos-no-alcanza-firmas-para-consulta-popular-sobre-yasuni.html