Elecciones y recursos naturales – Diario La época, Bolivia

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

En las elecciones del 12 de octubre, tal como era previsible, estará en disputa no solo la titularidad del gobierno sino el destino de los recursos naturales. La población deberá decidir si quiere que los excedentes generados por la industria de los hidrocarburos se quede para beneficio de los bolivianos y las bolivianas, o si más bien retorna a los períodos de la apropiación privada.

El carácter de la disputa ha quedado claro en las últimas semanas cuando el candidato por Unidad Demócrata (UD), el empresario Samuel Doria Medina, ha propuesto, en un juego bastante absurdo de palabras, que profundizará la nacionalización y que la distribución de los excedentes será al 50% con las empresas extranjeras.

Esto significa que de la actual distribución (87% para el Estado y 13% para las empresas extranjeras), Bolivia percibirá menos ingresos. Vaya forma poco ortodoxa de profundizar la nacionalización. Y todo en base a los cálculos de un ex ministro de Hidrocarburos bastante neoliberal en el gobierno de Eduardo Rodríguez Veltzé.

En la misma dirección está la propuesta del ex adenista, ex podemista y ahora candidato por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jorge Tuto Quiroga, quien propone que el empresariado sea el eje del modelo económico. Eso, que no tiene la valentía de decir, se llama privatización.

Pero privatizar los recursos generales y los hidrocarburos en general es también privatizar el estado. Es tener menos ingresos para distribuir en la población y por tanto cambiar la naturaleza del Estado.

Por consiguiente, el 12 de octubre el electorado tendrá que decidir su voto entre la alternativa de profundizar un modelo de economía plural con liderazgo estatal que ha obtenido resultados exitosos en los últimos nueve años y la de retornar a un modelo de solo protagonismo privado que es el que fracasó en dos décadas de neoliberalismo (1985 y 2005). El primer modelo lo lleva adelante Evo Morales, quien va por su tercer mandato (uno con el viejo estado y la reelección bajo el Estado Plurinacional).

http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=3813