Seis de los siete candidatos participaron en debate sobre megaminería

Seis de los siete candidatos presidenciales participaron este martes en un debate sobre megaminería en Uruguay realizado en el Paraninfo de la UdelaR. El gran ausente fue Tabaré Vázquez (FA). Luis Lacalle Pou (PN) y Pablo Mieres (PI) se retiraron antes que terminara, indicando que tenían otros compromisos.

Organizado por el movimiento Uruguay Libre, el debate se extendió este martes desde las 18, durante dos horas y media, tiempo en el que cada precandidato explicó los motivos por los que la fuerza política a la que pertenece apoyaba o no el proyecto de megaminería de Aratirí.

Algunos fueron claros en su oposición al proyecto de minería a cielo abierto en la localidad de Valentines, e incluso sumaron a esta postura su rechazo a otros proyectos a los que catalogaron como “trasnacionales” y “extractivistas”, también relacionados a los monocultivos y a las pasteras. Entre estos rechazos estaba el del candidato por Unión Popular (UP), Gonzalo Abella; el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Rafael Fernández; y César Vega, candidato del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI).

Por su parte, el candidato nacionalista Lacalle Pou señaló que “ni el mas favorable a la minería dice que no hay daños emergentes” y detalló sus motivos de rechazo al proyecto de Aratirí: “Nos oponemos al emprendimiento porque se nos dijo que Zamin Ferrous era una empresa minera y en realidad nunca explotó una mina; segundo, porque el ingenio es netamente extractivo y no asegura fuentes de trabajo y menos aún garantiza sustentabilidad, y aquí no estamos hablando de una montaña, sino de una zona fértil; y tercero, por la incertidumbre que se ha generado: viendo el mapa de Dinamige da temor ver la cantidad de padrones que están sometidos al proyecto”. En este sentido, Lacalle Pou preguntó qué pasará con los productores de nuestro país, cuyos terrenos podrían resultar afectados por el megaemprendimiento y concluyó que hay que dar también “una discusión sobre la propiedad privada”. “El pasto es de uno, lo que está por debajo es de otros” y añadió otra metáfora: “Para incendiar pasto seco solo hace falta una brasa, pero no vamos a ser nosotros los que la soplemos”, concluyó, ocupando 14 de los 15 minutos que cada orador podía utilizar, moderados por los periodistas Miguel Nogueira y Serrano Abella.

Le siguió Vega quién cuestionó que Vázquez no haya asistido al debate: “Quién sabe por qué no vino”, espetó. Luego remarcó que la empresa que llevaría adelante Aratirí, Zamin Ferrous “cambió su domicilio legal” y la definió irónicamente como “la empresa del Partido Socialista”, ya que “Puntigliano, Tabaré Vázquez y Kreimerman, que defiende esta empresa como si fuera del gobierno, así como Alicia Torres, son todos del PS. Espero que esta no sea una empresa del PS. Lamentaria mucho que fuera así”.

El ingeniero agrónomo subrayó: “Nos van a dejar unos cráteres gigantescos, que dicen que van a tapar” después del eventual trabajo de minería a cielo abierto en el país y comentó que la propuesta de su partido era generar una “megaplantación de ajo”, para la que se necesitarían 10 mil hectáreas y generaría trabajo para 40 mil personas.

“Donde se hace megaminería, luego la tierra no se puede utilizar para hacer alimentos -continuó-. Este proyecto da apenas para diez años y termina con mucha gente enferma, sin trabajo, y un pasaje inutilizable. Nosotros tenemos proyecto distinto”, indicó.

Luego le tocaba el turno a Vázquez, quien se encontraba de campaña por la localidad canaria de Tala. Un breve silencio y algunos silbidos ocuparon los primeros segundos de la parte de oratoria que le tocaba al candidato frenteamplista.

