Mujica firma hoy el decreto de regulación de la marihuana en Uruguay

Papelito para armar

El presidente José Mujica firma este lunes el decreto reglamentario de la ley de regulación de la marihuana. “La sociedad uruguaya no quiere ver el mal que nos hace la drogadicción. La batalla va a ser muy larga”, adelantó José Mujica. La reglamentación ya fue publicada por Presidencia. El decreto.

Tras hacerse pública la reglamentación de la ley de regulación de la marihuana, el presidente José Mujica firmará este lunes el decreto correspondiente.

Esta mañana, en diálogo con Radio Montecarlo, Mujica reiteró que “la principal bandera de la ley es la lucha contra el narcotráfico”.

“La sociedad uruguaya no quiere ver el mal que nos hace la drogadicción. No sólo el impacto, sino sobre todo lo que está atrás, la metodología delictiva del narcotráfico. Me parece que es uno de los problemas más graves. No hay peor ciego que el que no quiere ver. En el mundo delictivo había códigos, pero con el advenimiento de la cultura narco, vale todo, cualquier cosa. Metodológicamente contagia a todas las otras formas de delito. La batalla va a ser muy larga”, anunció.

Presentación de la reglamentación

El Poder Ejecutivo presentó este viernes el decreto reglamentario de la ley que regula el mercado de la marihuana y que comenzará a estar plenamente vigente el próximo martes, según anunció el prosecretario de Presidencia Diego Cánepa. Luego de los últimos detalles ajustados el viernes, el decreto será firmado el lunes por el presidente José Mujica y todos sus ministros.

En conferencia de prensa, Cánepa y el secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND) Julio Calzada presentaron los detalles más relevantes del decreto de 104 artículos, divididos en cinco capítulos: “Cannabis psicoactivo de uso no médico”, “Registro de cannabis”, “Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCA)”, “Infracciones y Sanciones” y “Disposiciones Tributarias”.

Cánepa destacó además que la redacción del decreto surgió del trabajo de “un grupo de interdisciplinario de más de 50 personas, de Presidencia y los ministerios de Relaciones Exteriores, Interior, Salud Pública, Economía, Ganadería, Cultura, Trabajo y otros institutos como el Instituto Nacional de la Semilla, el de Investigación Agropecuaria y la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información”, que mantuvo más de 60 reuniones desde la aprobación de la ley en el Parlamento.

El prosecretario informó que el decreto prevé solamente tres mecanismos para hacerse de la marihuana de uso recreativo: comprarla en la farmacia, integrar un club de cannabis o cultivar en la propia casa.

Cánepa explicó que los usuarios que compren la marihuana en la farmacia estarán incluidos en el Registro de Adquirentes del IRCA, para lo cual se utilizará un software elaborado por la AGESIC para registrarlos garantizando la protección de sus datos personales.

“Hicimos estudios cualitativos con población consumidora de cannabis para saber cuál era la mejor forma de registro permitiendo la identificación pero evitando la estigmatización”, explicó el prosecretario, indicando que se evaluaron tres posibles mecanismos: el uso de la cédula, el de una “tarjeta con un chip” o utilizando un algoritmo en base a la huella digital, herramienta que fue finalmente elegida.

“El solicitante va a concurrir a cualquier oficina de el Correo y se va a registrar a través de un funcionario público que le va a pedir la cédula. El funcionario procederá al registro, utilizando el software que permitirá enviar los datos sin que la cédula quede en su base de datos, luego va a capturar dos huellas, del índice izquierdo y del índice derecho. El sistema verifica la huella para ver si ya no está registrado y, si no está, se crea un algoritmo con el que se lo va a identificar. Hay que aclarar que quedará registrado el algoritmo y no la huella”, explicó el representante del gobierno.

Cánepa indicó que, en base a ese algoritmo, el sistema emitirá un “ticket” con un número de usuario. Luego, “la persona va a ir a la farmacia y va a solicitar la compra de hasta 40 gramos mensuales de marihuana. El farmacéutico va a tener una terminal en la que pondrá su huella, se identificará el algoritmo sin que aparezcan los datos personales, y el sistema establecerá si la persona está autorizada a la compra”.

En cuotas

Si bien el máximo mensual será de 40 gramos por mes, Cánepa explicó que se podrá comprar un máximo de 10 gramos semanales. De hecho, la marihuana se venderá en la farmacia en paquetes de hasta 10 gramos, en los que figurarán advertencias sobre los daños a la salud que provoca su consumo. Al igual que con el tabaco, la marihuana no podrá ser exhibida por los farmacéuticos.

El decreto establece que la marihuana que se venderá en la farmacia no podrá tener una concentración mayor al 15% de THC. Según Cánepa, esa será la concentración de THC que tendrá el cannabis que se comercialice en el mercado.

El prosecretario explicó además que las licencias que otorgará el IRCA para los privados que se dediquen a la producción de cannabis para su distribución en farmacias contendrán un canon variable, con el que se financiarán campañas de prevención y educación y se solventará el IRCA. Al ser variable, el canon podrá variar el precio de venta al público de la marihuana, aunque Cánepa estimó que en la primera etapa tendrá un precio de entre 20 y 22 pesos el gramo.

Otras forma de adquirir el cannabis será pertenecer a “clubes de membresía cannábicos”, que también deberán registrarse, primero como asociaciones civiles ante el MEC, y luego como clubes de cultivo ante el IRCA. Para ello, deberán especificar el lugar de cultivo y designar un responsable técnico de la cosecha.

