Bolivia: comunidad TLGB marchó para exigir la unión de parejas del mismo sexo

Miembros del Movimiento Travestis, Lesbianas, Gays y Bisexuales (TLGB) marcharon ayer en La Paz en demanda del reconocimiento de la unión de personas del mismo sexo en el Código de Familia, que se debate en el Senado. Tras el apoyo que expresó el Defensor del Pueblo a este movimiento, proponen que el término “cónyuge” remplace a “marido” y “mujer”.

“Queremos que reconozcan que nosotros tenemos los mismos derechos que cualquier persona de esta sociedad. Por eso exigimos a la Asamblea Legislativa que se reconozca nuestra unión dentro del nuevo Código de Familias, que actualmente se encuentra en la Cámara de Senadores”, afirmó ayer Paría Galán, vocero de la marcha.

El proyecto de Ley del Código de Familias define el matrimonio como la unión de personas de distinto sexo. La aprobación de la norma en la Cámara Baja, el 18 de julio, provocó el rechazo de la comunidad TLGB. El colectivo exige el reconocimiento de la unión gay para que los cónyuges tengan derecho a seguro, herencia y adopción de niños.

El lunes, el defensor del pueblo, Rolando Villena, planteó incorporar en el proyecto del Código de Familias la figura de una institución análoga al matrimonio o unión libre de hecho para las personas del mismo sexo que decidan conformar una familia.

Ayer, en la marcha que recorrió el centro paceño con pancartas, París Galán informó que el pasado viernes miembros del colectivo TLGB se reunieron con el presidente de la Cámara de Senadores, Eugenio Rojas, para pedir el cambio de la norma. La respuesta del asambleísta fue: “la sociedad aún no está lista para eso”.

En 16 países ya se acepta la unión entre personas del mismo sexo, recalcó Galán. En términos prácticos, implica sólo un pequeño cambio para los notorios: “en los certificados de unión, en lugar de marido y mujer, los miembros de la pareja figuran como cónyuges” en lugar de “marido y mujer”, aseguró.

A decir de la presidenta del colectivo TLGB de El Alto, Tatiana Mamani, la lucha por el reconocimiento de la unión gay es para que los miembros de la comunidad puedan conformar familias.

“No porque a las autoridades les dé la gana vamos a desaparecer. No es así, nosotros queremos conformar una familia. Muchas mujeres lesbianas se hacen inseminación artificial y a través de ese tratamiento logran ser madres”, recalcó en la marcha.

Mamani afirmó que hay parejas gay que conforman familias en la clandestinidad. “Es injusto que el Estado no reconozca su unión, por eso peleamos”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 10% de la población tiene una preferencia sexual diferente. “Es decir que de los 10 millones habitantes de Bolivia, un millón es homosexual”, argumentó Mamani.

Los miembros de la comunidad TLGB se reunirán durante los siguientes días con asambleístas.

Iglesia se aparta del pedido de Defensor

“Como Iglesia Católica, nos apartamos rotundamente de la postura del Defensor del Pueblo”, dijo ayer monseñor Eugenio Scarpellini, secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana. “El matrimonio es unión entre varón y mujer”, recalcó.

El lunes el defensor del pueblo, Rolando Villena, planteó que “una figura similar al matrimonio o la unión de hecho” para personas del mismo sexo se incluya en el proyecto de Código de Familia que se debate en el Senado.

Antre la propuesta, los obispos ayer recalcaron la tradicional posición de la Iglesia: “No discriminamos a personas que tienen otra opción pero decimos claramente matrimonio es varón y mujer y no hay otra clase de unión”, enfatizó a monseñor Scarpellini.

El proyecto de Ley del Código de Familia se encuentra en el Senado para su revisión y aprobación.

http://www.paginasiete.bo/sociedad/2014/7/30/tlgb-marcha-para-exigir-union-conyuges-mismo-sexo-28048.html