El sorteo realizado al comienzo de la jornada indicaba que seguía el candidato colorado Pedro Bordaberry, quien marcó una posición de apoyo a los proyectos mineros ya existentes en el país y dijo que, en este caso, desde el PC “queremos ser sobre todo positivos”. “Desde el primer día dijimos que vamos a estar abiertos a que nos convenzan desde la empresa”, en referencia a Zamin Ferrous. Repasó algunos de los principales proyectos mineros que actualmente funcionan como Orosur en Monas de Corrales, así como los emprendimientos en La Paloma, en Blanquillo (donde se extrae balastro y caliza, materiales para Empalme Olmos), entre otros, como ejemplos de minería “ambientalmente amigable”, a los que distinguió de planteos de megaproyectos de minería metalífera para los que exhortó a “ser más cuidadosos”. En especial, de Aratirí cuestionó “cómo van a hacer el cerramiento”.

Luego, quiso ponerse firme señalando que el presidente José Mujica “dijo que iba a dejar tres ‘paquetes'”, pero acabó la afirmación algo dubitativo cuando enumeró: “El puerto aguas profundas, el contrato con Aratirí y no me acuerdo cual era el otro…”. Desde el público le apuntaron el tercer “paquete” que el gobierno actual le dejaría al siguuiente: “la regasificadora”. “Y cuando me acerco a los paquetes hace tic tac tic tac, pa’ mi nos va a explotar”, confesó Bordaberry. Por ello, el candidato, líder de Vamos Uruguay enfatizó: “No sé cual es el apuro que tiene Mujica de firmar el contrato con Aratirí. Este paquete no lo tiene que firmar. Tendría que dejarlo para la próxima legislatura” y finalizó recordando que de los cuatro proyectos que presentaron referidos a minería y medio ambiente (“Prohibir la minería a cielo abierto y uso de cianuro; crear el observatorio nacional rechazar el fracking y crear la figura del comisionado parlamentario para la protección del medio ambiente”, enumeró) lograron aprobar el del observatorio y señaló que esperan poder aprobar los tres restantes en el próximo periodo.

En quinto lugar habló el candidato del PT, Fernández, quien sostuvo que su partido era parte “de la movilización para enterrar a Aratirí”, proyecto que caracterizó como “podrido, corrupto y saqueador”. También destacó “el apuro” de las autoridades “para firmar el contrato” con Ferrous y, respecto al la propuesta del PT, indicó que aspiran a tener un hierro “nacionalizado” y a prohibir la megaminería a cielo abierto. “Se puede explotar hierro sin depredar el ambiente, y explotar la industria siderúrgica, siempre y cuando esté en manos nacionales”, dijo.

Enseguida fue el turno del candidato del Partido Independiente (PI), Pablo Mieres, quien fue el único de la mesa en decir a los cuatro vientos que su partido apoya la megaminería.

“La actividad minera es tan poderosa como resto de actividades”, dijo Mieres. “Se debe hacer minería responsable y sostenible manteniendo altos estándares de calidad y control”, ya que entiende que esto “genera trabajo, profesiones y desarrollo universitario”.

Mieres recordó que Uruguay ha tenido explotación minera y que, con sus ganancias, “se establecen previsiones, como la necesidad de crear un fondo intergeneracional de inversión, para no gastar lo recaudado enseguida, sino ponerlo en futuras generaciones”, dijo.

Por último, el candidato del PI resaltó: “A nosotros nos importa un corno Aratirí. Nos importa que se apruebe el contrato con el plan de cierre”, no como hasta ahora. Al terminar su turno de oratoria, Mieres fue abucheado por el auditorio.

En el séptimo y último puesto habló Abella, quien estableció que su posición era “frenar el cáncer de Aratirí” que significaba un “saqueo voraz a nuestros pueblos”, destacó la figura del fiscal Enrique Viana y remarcó que la megamineria “es inconstitucional”.

el debate, que fue transmitido en vivo por Uniradio, tuvo una gran asistencia de público y se habilitaron algunas preguntas al final.

http://www.uypress.net/uc_53222_1.html