Según el decreto, los clubes deberán tener un máximo de 45 socios y un mínimo de 15. Si en algún momento llega a tener menos del mínimo exigido, podrá disolverse o tendrá un plazo de un año para alcanzar los 15 miembros necesarios.

Los consumidores también podrán optar por el autocultivo, para lo cual también deberán inscribirse ante el IRCA. En ese capítulo, la reglamentación establece que un cultivo casero no podrá superar las seis plantas, independientemente de la cantidad de personas que vivan en él o el parentesco entre ellas, o los 480 gramos anuales.

La adquisición de semillas y la elección de las variedades a plantar deberá quedar registrado ante el IRCA y el Instituto Nacional de la Semilla. Cánepa explicó durante la conferencia que quienes actualmente ya poseen plantas en su casa solamente deberán presentarse ante el IRCA para registrarlas.

Por su parte, Calzada explicó que el nuevo instituto contará con un cuerpo inspectivo propio, que se encargará de la fiscalización de todo el proceso de producción y aclaró que los autocultivadores también serán inspeccionados a través de “controles aleatorios”. De todos modos, aclaró que la visita de inspectores a las casas deberá ser “previamente coordinada con el dueño de casa y, en caso de que se niegue, el fiscalizador podrá hacer la denuncia y esperar a que un juez autorice la visita”.

Licencias

Cánepa anunció que una semana después de que el decreto comience a regir, el IRCA lanzará el llamado para el otorgamiento de las licencias a privados para la plantación del cannabis que se venderá en las farmacias. Calzada, en tanto, explicó que se otorgarán entre dos y seis licencias, permitiendo a cada privado plantar entre una y media y dos hectáreas, con lo que se llegaría a abarcar el consumo interno estimado.

El prosecretario indicó que ya hay predios definidos para la plantación, aunque prefirió no revelar por el momento su ubicación. Además, aclaró que el costo de seguridad de las plantaciones correrá por cuenta de los privados y no del Estado, que además no promoverá ningún tipo de subvención.

Según el prosecretario, el sistema de venta en farmacias podría comenzar a estar operativo antes de fin de año.

Tránsito y seguridad laboral

El decreto, que ya fue publicado por Presidencia (loa djuntamos al fin de la nota), incluye también disposiciones con respecto a la prohibición de conducir vehículos con THC en el organismo. Al respecto, Cánepa y Calzada indicaron que se realizarán controles con tecnología específica y que no se tolerará la presencia del activo en el organismo.

Al igual que con el alcohol, el decreto prohíbe el consumo en centros educativos y lugares de trabajo, permitiendo que los empleadores establezcan controles preventivos, coordinados con el Ministerio de Trabajo.

http://www.montevideo.com.uy/notnoticias_233213_1.html

Así se realizarán los controles de marihuana

El próximo 24 de agosto, además de los clásicos controles vehiculares que realizan los inspectores municipales, se sumará uno nuevo: el del consumo de marihuana.

Para eso la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) prepara la compra de 2.500 dispositivos que detectan si un conductor consumió marihuana en un procedimiento que no dura más de 10 minutos, según explicó a El Observador el director de la Unasev, Gerardo Barrios.

El funcionamiento de estos dispositivos es sencillo: se extrae una muestra de saliva con una especie de cotonete y luego se coloca en un papel reactivo que indicará si el examen es positivo o negativo al consumo de cannabis.

Cada uno de estos reactivos cuesta € 15 (unos $ 485) por lo cual se comprará este primer lote para chequear su funcionamiento e instruir a los inspectores. En esta instancia los reactivos que se comprarán detectarán solo la presencia de marihuana, aunque en un futuro se planea adquirir dispositivos más completos que logran detectar otras drogas, como cocaína, metanfetaminas y morfina.

Barrios explicó que “estos dispositivos dan las garantías 100% de que si la persona consumió marihuana va a ser detectada”.

La consigna de “tolerancia cero” que ya existe para el consumo de alcohol a la hora de conducir también se trasladará al consumo de marihuana. “El tratamiento va a ser igual, es decir que si una persona da positivo en consumo de marihuana se la inhabilita para conducir por seis meses (retiro de la libreta) y se le aplicará una multa”, explicó Barrios. Esto ya se encuentra incluido en la ley que regula el mercado de marihuana y que establece que todo conductor estará inhabilitado de manejar cuando la concentración de tetrahidrocannabinol (THC, el principal principio activo del cannabis) en su organismo sea superior a la permitida por la reglamentación.

Según datos de la Unasev, el período crítico de la conducción bajo efectos de algún tipo de drogas se produce durante el fin de semana, cuando el 14% de los encuestados admite que manejó luego de consumir algún estupefaciente. “Por eso los controles del consumo de marihuana no serán masivos en principio, sino focalizados en zonas y días en los que sabemos que los conductores pueden manejar bajo esos efectos”, explicó.

Efectos en los conductores
El consumo de cannabis genera conductas perturbadoras que afectan el equilibrio, la coordinación, las sensaciones, la atención, la percepción de riesgos, la velocidad y la memoria.

En cuanto a los riesgos de combinar marihuana y manejo, Barrios fue categórico en afirmar que todos los estudios demuestran incrementos en la posibilidad de tener un accidente de tránsito y aumenta los porcentajes de responsabilidad en el hecho, las lesiones y la mortalidad.

“Conducir bajo los efectos de la marihuana incrementa entre dos y siete veces la probabilidad de sufrir un accidente en carretera”, concluyó.

 

http://www.elobservador.com.uy/noticia/277753/asi-se-realizaran-los-controles-de-marihuana/