Guatemala: observatorio indígena critica deterioro en el sistema de salud

Dirigentes denunciaron incremento en los precios de medicamentos y presiones a médicos para beneficiar a empresas cercanas al Gobierno.

Después de dos años y medio de administración del Partido Patriota (PP), el sistema sanitario nacional continúa siendo deficiente y con una tendencia al deterioro constante, según expresaron dirigentes del Observatorio de Pueblos Indígenas en una conferencia en la que denunciaron anomalías generadas en las áreas rurales del país.

Carencia de medicamentos, alza en los precios, falta de intérpretes para idiomas mayas, discriminación y poco acceso a centros de salud son problemas que deben padecer las personas con menos recursos de Guatemala, según los expertos.

Mario Itzep, coordinador del Observatorio Indígena, denunció también que los pacientes se han quejado de que en los centros hospitalarios los obligan a comprar medicamentos de marcas específicas, los cuales son vendidos a altos precios en las farmacias.

Adicionalmente, identificó que a algunos médicos se les incentiva por medio de privilegios, premios, comisiones, viajes y fiestas para beneficiar la compra de estas medicinas, con el fin de favorecer a empresas ligadas a los círculos de las autoridades de Gobierno.

El presidente Otto Pérez Molina recordó que una de sus metas al iniciar su gestión era promover la salud pública mediante una declaración de emergencia nacional, sin embargo, aseguró que la falta de recursos ha imposibilitado esta tarea.

Preferencias

“Hay una red de distribución farmacéutica que busca incrementar los precios de los medicamentos en las comunidades, estamos preocupados por estas denuncias y solicitamos una investigación del Procurador de los Derechos Humanos”, subrayó Itzep.

Fernando Jarquín Pira, representante legal de Agencia Farmacéutica Internacional, S.A. (Agefinsa), es considerado uno de los principales financistas del Partido Patriota (PP) en las pasadas elecciones (aunque él niega ese señalamiento), y también ha mantenido relación con el ahora subgerente, Byron Arana, encargado del área de Prestaciones en Salud del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Hace dos semanas, el IGSS aprobó la inclusión de 90 nuevos medicamentos a su Lista Básica, la mayoría de ellos serán adquiridos en distribuidoras como J.I. Cohen, Profonsa, Prizm, Meproser y Mederi, las tres últimas propiedad de Juan Pablo Muralles Morán. La entidad Agefinsa también forma parte de ese listado de empresas beneficidas por esa entidad estatal.

En 2009, Arana integró una de las juntas calificadoras del Concurso Nacional de Ofertas de Precios o Contrato Abierto, como representante del IGSS, y admitió haber recibido regalos del Representante Legal de Agefinsa.

A esta empresa se le han adjudicado Q226 millones 386 mil 738.45 este año, mientras que el año pasado se benefició con Q407 millones 56 mil 991.64., la mayoría de contratos hechos por el IGSS.
Conflicto lingüístico

Según Iztep, este año el Ministerio de Salud incrementó a 16 las personas que hablan el idioma de la región, particularmente de Quetzaltenango, Huehuetenango y algunos municipios de Quiché. “Estamos hablando de dos intérpretes por centro aproximadamente, esto no es eficaz para atender a todas las personas que llegan, en su mayoría indígenas”, expresó el dirigente.

“Hay una red de distribución farmacéutica que busca incrementar los precios de los medicamentos en las comunidades”.
Mario Itzep, Observatorio Indígena.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20140730/pais/251666/