Solís defendió patrullaje conjunto con EEUU pero sin naves militares

“Apoyo el patrullaje conjunto porque me parece necesario el apoyo de los Estados Unidos en la lucha contra el narco, pero el convenio es claro en que las naves que se utilicen en ese propósito deben ser de la guardacosta, que está bajo órdenes de una entidad civil, en este caso comercial, aun cuando están artilladas y que por lo tanto no son militares”.

Con estas palabras el presidente de la República Luis Guillermo Solís, explicó este martes su aval a la intervención de navíos estadounidenses en la lucha contra el narcotráfico en Costa Rica, propuesta que se discute en estos momentos en el plenario legislativo.

El mandatario aseguró que las embarcaciones que ingresarían al país con esta propuesta son navíos de carácter civil y no militar, su funcionamiento no responde a la armada norteamericana y si no fuera así, este convenio no contaría con su visto bueno.

“No estoy de acuerdo con se utilicen naves militares que estén bajo tutela del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, nunca he favorecido el uso de barcos militares y por eso este caso establece que lo que se utilizarán son barcos de guardacostas”, reiteró.

Además, defendió que entre las medidas “prácticas” para la puesta en marcha del convenio, se adoptó por autorizar más navíos de los que se necesitarían, a fin de que los barcos estén a la disposición de los guardacostas en caso de ser necesarios.

“Se ha aptado por un procedimiento de autorización de un número mayor a las que normalmente se necesitan en estos operativos, con el propósito de que no haya ni atrasos ni ilegalidad en el cumplimiento del convenio, por eso es que se aprobaron 37 naves, cuando lo que se necesitan son cerca de 9”, señaló el presidente.

Solís además, le solicitó a los diputados apurar el proceso de aprobación de la entrada de los navíos, ya que el mantenimiento de este Acuerdo Bilateral de Patrullaje conjunto, es “necesario para que el país siga siendo líder regional en la lucha contra el narcotráfico”, como se desprende de las estadísticas de la Policía de Control de Drogas (PCD).

Por este motivo el Primer Secretario Legislativo Luis Vásquez, buscó consenso entre fracciones, esto con el fin de evitar que la Asamblea siga demorando el permiso de atraque de los buques.

El diputado Vázques señalo que su afán es “convencer a las demás fracciones de la importancia que hay en la aprobación de estos permisos”.

Por último, agregó que cerca del 80% de la cocaína que llega a México desde Suramérica con destino a Estados Unidos hace escala en un país Centroamericano y que Costa Rica no debe permitir convertirse en parte de esta lista.

http://www.elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/92307