Argentina: anuncian nueva moratoria previsional para universalizar el sistema jubilatorio

“Más justo, equitativo y redistributivo”

Fue durante un acto en la Casa Rosada. La ampliación abarcaría a 473 mil personas, aunque la Anses se reserva la posibilidad de aceptar sólo los pedidos de sectores vulnerables. Se incorporaron tres nuevas vacunas al calendario.

Por Nicolás Lantos

El gobierno nacional enviará al Congreso un proyecto de ley para abrir “una nueva moratoria para jubilados que permita la universalización del sistema previsional argentino”, anunció la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ayer por la tarde en la Casa Rosada, durante un acto en el que también anunció la incorporación de tres nuevas vacunas al calendario nacional obligatorio. Además habrá una ampliación de la Tarjeta Argenta para que los jubilados tengan mejor acceso a crédito en buenas condiciones, y firmó la incorporación al Plan Sumar de la ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santa Cruz, los únicos tres distritos del país que aún no habían adherido a este programa de controles de salud apuntado a los grupos de mayor vulnerabilidad. Luego de la ceremonia que se llevó a cabo en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, la mandataria volvió a asomarse a los patios de la sede del gobierno para dirigirse a la militancia que desde allí siguió el anuncio.

“Quiero anunciar hoy el envío al Parlamento de un proyecto de ley de una nueva moratoria para jubilados que permita la universalización del sistema previsional argentino”, informó CFK en el tramo final de su discurso, que se extendió por algo más de media hora. Esta iniciativa busca completar la inclusión que se inició con el plan lanzado por Néstor Kirchner en 2005, que permitió la jubilación de 1.700.000 nuevos jubilados que no habían completado sus aportes, debido a “tres décadas de desempleo e informalidad laboral y un sistema jubilatorio privatizado que habían dejado, de cada diez personas en condiciones de jubilarse, a la mitad afuera”, según explicó la mandataria.

“Decidimos hacer esto por una cuestión de equidad”, para hacer un sistema previsional “mejor, más justo, más equitativo y más redistributivo”, explicó Fernández de Kirchner, “porque el anterior corte, el de la primera moratoria del primer plan de inclusión, el que decidió el presidente Kirchner, tomó como fecha de corte el año 1993, y precisamente entre 1993 y 2003 fue la década donde se registraron los índices de desocupación más altos”. El plan, detalló, de ser aprobado por el Parlamento podría alcanzar a unas 473 mil personas que hoy en día no están incluidas, pero la Anses podrá “reservarse el derecho” de aceptar solamente peticiones “de los sectores de vulnerabilidad social”. También destacó que la primera moratoria benefició fundamentalmente a los sectores de menores ingresos de la población, que estaban remarcados en el gráfico expuesto en la pantalla con un redondel colorado. “Ese es nuestro círculo rojo, sé que hay otros círculos rojos en la República Argentina, el nuestro es ése”, se permitió la ironía.

Aunque los detalles del proyecto (ver página 2) serán anunciados esta mañana en una conferencia de prensa del ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular de Anses, Diego Bossio, que ayer acompañaban a la Presidenta en el acto, CFK anticipó que en esta nueva moratoria, a diferencia de la de 2005, la cuota no va a ser fija “para que no se desactualice” y va a recalcularse de manera semestral de acuerdo al “propio índice de movilidad jubilatoria” de forma tal que “no desfinancie el sistema” y “sea sustentable por sí mismo y que realimente el círculo virtuoso”. La medida se complementa con la decisión de convertir la Tarjeta Argenta en “la identificación de los jubilados para todos los trámites”, además de aumentar el monto del crédito que otorga.

Además de Kicillof y Bossio, la Presidenta estuvo acompañada por el gabinete en pleno y por el vicepresidente Amado Boudou, y por la firma de la adhesión al plan Sumar, tres dirigentes opositores: la vicegobernadora de Córdoba, la delasotista Alicia Pregno; el ministro de Salud de Santa Cruz, Julio Visconti; y la vicejefa de gobierno porteña, María Eugenia Vidal, cuya presencia en la Casa Rosada despertó algunos comentarios en los pasillos sobre la relanzada relación entre ambos distritos, apenas un día después de que CFK compartiera por primera vez un acto oficial con Mauricio Macri: “No hay un pacto sino más bien un acuerdo tácito de no agresión mutua”, resumían ayer en el gobierno nacional.

Córdoba, Santa Cruz y Buenos Aires eran hasta ayer los únicos distritos que no se habían incorporado al plan Sumar, continuación del plan Nacer y que consiste en “un sistema integral de salud que atiende a niños, niñas y adolescentes, hasta los 19 años, y mujeres hasta los 64, sin obra social” e incluye “controles clínicos completos y la aplicación de todas las vacunas del calendario obligatorio”.

Con respecto a las tres vacunas que se agregaron al plan obligatorio, se trata de las de varicela, rotavirus y meningococo. “Con las tres vacunas vamos a evitar 25 mil internaciones y 75 muertes de chiquitos por año”, aseguró Fernández de Kirchner. “Uno puede mirar estas inversiones, son 82 millones de dólares en total, y lo puede ver como gastos, pero nosotros lo vemos como inversión, no solamente desde la perspectiva social sino desde la propia perspectiva económica también, porque curar un enfermo sale mucho más caro que prevenir su internación –señaló–. Por eso es tan importante la tarea de Estado promotor y preventor.”

Sobre el final de su discurso, la mandataria hasta se hizo tiempo de bromear respecto de la ausencia de opositores en la exposición que hizo ayer el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en la Cámara de Diputados. “Siendo senadora nacional mi propio bloque del peronismo, del que me echaron, se complotaron una vez y me dejaron hablando sola en el recinto. Esa vez se habían ido todos los peronistas y quedó una parte de la oposición. No te hagas problemas –le dijo al chaqueño, que estaba sentado a pocos metros–, a mí me dejó sola mi propio bloque y por lo menos a vos fue la oposición que te dejó solo. Has dado un buen paso, muchacho.”

http://www.pagina12.com.ar/diario/principal/index.html