Costa Rica: por desacuerdo con la oposición, presidente cancela informe de primeros cien días

La falta de un acuerdo con los diputados de oposición sobre el tiempo y la metodología para discutir el informe de los 100 días, tiró por la borda la intención del Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, de rendir el informe ante la Asamblea Legislativa.

Las diferencias entre el tiempo para la presentación del Informe provocaron que los diputados no se pusieran de acuerdo respecto a la metodología de la cita presidencial, por lo que el mandatario Solís optó por cancelar la visita a Cuesta de Moras del jueves próximo.

“El rechazo de hoy (lunes) a las propuestas para lograr, por primera vez en la historia de Costa Rica, que el Presidente de la República brindara ante la Asamblea Legislativa un informe de sus primeros 100 días es un hecho lamentable”, aseguró Solís cuando confirmó que ya no habría audiencia en el plenario.

La moción inicial, enviada por Casa Presidencial proponía darle al presidente una hora para presentar su informe, pero varios diputados como los de la bancada completa de Liberación Nacional (PLN) y los evangélicos Fabricio Alvarado y Mario Redondo, votaron en contra para pedir tan solo 40 minutos de exposición, lo que botó la propuesta y se trajo abajo la presentación del informe ante el Primer Poder de la República.

Seguida a esta propuesta el PLN presentó otra moción para que Solís se hiciera presente desde las 7:45 am y hasta las 1:30 de la tarde, pero esta moción tampoco fue aprobada y no se logró llegar a un acuerdo sobre el tema.

El presidente del Congreso, Henry Mora, aseguró al terminar la sesión que si para este martes no había acuerdo al respecto, Casa Presidencial cambiaría el lugar de la presentación del informe, pero según parece, Zapote adelantó la medida.

“El Parlamento pierde una oportunidad para remozarse y convertirse en una casa de construcción de acuerdos, que necesariamente pasan por el reconocimiento de déficits y fortalezas de la Administración Pública”, enfatizó el presidente Solís al indicar que los diputados interpretan este gesto como un acto político más, sin percatarse de la relevancia del hecho.

Este informe, según Casa Presidencial, será sobre todo el que marcará el rumbo que la Administración comenzó el 8 de mayo anterior, y cuyos resultados se verán concretados en los próximos tres años y nueve meses.

Semanas atrás se había planteado que el Presidente rindiera su informe el 27 de agosto próximo y el PLN rechazó la propuesta solicitando su presencia este lunes para terminar en un acuerdo respecto al jueves 21 que dejó sin definir la hora final, detalle que terminó por ser el que definió el cierre negativo del asunto.

Ahora lo que sigue, según anunció Presidencia, es que se plantee la alternativa para presentar el informe a la ciudadanía, a los sectores sociales, empresariales, productivos y de la economía social que empezaría a partir de redes sociales, pero cuyos detalles se ampliarán después del Consejo de Gobierno de este martes 19.

http://www.elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/94561