Nueva etapa se abre en El Salvador – Periódico ContraPunto, El Salvador

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Nueva etapa se abre en El Salvador

Una nueva etapa en la vida política se abre con la llegada de Salvador Sánchez Cerén a la presidencia de El Salvador, especialmente porque él representa la fuerza política del ex guerrillero FMLN en el poder.

Él, su vicepresidente Oscar Ortiz, así como la mayoría de su gabinete de gobierno, pertenecen al FMLN y no tendrá excusa con las responsabilidades de sus decisiones, de sus aciertos y errores, tal como ocurría con el mandato de Mauricio Funes.

El FMLN, pero a pregonar una política de conciliación con la derecha y el empresariado, tiene un ideal izquierdista y se alinea con los ideales de Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y Venezuela, en la construcción de una sociedad nueva, llámese socialismo, socialismo del siglo XXI ó buen vivir.

De hecho, una de las primeras acciones de política económica que el nuevo gobierno tomó fue su integración a PetroCaribe, que lidera Venezuela, que es una agrupación política, económica y social en la cual se benefician sus integrantes de manera equitativa, pero también implica cierto grado de identidad ideológica.

Nada asegura que PetroCaribe no sea el primer paso de El Salvador al área de ALBA, la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Latinoamérica, que también lidera Venezuela. Este es un proyecto de colaboración y complementación política, social y económica entre ciertos países de América Latina y el Caribe, promovida inicialmente por Cuba y Venezuela como contrapartida del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), impulsada por Estados Unidos.

Pero, ojo, no creemos que la intención del FMLN sea promover y establecer su radicalidad. Será la su relación con las fuerzas políticas y empresariales de oposición que podrían marcas el acercamiento hacia posición más radicales.

De cualquier forma, el FMLN llega curtido en la negociación política. La derecha sufre su segunda derrota presidencial y está en crisis. ARENA y el FMLN tienen la oportunidad de dar pasos hacia la democracia y apuntalar lo que Sánchez Cerén expresó: establecer más políticas de Estado y menos de gobierno, para que los cambios sean irreversibles.

http://www.contrapunto.com.sv/index.php/cpopinion/item/6513-nueva-etapa-se-abre-en-el-salvador