El Gobierno acuerda con EEUU una alianza estratégica en materia energética

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido y el secretario Adjunto de Energía de los Estados Unidos, Daniel Poneman sellaron ayer una alianza en materia energética entre los dos países. La génesis de este convenio se dio en 2010, cuando la presidenta Cristina Fernández se reunió con su par Barack Obama en el marco de la Cumbre de Seguridad Nuclear.

El acuerdo de carácter estratégico apunta a un intercambio por el cual la Argentina intenta captar los capitales necesarios para extraer los recursos energéticos que tiene en su subsuelo y dinamizar proyectos claves del sector mientras que los Estados Unidos quiere insertarse de lleno en el negocio de Vaca Muerta, una de las principales joyas de petróleo no convencional del mundo.

Los ejes centrales del convenio que se firmó ayer ponen el acento en “fortalecer y profundizar el intercambio y la cooperación” en cuatro áreas claves: hidrocarburos no convencionales, redes inteligentes, energía nuclear y eficiencia energética y energías renovables.

Durante la reunión, Poneman puso mucho énfasis en la necesidad de crear lazos “para favorecer el intercambio entre las empresas”. En tanto, De Vido aseguró que “este es uno de los convenios más importantes que han suscripto ambos países en los últimos años y proporcionará un marco institucional a los acuerdos que están llevando adelante las empresas.

Ambos funcionarios destacaron el trabajo conjunto iniciado en 2010, que incluyó la firma de un convenio en Washington, en ocasión de la participación Cristina en la cumbre de seguridad nuclear, junto con el presidente Barak Obama, y prosiguió luego con un trabajo a nivel técnico.

A través de un comunicado de prensa, la embajada de los Estados Unidos señaló que Poneman durante una conferencia que brindó en la facultad de Derecho de la UBA subrayó que “la Argentina tiene reservas de shale gas que están entre las más grandes del mundo” y “el potencial es enorme”.

Además, el funcionario estadounidense dejó entrever los intereses de su país al acotar que “nadie tiene el monopolio de la sabiduría sobre cómo aprovechar esos recursos, todos podemos aprender el uno del otro”. Para tener una idea de la envergadura del acuerdo, antes de entrar en los detalles, hay que destacar que luego de la firma con De Vido, Poneman mantuvo encuentros privados con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; y con el ministro de Economía, Axel Kicillof.

 

El detalle y los objetivos del convenio son los siguientes:

*Crudo y gas no convencional: las partes ponderaron el acuerdo alcanzado entre YPF y Chevron, y confirmaron que la oficialización de la colaboración abrirá el ingreso de nuevos inversores entre los que busca seducir a ExxonMobil, una de las principales petroleras del mundo, que hace sólo unas horas anunció que perforó un pozo de shale oil en alianza con Gas y Petróleo de Neuquén. El gobierno nacional intenta comprometer con más desembolsos a esta firma. Además, la experiencia de Estados Unidos en shale (el 30% del gas que ellos consumen es no convencional) será de utilidad para las tareas que encara YPF en Vaca Muerta y otros yacimientos. De hecho, hoy, Poneman visitará Vaca Muerta junto al CEO de YPF, Miguel Galuccio.

*Energía Nuclear: El gobierno argentino quiere obtener dinero fresco para desarrollar distintos proyectos como el del reactor CAREM 25, que se lanzó el 8 de febrero último en la localidad bonaerense de Lima y que demandará una inversión de $3.500 millones. El CAREM 25 es el único reactor de 25 megavatios ideal para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas o polos fabriles con alto consumo de energía. Además, también se ratificó el interés de la firma de capitales estadounidenses Westinghouse participe como inversor en el desarrollo de la 4º y 5º central nuclear, las nuevas Atucha. Asimismo, se destacó la participación de la estadounidense General Electric junto a Duro Felguera y la pyme argentina Fainser a través del consorcio Vuelta de Obligado que está a cargo de la ejecución de esta central termoeléctrica que comenzará a entregar energía al Sistema Interconectado Nacional (SIN) a partir de junio próximo, con un aporte adicional de 540 Mw (megavatios) de potencia a la red de distribución.

*Redes Inteligentes: se busca crear una comisión conjunta binacional a los efectos de mejorar las redes de distribución eléctrica.

*Energías renovables: el debate se centra en avanzar en inversiones de empresas norteamericanas que demuestren interés en energía eólica y energía solar.

De todos estos temas, luego de la reunión con Poneman, Kicillof hizo hincapié en la importancia del desarrollo de los recursos gasíferos no convencionales que “está permitiendo modificar su composición de la matriz energética y revertir su dependencia de importaciones de energía”, uno de las asignaturas pendientes en energía. «

 

impulso a las acciones del sector

Debido al acuerdo energético con Estados Unidos, las empresas de energía y las eléctricas tuvieron fuerte demanda e importantes alzas en sus cotizaciones. La más beneficiada dentro de las “estrellas” fue Pampa Energía, que avanzó un 9,67% en una sola jornada, mientras que las otras empresas crecieron más suavemente, como el 2,61% de Edenor y 1,25% de Petrobras Brasil. Petrobras Argentina, por su parte, bajó un 0,17% y, paradójicamente, YPF retrocedió el 2,96 por ciento. Por fuera del Merval, Gas Natural Ban tuvo un incremento del 36,36%, aunque con muy poco volumen.

En tanto, Transportadora de Gas del Sur subió 1,27 por ciento. En el exterior, los ADR de la mayoría de estas empresas también subieron. Pampa tuvo un alza del 5,75%, Edenor del 2,33%, y Transportadora de Gas del Sur, del 4,02 por ciento. Tenaris, que abastece a la industria petrolera, también tuvo un alza en el exterior del 1,18 por ciento. YPF, también en el exterior, se retrotrajo un 3,65 por ciento. En los mercados se reconoce que los precios de las compañías energéticas en la Argentina son bajos y que las buenas noticias pueden catapultar subas en ese tipo de acciones.

 

las claves del acuerdo

Estratégico: la Argentina intenta captar los capitales necesarios para extraer los recursos energéticos que tiene en su subsuelo y dinamizar proyectos clave del sector.

Interés: Estados Unidos quiere insertarse de lleno en el negocio de Vaca Muerta, una de las principales joyas de petróleo no convencional del mundo.

Áreas: el acuerdo impulsa la cooperación en hidrocarburos no convencionales, redes inteligentes, energía nuclear y eficiencia energética y energías renovables.

Visita: el secretario de Energía de EE UU, Daniel Poneman, firmante del acuerdo estratégico, junto al ministro de Planificación, Julio de Vido, viajará hoy a Vaca Muerta, donde visitará el yacimiento que explotan en conjunto YPF y Chevron. Justamente, ayer, la petrolera nacional anunció el resultado de un pozo de hidrocarburos no convencionales en Chubut, los que fueron descritos como “comercialmente viables” por la empresa. Miguel Galuccio, CEO de la firma, será el anfitrión de Poneman.

http://tiempo.infonews.com/2014/05/22/argentina-124851-la-argentina-y-los-ee-uu-sellaron-una-alianza-estrategica-en-energia.php