México: organizaciones campesinas acuerdan instalar mesa de diálogo con el Gobierno

El Gobierno mexicano y organizaciones campesinas acordaron hoy la instalación de una mesa de trabajo para elaborar un acuerdo sobre la reforma del campo y discutir temas relacionados con las leyes energéticas.

Durante un encuentro entre dirigentes rurales y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, se fijó para el lunes venidero el inicio de ese espacio de diálogo demandado por los colectivos agrícolas, que este miércoles realizaron una multitudinaria marcha en el Distrito Federal.

La semana próxima también se reunirán con los campesinos el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el consejero Jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos, a fin de explicarles los alcances de las legislaciones complementarias sobre energía que se discuten en el Congreso.

Tras la entrevista de hoy, Gobernación informó que en las mesas de trabajo se revisarán y analizarán las propuestas entregadas por representantes de unas 40 organizaciones rurales, con el objetivo de generar un Acuerdo para las Acciones de la Transformación del Campo.

De acuerdo con la dependencia, se revisarán, además, los planteamientos que hicieron esas agrupaciones en materia de derechos humanos, con el objetivo de darles puntual atención desde las instancias correspondientes.

A su vez, el dirigente de la Central Campesina Cardenista, Max Correa, y el coordinador general del Congreso Agrario Permanente, José Durán, coincidieron en que existe voluntad de Osorio para alcanzar un acuerdo sobre la reforma al campo.

Unos 20 mil campesinos marcharon este día desde el Ángel de la Independencia hacia el Palacio de Cobián, sede de Gobernación, para entregar un pliego de propuestas con el fin de incluirlas en las conversaciones sobre los cambios del sector rural.

Las demandas incluyen destinar 40 mil millones de pesos -tres mil millones de dólares- a un programa de créditos, garantizar las compras gubernamentales al ramo agrícola, evitar el despojo de tierras a ejidatarios y aprobar medidas para evitar prácticas monopólicas en el sector.

Al grito de consignas como “no pasarán por nuestro territorio”, los manifestantes también rechazaron las leyes reglamentarias de energía, en particular el punto que, consideran, permitiría la expropiación de aquellos terrenos propicios para la exploración y explotación de hidrocarburos.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2932771&Itemid=1