Brasil: académicos lanzan Comité contra Criminalización de los Movimientos Sociales

Mediante la sustentación de una historia construida por la lucha por libertad y autonomía y contra el autoritarismo, y ejerciendo un gran papel de liderazgo político entre los sectores intelectuales de Brasil, marcadamente durante la dictadura civil y militar del país (1964-1985), la Pontificia Universidad Católica de San Pablo (PUC-SP) estaría pasando, en los últimos años, por una fuerte crisis ideológica, estrechando puertas para el debate político y su tradicional postura propositiva. Para discutir y contraponerse a ese camino, la Asociación de Profesores de la PUC-SP (APROPUC) lanza este jueves, 21 de agosto, el Comité Contra la Criminalización de los Movimientos Sociales.

Durante el lanzamiento, el Día Nacional de lucha Contra la Criminalización de los Movimientos Sociales, se realiza un acto público organizado por estudiantes, profesores y funcionarios de la universidad, que contará con la participación de sindicatos, movimientos, pastorales y grupos políticos. El Comité pretende articular la lucha contra la represión y en defensa de las libertades democráticas dentro y fuera de la universidad.

Recientemente, el Rectorado de la PUC-SP abrió un proceso administrativo contra tres profesores titulares del curso de Filosofía —Peter Pál Pelbart, Yolanda Gloria Muñoz y Jonnefer Barbosa—, por haber supuestamente invitado al dramaturgo José Celso Martínez a una presentación artística durante una huelga realizada en la universidad, en noviembre de 2012. En esa ocasión, el director de teatro, líder del Teatro Taller y conocido por protagonizar escenificaciones orgiásticas y antropofágicas de fuerte carácter provocador a los patrones conservadores, realizó una presentación en el lugar.

La performance protagonizada por Zé Celso, que es ex alumno de la PUC-SP, ocurrió en el Patio de la Cruz, lugar simbólico del espacio académico, y se utilizó un muñeco de tres metros de altura que representaba a un sacerdote. Al sacerdote, que decía “querer a la PUC”, se le mutilaron partes del cuerpo hasta perder la cabeza. Fue representado muriendo y escuchando la siguiente frase: “Usted tampoco puede querer tener todo. Mucho menos la PUC”. La puesta en escena reunió a cerca de 200 personas en el lugar y generó repercusión nacional.

La rectora de la universidad, profesora Anna Cintra, también fue citada por el artista, que inició el espectáculo con frases provocativas como “¡Fuera Anna Cintra!”. La comunidad académica protestaba en contra de la decisión de la Iglesia Católica, representada por el cardenal arzobispo Don Odilo Scherer, que eligió a Cintra para el Rectorado de la Universidad Católica. Ella era la tercera en el orden y su elección rompió la tradición de la PUC-SP de elegir al primero de la lista consultada, provocando una huelga estudiantil que consideraba ilegítima la elección y pedía que Cintra renunciara al cargo.

Reacción logró retroceso del Rectorado

El último 14 de agosto, el Rectorado acabó retrocediendo a la investigación de los profesores, después de una intensa reacción y movilización de la comunidad académica y demás sectores intelectuales, archivando el caso. Dos petitorios circularon por Internet, reuniendo adhesiones de intelectuales de Brasil y otras partes del mundo en solidaridad con los docentes. Uno de los documentos fue encabezado por estudiantes de la PUC-SP y otro por estudiosos y políticos, como el gobernador de Río Grande do Sul, Tarso Genro, los filósofos Marilena Chauí y Antonio Negri, el antropólogo Eduardo Viveiros de Castro, el músico José Miguel Wisnik y la psicoanalista María Rita Khel.

El estudiante de la PUC-SP Murilo Magalhães, miembro del Centro académico del curso y del Comité, recuerda que la universidad fue la primera institución de enseñanza brasilera en realizar elecciones directas para la elección de su rector, a comienzos de los años 80, eligiendo, por voto directo de los estudiantes, a la profesora Nadir Kfouri, además de recibir a profesores involucrados en las luchas sociales, despedidos de universidades públicas durante el Régimen Militar, como el pedagogo Paulo Freire.

“Hoy, no toma el mismo rumbo. Pasa por una crisis financiera y promueve la mercantilización de la enseñanza. Pero existe aquí dentro un movimiento estudiantil y de profesores que resiste a ese proyecto”, afirma Magalhães, en entrevista con Adital. “En este momento, es fundamental unificar todo el movimiento social. Lo que hace el Rectorado en la PUC es lo mismo que hace el Estado con las protestas de calle: responde con represión”, evalúa el estudiante.

Presencias confirmadas

Están confirmadas para el acto público las siguientes presencias: Sindicato de Trabajadores del Metro de San Pablo, Sindicato de Abogados de San Pablo, Comisión Estadual de la Verdad SP, Asociación de Profesores de la PUC-SP, Centros académicos de la PUC-SP, directorio Central de los Estudiantes de la USP (DCE-Libre de la USP), Pastoral Obrera, Pastoral Fe, Política, Comisión de Paz y Justicia, y el grupo Abogados Activistas. También fueron invitados intelectuales, artistas y otros movimientos. Además, el acto está abierto a la participación de la población.

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=82085