Nuevas revelaciones de espionaje: EEUU registra todas las llamadas de celulares de México y Bahamas

La NSA registra cada llamada de celular en México

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos recopila los registros de llamadas e información transmitida vía teléfono celular en México, con un programa patrocinadopor la CIA, revelan documentos secretos filtrados por Edward Snowden y publicados por la revista digital The Intercept.

El programa Mystic se emplea para recopilar metadatos de celulares –origen de la llamada, destino, duración, ubicación y números relacionados– en cinco países. México es uno de ellos, reportan los periodistas Glenn Greenwald y Laura Poitras (quienes recibieron el archivo masivo de documentos clasificados filtrados por Snowden y cuyos reportajes ganaron el Premio Pulitzer para The Guardian), junto con Ryan Devereaux, en The Intercept.

No se sabe si el programa Mystic se aplica con la autorización del gobierno y/o las empresas de telecomunicaciones.

Según los documentos filtrados, Mystic se enfoca en llamadas y otros datos transmitidos a través de Sistema Global de Comunicaciones Móviles (GSM), la principal estructura empleada para llamadas celulares a escala mundial, y la operación en México espatrocinada por la CIA.

Los otros países donde operaba el programa por lo menos desde 2013 (arrancó en 2009) son Filipinas, Kenia, Bahamas y otro no nombrado (Interceptexplica que aceptó no identificarlo por evaluaciones independientes de que se podría detonar mayor violencia ahí).

En total, afirma The Intercept, la NSA utiliza Mystic para recopilar los datos personales sobre llamadas de celulares realizadas en países con una población combinada de más de 250 millones de personas y, según los documentos, la NSA ha solicitado ampliar esta capacidad a varios países más.

La embajada de México y las de los otros países no respondieron a mensajes telefónicos ni correos electrónicos deThe Intercept que solicitaban comentarios sobre el programa.

En el caso de Bahamas y el país no identificado, MYSTIC incluye un sistema secreto llamado Somalget que permite no sólo recopilar los metadatos, sino grabar y almacenar el contenido de las llamadas. Según los documentos, esto fue implementado sin el conocimiento ni autorización del gobierno de Bahamas, y se logró por medio de permisos anteriores otorgados a la agencia antinarcóticos estadunidense DEA para acceso al sistema celular de ese país.

Somalget es una herramienta de punta que permite a la NSA interceptar y almacenar el contenido de toda conversación en un país entero, señalaIntercept, que sospecha que Bahamas sirve de laboratorio para SOMALGET, antes de introducirlo a otros países.

La DEA, explica, ofrece el accesoa estos sistemas de comunicación en otros países mediante sus acuerdos de cooperación internacional para intervenir comunicaciones y, según los documentos, los países anfitriones no están enterados de la recaudación de inteligencia de comunicaciones de la NSA.

Finn Selander, ex agente especial de la DEA, comenta a The Intercept de que la agencia no sólo se dedica a combatir narcotraficantes, sino que realmente es una de las operaciones de espionaje más grandes que existen. Agrega que los países nos permiten ingresar porque no nos perciben, realmente, como una organización de espionaje. Según otros documentos, la cooperación entre la NSA y la DEA es extensa.

En el caso de México, los documentos afirman que Mystic requiere de servicios contratados para susustento operativo, e indican la participación de contratistas privados que se dedican a instrumentar acceso a sistemas de telecomunicaciones.

El reportaje original.

El Washington Post, donde hace un par de meses se reveló la existencia de Mystic con base en los documentos filtrados por Snowden, pero que no identificó los países en que se ha implementado, a solicitud de las autoridades estadunidenses –algo por primera vez revelado hoy por The Intercept–, reportó que continúa el debate sobre qué tanto revelar ante posibles consecuencias de seguridad, no sólo entre autoridades y periodistas, sino entre los mismos promotores de transparencia.

Reporta que Wikileaks condenóhoy la decisión de The Intercept decensurar la identidad del quinto país y advirtió que lo revelará dentro de 72 horas.

Por su parte, la NSA expresó nuevamente su preocupación por losriesgos a la vida humana y seguridad nacional que implican estas filtraciones, y reafirmó que su misión es asegurar la protección de la seguridad nacional de Estados Unidos con esfuerzosestrictamente legales y de protección apropiada de derechos de privacidad.

Aún no se ha aclarado si Washington ha presentado las explicaciones sobre las operaciones de la NSA en México que fueron exigidas por el gobierno mexicano cuando fueron reveladas, en octubre de 2013.

 

http://www.jornada.unam.mx/2014/05/21/mundo/026n1mun

 

EEUU intercepta y graba todas las llamadas de teléfonos móviles en Bahamas

La Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA) intercepta y graba todas las llamadas de teléfonos móviles en Las Bahamas y las almacena durante un mes mediante un programa secreto que también se desarrolla en México, Kenia y Filipinas, según nuevas filtraciones del ex técnico de inteligencia Edward Snowden.

