La OEA insta a Haití a celebrar cuanto antes las postergadas elecciones

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) insto hoy a los tres poderes del Estado de Haití a convocar antes de finales de año elecciones legislativas y municipales, que han sido aplazadas durante años.

El consejo aprobó una declaración en la que pide que cumplan con el acuerdo alcanzado en marzo pasado, bajo la mediación de la Iglesia católica, conocido como el “Acuerdo del Rancho”, para la celebración de las elecciones municipales y parciales del Parlamento (bicameral), que deberían celebrarse el próximo 26 de octubre.

La presidenta del Consejo Permanente y representante de Santa Lucía ante la OEA, Sonia Johnny, señaló que esta declaración apoya “los esfuerzos de un Estado miembro para que se puedan realizar las elecciones, en concordancia con el mandato de su Constitución y de otros acuerdos”.

Los poderes Ejecutivo y Legislativo haitianos mantienen sus diferencias sobre la conformación del Consejo Electoral Provisional, encargado de organizar las elecciones legislativas y locales parciales, así como diferendos sobre la ley electoral.

El representante permanente de Haití, Edmond Bocchit, describió como “un paso en buen camino” el “Acuerdo del Rancho”, pero dijo que “desafortunadamente este acuerdo enfrenta hoy grandes dificultades” y pidió apoyo a la OEA “porque sabemos que el bienestar de la democracia de Haití tiene que ser una prioridad para la región”.

Las elecciones senatoriales se han retrasado desde 2011, los mandatos de un tercio de los senadores expiraron en mayo de 2012, dejando el Senado con sólo dos tercios de sus miembros, y también las elecciones locales y municipales debieron celebrarse en 2010.

Además, en enero de 2015, vencerá la legislatura de un segundo tercio de los senadores y de la Cámara de Diputados, por lo que si las elecciones no se celebran a finales de 2014, el Parlamento podría colapsar el próximo año.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, advirtió del alcance e impacto de la situación en Haití y opinó que al no realizarse las elecciones, tal como estaba previsto en el acuerdo, “el primero de enero del 2015 el país se quedaría sin Senado y dejaría de contar con una institución constitucional”.

Insulza afirmó que la OEA “está preparada para apoyar el proceso democrático en Haití, en especial las elecciones, de conformidad con la Constitución y con las leyes de ese país”.

En este sentido, señaló que continuará acompañando el proceso político por medio de visitas de alto nivel, la presencia de una oficina de la OEA y los trabajos del Grupo de Amigos de Haití en Washington DC.

“Esperamos que todas las partes interesadas en el proceso político continúen trabajando juntos para crear las mejores condiciones para la estabilidad, el crecimiento y la seguridad” en el país.

Insulza deseo que el diálogo que se inició a principios de año “continúe y que se integren a él todos aquellos que aún no participan”, ya que consideró que es la mejor instancia para manifestar las inquietudes y necesidades.

La resolución adoptada sostiene que “todas las partes cumplan a cabalidad sus compromisos políticos y obligaciones legales y constitucionales, para facilitar la rápida organización de las elecciones necesarias para la renovación de los mandatos de las autoridades legislativas y municipales”.

Además, insta a todos los poderes del Estado a “continuar el diálogo con el fin de cumplir, de manera urgente, sus obligaciones consagradas en la Constitución y en el Acuerdo de El Rancho con el propósito de asegurar que se lleven a cabo elecciones en 2014”.

En junio pasado, la ONU y los países miembros del llamado “Core Group” instaron a los actores políticos de Haití a tomar “rápidamente” las decisiones necesarias para garantizar que las elecciones se puedan celebrar en la fecha fijada.

http://www.diariolibre.com/internacionales/2014/08/28/i765891_oea-insta-hait-celebrar-cuanto-antes-elecciones.html

La loi électorale n’est pas un instrument de négociation politique, selon Desras

Un sénateur proche de l’Exécutif, Wencesclas Lambert, pose un ultimatum de 15 jours au Groupe des 6 sénateurs de l’opposition pour faciliter le vote des amendements à la loi électorale, sinon le parlementaire, membre du Groupe des 5, menace de démissionner.

Selon M. Lambert, la démission en bloc des 5 sénateurs servira à donner plus de moyens au président Martelly pour l’organisation des élections. A l’expiration de cet ultimatum, si rien n’est fait, le pays connaîtra une manifestation politique, clame le sénateur du Sud-est qui croit qu’après les nombreuses concessions faites par Michel Martelly, c’est au tour du sénat d’en consentir pour désamorcer la crise.

Pour sa part, le sénateur François Lucas St-Vil, pourtant proche de l’Exécutif, revendique son droit d’achever le mandat qui lui a été confié. Le parlementaire se dit prêt à prendre toutes les décisions nécessaires à l’exception de celle de démissionner.

Cette démission en bloc, annoncée par Edwin Zenny et Wencesclas Lambert, est un projet du chef de l’Etat qui veut diriger par décret, selon François Anick Joseph. En outre, l’élu de l’Artibonite croit que l’abdication des parlementaires aura été un acte bien rémunéré. Les sénateurs du Groupe des 5 auraient déjà négocié le prix de leur prochaine démission, rapporte François Anick Joseph.

De son côté, le président du sénat demande aux prochains démissionnaires de se ressaisir. Par ailleurs, Simon Dieuseul Desras appelle le Groupe des 6 sénateurs à ne pas utiliser la loi électorale comme un instrument de négociation politique. Le président du sénat croit qu’il est encore possible d’organiser des élections. Le principe selon lequel le document électoral doit être disponible environ cinq à six mois avant la date des élections est un faux problème, selon M. Desras.

http://www.signalfmhaiti.com/articles/categorie/2012-02-08-01-56-38/2033-la-loi-electorale-n-est-pas-un-instrument-de-negociation-politique-selon-desras.html