Ernesto Samper, futuro secretario general de la Unasur: “Lo de Uribe es ceguera política”

El expresidente Ernesto Samper Pizano, ahora secretario general de Unasur (Unión de naciones suraremericanas), considera inexplicable e insólita la inasistencia del expresidente Uribe y su bancada en la posesión del segundo mandato del presidente Santos.

“Desde los años 60 en que existía una oposición radical y feroz no se veían unos actos que en el fondo lo que están revelando es una gran ceguera política. Una cosa es el escenario de la democracia, del país, de la Nación, de defender los principios fundamentales en los cuales estamos todos, y otra son las posiciones partidistas que no tienen que llegar a estos extremos”, considera el exmandatario.

¿Tendrá tanta fuerza el uribismo para frentar la rueda de la paz?

Para nada, no creo sinceramente. El uribismo podría adoptar una actitud constructiva y sería muy útil en el examen de las leyes que estarán seguramente sometidas al Congreso el año entrante, como la ley estatutaria de justicia, la ley estatutaria de verdad, las leyes que desarrollan el marco de la paz. Serán muy importantes los aportes que pueda hacer el uribismo, pero en una posición constructiva sería muy útil.

Sería lamentable que su posición fuera simplemente de atravesarse como una piedra en estos acuerdos. Colombia no creía en la paz hace cuatro años, pero hoy día sabemos que hay una oportunidad clara de dar un paso hacia el final del conflicto armado.

¿Hay ambigüedad cuando el presidente Santos habla con optimismo sobre la paz pero amenaza a la guerrilla con frenar el proceso?

Cuando ya se llega al final del proceso que es cuando se van a definir las cosas grandes como el desarme, la desmovilización, en ese momento cada parte trata de mostrar su fortaleza para obtener lo mejor en la mesa, y eso hace que esté seguramente el Presidente advirtiendo o tratando de disminuir el riesgo que tendría para el proceso el que las FARC en esta última etapa quemen sus últimos cartuchos y le hagan daño a la población civil.

Lo veo como un anuncio de precaución, que me parece legítimo y válido.

¿Tiene usted conocimiento de por qué no vino el presidente de Venezuela?

Entiendo que hubo unas circunstancias relacionadas con el tema de la sequía y los problemas del “niño” como los que estamos confrontando nosotros. Por lo demás no hay que olvidar que hace ocho días estuvo aquí el presidente Maduro en la ciudad de Cartagena y tuvieron una larga agenda bilateral de casi 12 horas con el Presidente Santos y con todos sus ministros.

¿Cuál es el papel suyo y de Unasur en este proceso de paz en Colombia?

Lo que quieran afirmar los voceros y los negociadores que están sentados en la mesa de La Habana. En estos procesos de negociación bilateral la legitimidad la dan los acuerdos, de tal manera que si en los acuerdos que se hagan en La Habana se considera que la Unasur puede llegar a ser una parte importante en el desarrollo de algunos compromisos posteriores a los acuerdos de paz y que tengan que ver con el postconflicto, por supuesto que la Unasur estará muy dispuesta a examinarlas y a ponerlas en marcha.

¿Mientras llega la paz, cómo le va al país en la economía y en otros campos de la vida nacional?

El tema de la economía va bien dentro de sus dificultades, estamos creciendo por encima de los niveles proyectados de crecimiento de América Latina, tenemos una tasa de inflación que nunca habíamos visto en el país, el desempleo ya está en un dígito.

Yo creo que el Presidente está haciendo bien su tarea en el tema económico, y está haciendo bien su tarea por lo que se vio ayer en el tema internacional. La presencia de 12 Jefes de Estado, de 128 delegaciones cuando hace cuatro años prácticamente el país estaba aislado, es un reflejo que él ha hecho bien su tarea en términos internacionales.

¿Cómo vio que el Presidente no hubiera mencionado en ningún momento al saliente vicepresidente Angelino Garzón?

Supongo que por las mismas razones por las que no mencionó a muchos.

¿Qué espera de la integración definitiva del gabinete ministerial?

Estamos chiviados. Lo único que yo puedo decir es que no veo que el Presidente quiera cambiar todo el gabinete. Seguirá trabajando con los que han funcionado.

Dicen que usted ha resucitado políticamente….

Pues a mí en la casa me llaman Lázaro, ¿será por eso?

(Risas)

http://www.todelar.com/Portal/index.php/la-tombola/item/3300-lo-de-uribe-es-ceguera-politica-ernesto-samper