Por una constituyente ¡ya! – Por Miguel Antonio Bernal V. (Panamá)

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Pasadas las elecciones, en las que el derroche de demagogia ha competido a la par de la malversación de dineros en propagandas y publicidad engañosa, amanecemos con la misma realidad existente antes de ayer: el país está urgido de un proceso constituyente, democrático, participativo y sin estar sometido al nefasto Artículo 314 de la Constitución vigente.

En más de una ocasión, he planteado en diversos foros y artículos, la necesidad de una Quinta papeleta en las elecciones celebradas ayer, para que el electorado, soberano y único detentador del poder constituyente, dijese sí o no a la convocatoria de una Constituyente. La nula atención de las organizaciones ciudadanas y de los partidos políticos a la propuesta, lejos de desanimarme, me comprometen a insistir en la necesidad de una Constituyente, pues el continuo y creciente deterioro del acontecer, no cesa.

Es obligante encontrar una salida política, vía constituyente. Llevo más de tres décadas postulando la necesidad de una ASAMBLEA CONSTITUYENTE, proceso democrático, participativo y pacífico, que es la alternativa que debemos promover cada día más, para poder alcanzar una verdadera actualización de nuestra formación social

Dicho nuevo Pacto Social no ha sido jamás visto con buenos ojos de parte de los factores reales de poder. Ni los de ayer, ni los de hoy. Pero ello, lejos de amedrentarnos, debe motivarnos a buscar planteamientos para poder alcanzar la apertura de un proceso constituyente en nuestro Panamá.

Me permito formalmente proponer, que se llame a un referendum en que se pregunte a los ciudadanos: ESTA USTED DE ACUERDO CON LA CONVOCATORIA DE UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE A MAS TARDAR DENTRO DE TRES MESES? SÍ O NO.

Considero que es desde ahora, que debemos empezar a debatir y, de coincidir, adelantar todos las actividades necesarias para hacer de la Constituyente algo más que una consigna: el compromiso de alcanzar el respeto al poder ciudadano.

* Constitucionalista y catedrático universitario

http://elsiglo.com/opinion/por-una-constituyente-ya/23454290