El espionaje en la isla caribeña forma parte de un sistema secreto llamado Somlaget, implementado sin el conocimiento del gobierno de Bahamas, según un artículo publicado por The Intercept, el sitio del periodista Glenn Greenwald, en base a documentos aportados por Snowden.
La NSA se habría aprovechado del acceso legal a la isla obtenido por la Administración para el Control de las Drogas (DEA) para “pinchar” la red de telefonía celular de ese país, “lo que le permitió grabar secretamente y almacenar el audio de cada llamada móvil hecha desde, hacia y dentro de las Bahamas” y almacenarlas durante un mes, según The Intercept.
El artículo describe que Somalget es parte de un programa más amplio de la NSA llamado Mystic, utilizado para monitorear de forma secreta los sistemas de telecomunicaciones tanto de Bahamas como en otros países, entre ellos México, Filipinas y Kenia.
La existencia de Mystic había sido revelada en marzo por el diario estadounidense The Washington Post. Este programa estaría siendo utilizado de forma activa para recoger metadatos en los países mencionados y en un quinto, que no se dio a conocer.
“Pero mientras Mystic rastrea las redes móviles para obtener la llamada `metadata` -esa información que revela el horario, la fuente y el destino de las llamadas- Somalget es una herramienta de vanguardia que habilita a la NSA a recopilar y almacenar el contenido real de todas las conversaciones de un país entero”, afirma el artículo.
Según documentos clasificados citados por la publicación, la NSA está juntando fondos para exportar esa capacidad de recopilación de datos a otros lugares, que no especifica.
Los documentos filtrados por Snowden muestran que Somalget fue desplegado en Bahamas para encontrar “traficantes internacionales de drogas” y de personas, y no para rastrear complots terroristas y amenazas a la seguridad nacional estadounidense, argumentos con los que la comunidad de inteligencia de ese país justifica el espionaje masivo.
Por esa razón, “el programa plantea profundas preguntas sobre la naturaleza y extensión del espionaje estadounidense en el extranjero”, opinan los autores del artículo, Ryan Devereaux y Laura Poitras, además de Greenwald.
Para apuntalar esta opinión, The Intercept cita un informe sobre crimen y seguridad pública elaborado el año pasado por el Departamento de Estado estadounidense, en el que esa cartera afirma que “Las Bahamas es una democracia estable que comparte los principios democráticos, las libertades personales y el estado de derecho con los Estados Unidos”.
El informe de la diplomacia norteamericana agrega que “los estadounidenses no enfrentan amenazas de terrorismo, guerra o disturbios civiles” desde la isla caribeña.
Así, al apuntar a la red completa de telefonía móvil, “la NSA está intencionalmente recolectando y reteniendo la inteligencia de millones de personas que no han sido acusadas de ningún crimen o actividad terrorista”.
La NSA rehusó realizar comentarios sobre el programa de espionaje, aunque en un comunicado señaló que “las implicaciones de la NSA en la inteligencia de recolección (de datos) en el extranjero es arbitraria falsa”.
Por otra parte, The Intercept informó que ni el primer ministro Bahamas ni el ministro de Seguridad Nacional realizaron comentarios sobre el asunto, como tampoco lo hicieron las embajadas de México, Kenia y Filipinas.

Bahamas Government Responds to Spying Reports

The following is a statement by the Hon. Fred Mitchell,  Minister of Foreign Affairs and Immigration:

On 19th May, at a routine lunch with US Charge d’Affairs John Dinkelman, he flagged the possibility of a story being released based on the leaks of the former US government employee Edward Snowden and that they would involve The Bahamas and the use of monitoring apparatus in The Bahamas. This was a more specific warning than two warnings that had been earlier given by senior personnel at the US Embassy here including one by Mr. Dinkelman.

The story became widely available it appears sometime around midday on 19th May and is penned by amongst others Glenn Greenwald, a journalist reportedly based in Brazil who has penned previous works sourced from documents leaked by Mr. Snowden. The Snowden allegations are believed to relate to a period in and around 2011

The article as is material says the following:

“According to documents provided by NSA whistleblower Edward Snowden, the surveillance is part of a top-secret system – code-named SOMALGET – that was implemented without the knowledge or consent of the Bahamian government. Instead, the agency appears to have used access legally obtained in cooperation with the U.S. Drug Enforcement Administration to open a backdoor to the country’s cellular telephone network, enabling it to covertly record and store the “full-take audio” of every mobile call made to, from and within the Bahamas – and to replay those calls for up to a month..”

The news that there is spying and the collecting of the audio of mobile phone calls of Bahamians by agencies of another country is clearly startling. The facts must be determined. Otherwise, the behavior described would be clearly illegal and on the face of it an abuse of powers. It would also represent a great moral failing on the part of its perpetrators, in addition to illegality which challenges the founding principles of the rule of law. It would also be an invasion of the privacy of the individual, a cherished democratic value and a legal right.

Some explanation is required formally to confirm or deny the truth and authenticity of these allegations.

Following upon the release of the story, the Bahamian Charge in Washington DC contacted the US Foreign Office for an explanation.  We expect that Ambassador Eugene Newry will meet with the US Foreign Office this afternoon. The Charge of the United States Government’s interest in The Bahamas was summoned to the Foreign Minister this morning. We have demanded an explanation.

We shall continue to keep the Bahamian people informed as we seek to discover what this is about and what it means.