El acuerdo con Europa y sus oportunidades – Periódico Hoy, Ecuador

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Ecuador finalmente concretó un acuerdo comercial con la Unión Europea, cuatro años después de haberse levantado de la mesa de negociaciones a la que entró con Perú y Colombia. Puede decirse ahora que fue un tiempo perdido, que fueron oportunidades perdidas, pero tal vez no. Toda decisión necesita un tiempo de maduración. Tal vez hace cuatro años el Gobierno no miraba la necesidad de un acuerdo comercial con Europa porque todavía se beneficiaba del sistema generalizado de preferencias que el bloque comunitario entrega a los países en desarrollo.

El mapa, sin embargo, ha cambiado. Esas preferencias estaban a punto de extinguirse y Perú y Colombia, nuestros vecinos, tenían la puerta abierta al mercado común europeo, uno de 28 economías con un alto potencial de compra. El Gobierno hizo lo que debía hacer: no ir hacia un bobo aperturismo, pero sí a un acuerdo donde se negocie punto por punto las líneas rojas en compras públicas, servicios, propiedad intelectual…

Quedarse por fuera de ese mercado habrán sido un suicidio en varios frentes: camarón, cacao, atún, flores… Y las lastimadas: las pequeñas y medianas empresas que en los Últimos años han logrado posicionar sus productos en esos mercados. Para dar una idea de la importancia de ese mercado, solo el año pasado el país vendió a Europa $3 500 millones.

El acuerdo abre grandes oportunidades para estimular el comercio y la inversión bilateral. Pero ese acuerdo también necesita una profunda revisión de la mirada del Gobierno hacia el sector privado. Un acuerdo público-privado es importante para apuntalar la producción local que puede ayudar a generar más empleo y más divisas que ayuden a sostener la dolarización.

En lo últimos años el mayor generador de empleo ha sido el Estado, en parte por la importante inversión pública, pero eso en el largo plazo es insostenible, porque la carga fiscal se vuelve pesada y los recursos no pueden salir de más cargas impositivas, sino de una economía más dinámica.

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/el-acuerdo-con-europa-y-sus-oportunidades-610278.html