Argentina: la mejor integración con los BRICS sería a partir del Banco del Sur

En los días 15 y 16 de junio se reunirán en la ciudad de Fortaleza en el nordeste de Brasil la Cumbre del BRICS. Además de Rousseff, Putin, Xi Jinping, Modi y Zuma, participarán las cinco principales empresas de cada país y sus bancos nacionales de desarrollo. La agrupación que reúne países tan importantes como heterogéneos anunciará su principal institución, el Banco BRICS.

Probablemente será la principal cumbre después de que las principales figuras políticas de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica empezaron a encontrarse anualmente. El golpe de Estado en Ucrania y la reacción rusa llevó a su aislamiento en relación al G8, que regresó a su posición de G7, y aceleró el acercamiento entre China y Rusia en materia energética, con la firma de un inédito acuerdo para el establecimiento de suministro de gas ruso a China por medio de un nuevo megagasoducto, cuya construcción se iniciará pronto.

Como es sabido el término BRIC nació de un estudio de Goldman Sachs, cuyo estudio más comentado de este año prevé una final entre Argentina y Brasil. Se confirme o no el partido más esperado de la historia del fútbol el 13 de julio, las atenciones del mundo permanecerán en Sudamérica algunos días más. El mundo se pregunta si el BRICS se posicionará como un contrapunto político al G7.

La respuesta no será clara o completa. EE UU seguirá siendo el principal aliado económico de China y la interdependencia entre los dos es suficientemente sólida para algunas décadas de estabilidad. Por otro lado, para Rusia sería más interesante una normalización de sus relaciones con Europa, mercado natural para su gas, que en conjunto con el petróleo y minerales responden por un 80% de sus exportaciones.

Fuera de este gran juego, América Latina puede ganar con el fortalecimiento de los BRICS. En términos comerciales China ya es la principal contraparte de varios países de la región, incluso Brasil. Las inversiones chinas ocurren sobre todo en áreas vinculadas a los recursos naturales.

La consolidación de un Banco BRICS con posibilidad de financiar proyectos en otros países seguramente privilegiaría América Latina y África, que coinciden con el área de actuación prioritaria del BNDES brasileño. Pero este banco presenta limitaciones para financiar proyectos en otros países por exigir un alto porcentaje de suministros brasileños. El nuevo banco podría superar las limitaciones de China y Brasil, al poder financiar proyectos no vinculados necesariamente a las exportaciones de materias primas o a los contenidos brasileños.

Concluyendo, sería una forma de ayudar a viabilizar los proyectos de infraestructura para la integración de la infraestructura sudamericana, precondición para manufacturar en la región nuestros recursos naturales antes de exportarlos y asociar definitivamente Guyana y Surinam a Sudamérica. La mejor forma de la región negociar con el nuevo banco BRICS sería poner en marcha nuestro Banco del Sur.

http://www.infonews.com/2014/06/08/economia-148335-la-mejor-integracion-con-los-brics-seria-a-partir-del-banco-del-sur.php