México: industriales del azúcar repudian el arancel anunciado por EEUU

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera (CNIAA), Juan Cortina Gallardo, señaló que este gremio rechaza el arancel que le impuso el gobierno de Estados Unidos por la presunta existencia de subsidios del gobierno mexicano, y dijo que la industria espera un acuerdo de suspensión a más tardar en octubre, antes de que el gobierno estadunidense resuelva si les impone o no un arancel antidumping.

Explicó que con el anuncio del arancel se abre el proceso de negociación formal entre gobiernos para aclarar el caso, fijar el volumen de azúcar mexicana que sí podrá entrar a Estados Unidos, retirar el arancel por subsidios y evitar otro por dumping. En la negociación los empresarios estarán en el llamado “cuarto de junto”.

Se trata de aranceles preliminares por subsidios al azúcar mexicana de 2.99 hasta 17.01 por ciento.

El dirigente advirtió que si en octubre no hay acuerdos de suspensión, el caso se prolongará hasta abril de 2015 cuando resolverá la Corte Internacional de Comercio. Esto pondrá en grave situación a la industria mexicana, porque no podrá llevar al mercado estadunidense el millón 300 mil toneladas que venía entregando al año, y el millón 600 mil toneladas que requerirán para el año próximo en diversas industrias como la chocolatera y de lácteos, entre otras.

Cortina Gallardo afirmó que si el conflicto llega a ese extremo los ingenios requerirán financiamiento, los precios estarán presionados, así como el pago a cañeros, y podrían pedir que se limite el acceso de fructosa proveniente de Estados Unidos.

Aseguró que los azucareros mexicanos no reciben subsidios ni introdujeron más azúcar a Estados Unidos este año, y tampoco cometieron dumping, pero para mantener el delicado equilibrio del mercado la industria nacional estaría “claudicando de manera consciente a la cantidad de azúcar que se deba mandar para no colapsar el precio, que no surjan presiones sociales en México”.

La resolución del gobierno estadunidense responde a dos demandas que interpuso en marzo la industria azucarera de ese país en contra de la mexicana, una por subsidios y otra porque los mexicanos habrían vendido el edulcorante a precio más bajo, por lo que habrían incurrido en dumping.

El empresario explicó que la resolución sobre la demanda de dumping tendrá que darse a finales de octubre y podría derivar en otro arancel o cuota compensatoria para el producto mexicano. Sin embargo, esos dos meses que faltan “son una muestra de interés” del gobierno estadunidense para llegar a un acuerdo de suspensión, ya que la decisión debería haberse tomado en septiembre.

Aseguró que los mexicanos no han propiciado el desequilibrio del mercado y además tienen el apoyo de industrias de Estados Unidos que requieren azúcar mexicana como la chocolatera y láctea, entre otras. De acuerdo con reportes del Departamento de Comercio y Agricultura de ese país, esas industrias requerirán en 2015 alrededor de un millón 600 mil toneladas de azúcar.

Juan Cortina Gallardo sostuvo que el gobierno mexicano tiene elementos suficientes y sólidos para defender el caso. Puntualizó que en México no se puede hablar de subsidios a la industria, a pesar de que los estadunidenses quieran argumentar que tal vez en alguno de los 18 años investigados obtuvieron financiamientos a tasas preferenciales, o que hubo algún apoyo a los cañeros.

En contraste, sostuvo, el gobierno de Estados Unidos sí subsidia a sus productores a través de la Farm Bill, que aportará al menos 500 mil millones de dólares en los próximos cinco años.

Se afecta el “delicado balance” de los mercados

El gobierno mexicano lamentó “profundamente” la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos de imponer cuotas compensatorias contra las exportaciones mexicanas de azúcar, y consideró la medida como “un retroceso” en la integración “y delicado balance” de los mercados de edulctorantes de los dos países lograda a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En Sacramento, California, donde acompaña al presidente Enrique Peña Nieto en su gira de trabajo de dos días, el secretario de Economía Ildefonso Guajardo declaró: “Lamentamos profundamente que haya iniciado este proceso”. Añadió que el porcentaje anunciado es menor al que generalmente se aplica, y subrayó que se trata de algo preliminar sujeto todavía a ratificación.

La Secretaría de Economía fijó la posición del gobierno mexicano y consideró que la acusación de subsidios a la producción de azúcar “carece de méritos”. Estimó que las acciones adoptadas por el gobierno estadunidense, “derivadas de las demandas que injustificadamente inició la industria azucarera” de ese país en marzo, “podrían afectar a las familias mexicanas que contribuyen en esta actividad, así como a los usuarios de azúcar en Estados Unidos que dependen de la proveeduría mexicana”.

“En este periodo vamos a ver que diálogo nos conduzca a una solución”, ya que existen elementos legales para aplicar antes de la determinación, afirmó el secretario.

La idea, insistió el funcionario, es llegar a un acuerdo antes de un pleito. “Nosotros seguimos apoyando la industria para llegar a una resolución, para demostrar la invalidez de esta medida”, sostuvo.

Ante la acción y los riesgos que de la controversia derivan, la Secretaría de Economía dijo: “El gobierno de México sostiene que la investigación carece de méritos, y reitera que existen vías mucho más propicias y colaborativas para superar las diferencias que pudieran surgir en el mercado de edulcorantes en Norteamérica. Por lo anterior, ante esta determinación preliminar del Departamento de Comercio de Estados Unidos, el gobierno de México continuará el diálogo con las autoridades estadunidenses para explorar un eventual acuerdo que asegure el acceso del producto mexicano.

“En paralelo, el gobierno de México seguirá apoyando en forma activa y decidida la defensa del caso, de la mano con la industria mexicana, y agotará las instancias legales a su alcance para proteger los intereses de México en el marco del TLCAN y de la Organización Mundial de Comercio”, dijo la dependencia.

http://www.jornada.unam.mx/2014/08/27/economia/027n1eco