“El progreso de los últimos años en la región no ha convertido a nuestros países en sociedades más igualitarias y eso daña nuestro tejido democrático” – José Miguel Insulza, secretario general de la OEA

Insulza reconoció que la región cambió mucho “para bien” en los últimos años, en términos de avance de la democracia y crecimiento económico, pero juzgó que ese progreso no fue completo.

“No ha convertido a nuestros países en sociedades más igualitarias. Por el contrario, aun prevalece un alto grado de injusticia en la distribución de la riqueza y en el acceso a los bienes sociales, una desigualdad que es de un tamaño tal que incluso daña nuestro tejido democrático”, apuntó.

El eje de la Asamblea, que reunirá a 28 cancilleres y a altos cargos de otros 6 países del continente (todos menos Cuba), es “Desarrollo con inclusión social”, propuesto por Paraguay por ser el anfitrión.

Insulza aseveró que la desigualdad es un problema “de todas las regiones de América” y “un obstáculo para la eficaz realización de la agenda democrática”, incluida la defensa de los derechos humanos.

Insulza habló en la apertura de una conferencia sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, organizada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un órgano autónomo de la OEA, en la que se busca definir la metodología y área de trabajo de la futura Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

El comisionado encargado del tema, el brasileño Paulo Vannuchi, aseveró que la creación de esa Relatoría “responde a una persistente demanda de las organizaciones de la sociedad civil y los Estados”.

El objetivo será que la CIDH no se ocupe solo de recibir peticiones de violaciones de derechos humanos, sino de promoverlos, en áreas como la salud, el trabajo, la seguridad social, alimentación, etcétera, según Vannuchi.

En su jornada en Asunción, además, Insulza recibió a una delegación de representantes indígenas de Paraguay, que le entregaron un documento sobre su situación, consignó en un comunicado la OEA.

El documento fue consensuado por las diferentes comunidades nativas paraguayas con la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados nacional.

La delegación estuvo formada por la diputada nacional y titular de la Comisión de Derechos Humanos, Olga Ferreira de López; el presidente del Instituto Nacional de los Indígenas de Paraguay, Jorge Servín; y los representantes indígenas Hipólito Acevei, Angel Vera Sales, Catalino Sosa, Juan Servín, María Luisa Duarte Oneill y Daniela Benítez de Díaz.

http://www.telam.com.ar/notas/201406/65454-la-oea-alerto-sobre-los-riesgos-de-la-desigualdad-sobre-las-democracias.html