Caricom, por un quinquenio con reformas, desarrollo e integración – Por Damy Vales

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Los líderes de la Comunidad del Caribe (Caricom) coinciden hoy en que durante los próximos cinco años la gestión del bloque debe centrarse en reformas que aumenten la integración y respondan a los retos del entorno internacional.

Ese fue el principal acuerdo de la XXXV reunión de jefes de Estado y Gobierno de esa entidad regional celebrada en Antigua y Barbuda a inicios de este mes y donde se aprobó el plan quinquenal para el período 2014-2019.

Al cierre del encuentro, el primer ministro anfitrión, Gaston Browne, aseguró que el plan quinquenal busca establecer prioridades dentro de las reformas que se ejecutarán en la Caricom.

Dijo que el elemento crucial en el proceso radica en los cambios que implicarían una reforma de las instituciones y una reestructuración de su Secretaría.

El plan identificó ocho prioridades estratégicas integradas y áreas clave de intervención: la construcción de la capacidad de recuperación económica, del medio ambiente y tecnológica; resiliencia social; y el fortalecimiento de la identidad de la Caricom, así como su espíritu.

También apuesta por el fortalecimiento de la gobernabilidad de la comunidad y su peso en el nivel internacional, junto con la política exterior coordinada, la investigación, el desarrollo y la innovación.

Esas prioridades persiguen la creación de un entorno propicio para la estabilización de las economías de los pequeños estados miembros con el objetivo de favorecer así el camino hacia un crecimiento robusto.

Ello supone acrecentar la calidad de vida de todas las personas a través de la mejora de la educación, la salud, la reducción de los niveles de pobreza, el acceso equitativo a las oportunidades de los grupos vulnerables y garantizar la seguridad ciudadana, entre otros aspectos.

Al mismo tiempo pretende reducir la vulnerabilidad de los países miembros de la agrupación ante los desastres naturales y los riesgos de los efectos del cambio climático, además de garantizar una gestión eficaz de los recursos naturales de la región.

Mediante la puesta en marcha del plan estratégico, se prestará mayor atención a las tecnologías con intenciones de transformar a las personas en “ciudadanos y empresarios digitales”, indicó el texto rubricado por los líderes caribeños.

Completan las preferencias del plan estratégico la necesidad de crear proyectos para fortalecer la identidad caribeña, así como los acuerdos de gobierno dentro de la Caricom.

Browne explicó que las principales áreas de interés identificadas por el secretario general de Caricom, Irwin LaRocque, fueron aprobadas por los gobernantes durante la cita efectuada por los jefes de Estado y de Gobierno.

Enfatizó en la premura de cambiar la posición de la Comunidad para asegurar un futuro mejor en un entorno que cambia con rapidez.

Al subrayar su compromiso con la integración regional, Browne añadió que su gobierno tiene la intención de celebrar tan pronto como sea posible una consulta pública referida a la adhesión del país a la jurisdicción de la Corte Caribeña de Justicia (CCJ) como última instancia de apelaciones de la región.

Al respecto razonó que el Caribe no podrá ser verdaderamente independiente si su última instancia de apelaciones jurídicas es un tribunal conformado y dirigido por sus históricos amos coloniales.

Relató que el desarrollo de un espacio único de las Tecnologías e Información de la Comunicación, sus órganos, organismos, entidades y mecanismos de gobernanza, la adaptación al cambio climático y el tema de la mitigación de desastres, centraron además el análisis de los debates.

Añadió que otras áreas discutidas fueron la introducción de medidas para la estabilización macroeconómica, la promoción de la salud y el bienestar, el desarrollo del capital humano, así como la mejora de la seguridad ciudadana y la justicia, la educación, la información pública y la defensa.

La cuestión del desempleo juvenil en la zona fue analizada también a fin de adoptar medidas urgentes para hacer frente a ese desafío, puntualizó el anfitrión de la cumbre.

Según trascendió, además de acordar el plan estratégico, de la reunión de Saint John ‘s, se derivaron otros acuerdos como la intención de nombrar una comisión para la renegociación de la alta deuda externa que mantienen algunos territorios miembros de la organización en los mercados internacionales.

Asimismo se debatieron temas claves para el bloque como la próxima y tercera reunión internacional de pequeños estados insulares en desarrollo (PEID) en Samoa, Oceanía, a celebrarse del 1 al 4 septiembre venidero, y la cumbre de cambio climático de la Organización de Naciones Unidas, que tendrá lugar ese mismo mes.

La decisión de desarrollar un plan estratégico para la Comunidad del Caribe fue adoptada por los jefes de Gobierno del bloque en su reunión entre períodos de sesiones realizada en Surinam, en 2012.

En esa ocasión los líderes coincidieron en que era necesario volver a examinar la orientación futura de la Comunidad y los acuerdos para llevar adelante ese plan.

Vale destacar que el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, describió recientemente su estancia de seis meses como presidente de la Caricom (de enero a junio) como un período de “consolidación y de progreso”.

Fue precisamente en esa etapa cuando se redactó el plan.

“Hemos visto la consolidación de una serie de asuntos relacionados con los fines centrales de la Caricom, como son la cooperación funcional, la coordinación de la política exterior, la integración económica y las iniciativas relativas a la coordinación y el fortalecimiento de la seguridad”, aseguró a la prensa Gonsalves.

Con estos objetivos en la mira seguirá avanzando en su próximo quinquenio la Caricom, que tiene como miembros plenos a Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, y Trinidad y Tobago.

También figuran como asociados de esta agrupación fundada en 1973 por el Tratado de Chaguaramas, las dependencias británicas de Montserrat, Anguila, Bermudas, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, e Islas Vírgenes Británicas.

* Periodista de la Redacción Centroamérica y Caribe de Prensa Latina.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2929821&Itemid=1