Aprueban el matrimonio igualitario en el estado de Coahuila

“El matrimonio es la unión libre de dos personas sin importar su sexo”, resolvió el Congreso de Coahuila al eliminar del Código Civil estatal un candado que reservaba ese derecho a la pareja integrada por hombre y mujer, por lo que las parejas homosexuales podrán tramitar su unión ante el Registro Civil.

Se prevé que la reforma entre en vigor en una semana y a partir de ahí “como pareja tendrán derecho a todos los beneficios civiles que significa el matrimonio”, expresó el diputado Ricardo López Campos, coordinador de las comisiones de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia.

La iniciativa presentada por el diputado Samuel Acevedo del partido estatal Social Demócrata se aprobó en sesión plenaria con 19 votos del PRI y diferentes partidos locales; dos legisladores del PAN y uno de Unidad Democrática (estatal) sufragaron en contra.

En México, sólo el Distrito Federal y ahora Coahuila permiten el matrimonio entre homosexuales. En el caso de Coahuila se pretende “poner fin a las restricciones y limitaciones que la ley impone a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual, lo cual constituye una violación constitucional e internacional”, refiere la exposición de motivos.

“El matrimonio es la unión libre y con el pleno consentimiento de dos personas, que tiene como objeto realizar la comunidad de vida en donde ambas se procuran respeto, igualdad y ayuda mutua, y toman de manera libre, responsable, voluntaria e informada las decisiones reproductivas que se ajustan a su proyecto de vida, incluida la posibilidad de procrear o adoptar”, menciona el artículo 253 del Código Civil.

El 11 de febrero pasado, el legislativo estatal modificó el Código Civil para permitir la adopción a las parejas unidas por medio del Pacto Civil de Solidaridad, figura a la que se pueden sujetar parejas homosexuales o heterosexuales.

“Abrir el matrimonio a las parejas homosexuales tiene que ver con la garantía de todos los coahuilenes a una amplia cobertura de sus derechos y reconocer las uniones matrimoniales de personas del mismo sexo y los derechos inherentes al matrimonio tiene que ver con ello”, dijo el diputado Samuel Acevedo.

Agregó que como respaldo a su propuesta está el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación respecto a la validez de la reforma a la legislación civil del Distrito Federal que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y considera también la posibilidad de adopción.

En el caso de Coahuila, añadió, “desde el 12 de enero de 2007 está vigente la figura del Pacto Civil de Solidaridad, que regula y reconoce los derechos de las personas que no eligen o no pueden optar por el matrimonio, incluyendo parejas homosexuales; sin embargo el pacto no es un matrimonio y no produce los mismos efectos jurídicos, ni protege los mismos bienes jurídicos”.

Las parejas homosexuales que se casen “podrán de manera libre, responsable, voluntaria e informada tomar las decisiones reproductivas que se ajustan a su proyecto de vida, incluida la posibilidad de procrear o adoptar, con lo cual se reconoce a las parejas homoparentales el derecho consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de recibir la protección de la ley sobre la organización y el desarrollo de la familia”, especifica el decreto que se aprobó.

En tanto, la oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), felicitó al congreso de Coahuila, por la iniciativa aprobada. El organismo instó a la Federación y al resto de los estados de México a reconocer este derecho y de esta forma avanzar en hacer efectivas las libertades de todas las personas.

La Jornada, México