Paraguay: desalojan a indígenas de sus territorios ancestrales

El procedimiento fue ordenado por la jueza Silvia Cuevas, que a la misma hora convocó a una audiencia a los indígenas para efectuar el desalojo en ausencia de los miembros de la comunidad.

Indígenas avá guaraní de la comunidad Ygapo de Corpus Christi, departamento de Canindeyú, fueron desalojados esta mañana de una propiedad de 4.000 hectáreas que forma parte de sus territorios ancestrales, denunció la religiosa Raquel Peralta, de la Coordinación Nacional de Pastoral Indígena (Conapi).

Peralta señaló que bajo las órdenes de los personales de la empresa Laguna SA los policías quemaron y destruyeron unas 100 casas e incluso lugares sagrados como templos. Para la realización del operativo, la jueza Silvia Cuevas realizó una maniobra convocando a una audiencia a los indígenas en Salto del Guairá y ordenando que a la misma hora se ejecute la destrucción de las viviendas de la comunidad, aprovechando la ausencia de los habitantes.

La religiosa apuntó que la empresa beneficiada con el procedimiento había adquirido las tierras con todos los indígenas dentro y que en años anteriores ya se habían ejecutado violentos desalojos para desmontar el lugar y destinarlo a la producción intensiva de rubros agrícolas como la carne y la soja.

Peralta explicó que existen investigaciones históricas y antropológicas de principios del siglo pasado de autores como Franz Müller, Curt Unkel “Nimuendaju” y León Cadogan que demuestran que los ava estuvieron tradicionalmente asentados en esos territorios, que forman un tekoha en torno a la laguna. Estos autores, añade la religiosa, describen los rituales tradicionales ejecutados en esa zona como el tangara  y las danzas nocturnas.

Asimismo, acusó que en este caso las autoridades judiciales están sobornadas, ya que años atrás la misma jueza había fallado a favor de la comunidad indígena, pero en las últimas semanas ordenó tres desalojos contra los nativos.

Refirió también que al llegar al lugar en el momento es que se estaban tumbando y quemando las casas  fueron amenazados que si no se retiraban la fuerza pública iba a ser utilizada contra ellos. La religiosa también expresó su indignación por la actitud de los ejecutores del desalojo, que restaban importancia al hecho diciendo que solo estaban destruyendo “cosas de indios”.

http://ea.com.py/desalojan-a-indigenas-de-sus-territorios-ancestrales-en-canindeyu/